Inicio » Centro de Documentación » Análisis » Balanza disponibilidad – consumo de productos agropecuarios

Balanza disponibilidad – consumo de productos agropecuarios

BOLETÍN MENSUAL SIAP-SADER. ABRIL 2019.

ARROZ PULIDO. Al cierre del ciclo 2018/2019, se estima que la disponibilidad nacional de arroz pulido sea 8.4% menor respecto del ciclo previo, lo que significaría 91 mil toneladas menos. Resultado de un incremento de dos mil toneladas (1.1%) en la producción nacional y una reducción de 65 mil toneladas (8.4%) en las importaciones, por lo que se estima que la tasa de autosuficiencia pase de 20.8 a 21.0 por ciento.

Por el lado de la demanda, se proyecta que el consumo humano, se reduzca 0.6%, mientras que el componente autoconsumo se mantendrá en cinco mil toneladas; que las exportaciones se contraigan 65.7%, lo que representa 67 mil toneladas menos que en el ciclo 2017/18. Al igual que otros productos agroalimentarios, la expectativa de caída en las exportaciones de arroz pulido se sustenta en la disminución de las compras por parte de Venezuela; entre octubre de 2018 y marzo de 2019 este país representó 93% del total de las ventas al exterior, pero éstas se redujeron 40.2% frente a los mismos meses del periodo precedente.

Se espera que el inventario final se reduzca 19.2%, alrededor de 80 mil toneladas que representa 0.9 meses de consumo humano y autoconsumo.

Para marzo de 2019, los precios al productor y al mayoreo presentan alzas interanuales, mientras que los precios al consumidor muestran una ligera disminución. En el medio rural el precio pasó de 4.32 a 4.57 pesos por kilogramo, lo que significó un incremento de 4.1%. El precio al mayoreo del arroz pulido Morelos, el que más se incrementó, pasó de 22.94 a 34.25 pesos por kilogramo, con un alza de 49.3%; el precio al mayoreo de variedad sin especificar se incrementó 10.22% y al consumidor disminuyó 1.7%.

MAÍZ BLANCO

Se estima que para el ciclo 2018/2019, la oferta disponible se reduzca 379 mil toneladas, resultado de una disminución en dos de sus componentes: la producción nacional y las importaciones, que se contraerán 2.7 y 9.1%, respectivamente. El único componente que crecerá con respecto al ciclo previo, es el inventario inicial, que alcanzará dos millones 485 mil toneladas, el más alto que se ha registrado durante los últimos siete ciclos.

Si bien la expectativa de la producción se mantiene negativa, ésta mejoró con respecto al avance de cosechas de febrero, pasó de una caída de 3.3 a una de 2.7%. El avance del ciclo otoño invierno (OI) a marzo de 2019, con 5.4% de superficie cosechada, arroja un incremento en la producción de 10 mil 357 toneladas, frente a lo obtenido en mismo periodo del OI 2017/2018.

Se espera que la tasa de autosuficiencia sea de 99.6%, considerada por la FAO como la relación de la producción respecto de la disponibilidad.

Desde la demanda, se espera que el componente consumo humano contando el autoconsumo que constituye 72.3%, se incremente 0.2% y que el consumo pecuario crezca 3.0%, en tanto se estima que las exportaciones decrezcan 6.5 por ciento.

Entre octubre de 2018 y marzo de 2019, las exportaciones se han contraído 34 mil 655 toneladas respecto del mismo periodo 2017/2018, la causa principal es la disminución de las compras por parte de Venezuela, principal destino de venta del producto mexicano, si bien sigue constituyendo más de 80% del total de las exportaciones; para el mismo periodo éstas disminuyeron 63.1%, incluso en marzo de 2019 no se reportó ninguna operación de compra de este país.

En marzo de 2019, el precio pagado al productor de maíz blanco promedió 3 mil 970 pesos por tonelada, lo que significó un alza interanual de 8.5%, por su parte, el precio al consumidor se incrementó 4.1 por ciento.

FRIJOL

Condiciones de abasto. La expectativa de oferta total de frijol para este ciclo de mercado (oct18/sep19), con datos de producción a marzo, es de 1 millón 594 mil de toneladas; esto representa una disminución de 0.5% respecto del ciclo anterior, el cual se explica por la disminución tanto en las importaciones como en la producción nacional, que fueron de 39.5% y 6.9%, respectivamente.

En el año agrícola 2018, el frijol ocupó la segunda posición en importancia por superficie sembrada, 1.67 millones de hectáreas, sólo detrás del maíz. La producción generada en el ciclo primavera-verano (PV) representó 71.6% y el restante 28.4% se obtuvo en el ciclo otoño- invierno (OI). Durante el ciclo PV el mayor volumen de producción fue de temporal (85.5%) y el resto bajo el esquema de riego (14.5%). Para el ciclo OI el riego fue privilegiado con 69.5%, mientras que el temporal representó 30.5 por ciento.

Se prevé que la producción disminuya 0.5%, respecto del año anterior. Las importaciones decrecerán 39.5%; en el mismo sentido estarán las exportaciones que caerán 9 mil toneladas, lo que representa una disminución de 18.8%; lo que se explica principalmente, por el aumento en los inventarios y las fluctuaciones en el tipo de cambio, que inhibe las importaciones y por el descenso en las compras por parte Venezuela.

Respecto del consumo humano se estima que aumente 5.1% en comparación con el año anterior, sosteniendo la demanda por arriba del millón 250 mil de toneladas. Resultado de la disminución de la superficie sembrada, se espera que la solicitud de semillas baje 10.6% y las mermas se reduzcan 5.8%.

TRIGO CRISTALINO

Para el cierre del ciclo 2018/19, que está por finalizar, se prevé que la oferta de trigo cristalino alcance 2 millones 012 mil toneladas, lo que representa 322 mil toneladas menos respecto del ciclo 2017/18 y un decremento anual de 13.8%. A pesar de que se prevé una reducción en la producción nacional y en las importaciones de 499 mil y 34 mil toneladas, respectivamente, se espera que la tasa de autosuficiencia llegue a 170.1 por ciento.

Por el lado de la demanda, se estima que el consumo humano crecerá 4.9%, mientras que las exportaciones y el consumo pecuario se reducirán 10.5 y 64.0%.

La expectativa de disponibilidad nacional para el ciclo 2019/20, es de 2 millones 028 mil toneladas, 0.8% más que en el ciclo 2018/19; se espera que este aumento sea resultado directo de un crecimiento de 3.6% en la producción nacional, ya que las importaciones tenderán a cero y el inventario inicial, si bien se estima represente 5.2 meses del consumo humano y pecuario esperado, es 32 mil toneladas menor al ciclo previo.

Se estima que la tasa de autosuficiencia se incremente a 185.3%, lo que expresa excedentes significativos de exportación, ante ello, se prevé que las exportaciones se incrementen 14.5%. En 2018, las ventas del grano se orientaron a dos mercados principales: Venezuela, que constituyó el 52.9%, y Argelia, que participó con 31.1%; destaca que por primera vez desde 2013, se exportaron 54 mil toneladas a Suiza, que representaron 6.4% del total del volumen exportado.

En febrero de 2019, el precio medio rural fue el que más se incrementó, pasó de 3.71 a 4.25 pesos por kilogramo, lo que significó un alza de 14.6% respecto de febrero de 2018. El precio promedio al mayoreo y al consumidor aumentó 7.3 y 14.2%, respectivamente.

TRIGO PANIFICABLE

Con el ciclo comercial 2018/2019 concluido, la cifra preliminar de la oferta disponible de trigo panificable fue de 7 millones 158 mil toneladas; 191 mil toneladas (2.6%) menos que en el ciclo previo. Mientras la producción se redujo 4.2%, las importaciones crecieron 0.3%, lo que arrojó una tasa de autosuficiencia de 22.3%; 3.5 punto porcentuales menor a la reportada en el ciclo anterior.

La tendencia de los ciclos previos se mantuvo, para cubrir sus necesidades de abasto, México importó 8 de cada 10 toneladas de trigo panificable. Entre abril de 2018 y marzo de 2019, las importaciones mexicanas provenientes de Estados Unidos se redujeron 8.4%, aunque se mantuvo como principal proveedor, éste disminuyó su participación de 65.8 a 60.1%; las compras de origen canadiense se incrementaron 7.3% y representaron 18.7% del total de las importaciones mexicanas. El comportamiento de las compras procedentes de Rusia destacó de manera considerable, ya que para el mismo periodo, se incrementaron 52.9% y pasaron de constituir 11.4% en el ciclo 2017/2018 a representar 17.4% en el ciclo 2018/2019.

Con menos del 1% de superficie cosechada y ya con la plena implementación del precio de garantía de 5 mil 790 pesos por tonelada, se espera que para el ciclo de mercado 2019/2020, la producción se incremente 22.2% y las importaciones 0.3%, lo que representará un incremento en la tasa de autosuficiencia de 16.1%, llegando a 25.9 por ciento

El precio al productor de trigo panificable, en marzo de 2019, fue 7.4% mayor respecto del mismo mes de 2018; pasó de 3 mil 500 pesos en 2018 a 3 mil 760 pesos por tonelada en 2019. Los precios al mayoreo y al consumidor (harina de trigo) se incrementaron 1.8 y 28.0%, respectivamente.

LECHE DE BOVINO

Para el cierre de 2019, se estima que la oferta disponible de leche de bovino ascienda a 16 mil 396 millones de litros, lo que representa un incremento de 1.7% y 267 millones de litros más respecto de 2018. La expectativa, en abril de 2019, es que la producción anual se incremente 2.3% y las importaciones se reduzcan 0.1%. Ello es consistente con lo reportado en el avance mensual de producción de leche de bovino, que indica un crecimiento de 2.1% durante el primer trimestre de 2019. En tanto, entre enero y marzo de 2019, las importaciones de leche de bovino se redujeron 11.9%.

Por el lado de la demanda, se pronostica que el consumo nacional aparente se incremente 5.9%, hasta alcanzar 16 mil 186 millones de litros al cierre del año. La expectativa anual de las exportaciones, con cifras del mes de abril, se redujo aún más que la de marzo, se prevé que éstas pasen de 841 a 210 millones de litros, una reducción de 75% frente al cierre de 2018.

Durante el primer trimestre de 2019, las exportaciones de leche se redujeron 99.0%. La desaceleración en las compras de leche en polvo provenientes de Venezuela siguió siendo la causa principal de esta caída; entre enero y marzo del año en curso, éstas se contrajeron 94.0%. Las ventas dirigidas a Estados Unidos, segundo destino de las exportaciones mexicanas, también disminuyeron, 10.0% frente al mismo periodo de 2018.

Con el aumento de la producción nacional y la disminución de las importaciones y exportaciones, se espera que al cierre de 2019 el grado de autosuficiencia en leche de bovino alcance 75.9 por ciento.

En lo que respecta a su cotización, en marzo de 2019, el precio medio rural se ubicó en 6.39 pesos por litro, 4.0% más respecto del mismo mes de 2018 y 0.5% mayor en relación con el mes anterior; el precio al consumidor de leche pasteurizada promedió 17.57 pesos por litro, lo que significó un alza interanual de 5.3% y una reducción mensual de 0.1%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *