Inicio » Centro de Documentación » Análisis » Balanza disponibilidad – consumo de productos agropecuarios

Balanza disponibilidad – consumo de productos agropecuarios

BOLETÍN MENSUAL SIAP-SADER. JUNIO 2019

FRIJOL. Condiciones de abasto. Al finalizar mayo de 2019, los productores de frijol obtuvieron 57.6 mil toneladas menos, respecto de lo cosechado en el mismo periodo del año anterior, esto se explica debido a un efecto combinado, por una parte, la disminución de la superficie sembrada (13.6%); la baja de la superficie cosechada (17.1%), y, por otra parte, la baja en el rendimiento obtenido de 0.2 por ciento.

Las estimaciones de producción no son favorables, se espera una caída de 6.4% en comparación con el año anterior, las importaciones estarán en el mismo sentido, se pronostica sean 112 mil toneladas menos (39.5%). En contraparte, las exportaciones se espera también que tengan una reducción de 29.2%. No obstante se prevé que la producción nacional continúe siendo suficiente para abastecer la demanda interna. Este año, se calcula que el consumo represente 70.0% de la oferta, mientras que el inventario será de 320 mil toneladas (8.8% menor que el año anterior), es la segunda mayor cifra de los últimos años.

Condiciones de mercado

Los pronósticos del consumo humano marcan un crecimiento de 5.1%, sosteniendo la demanda por arriba del millón de toneladas. Cabe tomar en consideración, que la solicitud de semillas para siembra tendría un descenso de 10.6%, respecto del año anterior, esto sería, por una menor superficie sembrada.

La oferta ha beneficiado al consumidor, ya que los precios de frijol en los últimos meses han marcado una tendencia a la baja, efecto de mayores inventarios y condiciones adversas para comercializar el grano.

MAÍZ AMARILLO

Oferta. Para el ciclo 2018/2019, se prevé que la disponibilidad nacional de maíz amarillo se incremente 7.5% respecto del ciclo anterior. Se espera que este comportamiento sea resultado de un incremento en sus tres componentes: el inventario inicial, la producción nacional y las importaciones en 296, 318 y 972 mil toneladas, respectivamente.

El avance del ciclo otoño-invierno, a mayo 2019, registra una disminución de 0.2% en la superficie sembrada, pero un incremento de 63.8% en la producción; las causas de ello son un aumento en el rendimiento y en el avance de cosechas. Mientras en mayo de 2018 la superficie cosechada era de 7.5%, el acumulado al mismo mes de 2019 alcanzó 11.5%, en tanto, el rendimiento en 2019 se incrementó 7.0% respecto de 2018.

Entre octubre de 2018 y mayo de 2019, las importaciones del grano alcanzaron 10 millones 399 mil toneladas; en comparación con el mismo periodo de 2018, éstas se incrementaron 13.3%, pero en relación con el mes previo, decrecieron 14.2 por ciento.

Demanda. En el presente ciclo se estima que seis de los siete componentes de la demanda se incrementen. El consumo pecuario, que representa 77.9%, crecerá 5.0%; con apenas 0.02% de la participación, las exportaciones son el único elemento que decrecerá alrededor de dos mil toneladas. Si bien la brecha de autosuficiencia seguirá siendo amplia, se espera un aumento, al pasar de 17.6 a 18.1 por ciento.

Precios. En mayo de 2019, el precio pagado al productor de maíz amarillo tuvo una reducción de 1.1% frente al mismo mes de 2018 y de 4.6% respecto del mes previo.

Entre octubre de 2018 y mayo de 2019, el promedio del precio rural fue 3 mil 775 pesos por tonelada, mientras que el precio implícito de importación alcanzó 3 mil 326 dólares por tonelada. Aún con otros costos sumados, el precio de importación fue más bajo que el interno, lo que puede ser un factor por el cual la tasa de autosuficiencia del grano es tan baja.

MAÍZ BLANCO

Oferta. Con la valoración de sus componentes a mayo de 2019, la estimación de junio proyecta una contracción en la producción nacional y en las importaciones, éstas se contraerán 1.3 y 9.1%, al cierre del ciclo 2018/2019.

El avance del ciclo otoño-inverno arroja una disminución de 1.0% en la producción nacional, mientras la de temporal se redujo 8.9%, mientras que la de riego incrementó 1.0%. La producción se vio afectada por una reducción en la superficie cosechada de temporal, que pasó de 77% en mayo de 2018, a 67% en 2019. De manera particular, el periodo de estiaje en Veracruz (productor número uno de temporal) fue más agudo que en el ciclo anterior, con 61% menos precipitaciones y 60% del área de la entidad con sequía de moderada a extrema; 8 mil 351 hectáreas de área cultivable de maíz resultaron afectadas, lo que motivó un decremento de 24.0% en la producción de la entidad.

Demanda. Con una participación de 52.3%, se prevé que el consumo humano se incremente 2.0%, la misma tendencia presentará el consumo pecuario, que crecerá 3.0%; en tanto, se espera que el autoconsumo y las exportaciones decrezcan 1.3 y 12.0%, respectivamente.

Entre octubre de 2018 y mayo de 2019, la balanza comercial de maíz blanco presentó un déficit de 286 mil 609 toneladas, si se compara con el mismo periodo del ciclo anterior presenta un superávit de 30 mil 379 toneladas. No obstante, por primera vez en los ciclos reportados, se han presentado operaciones comerciales con Tailandia. Para el cierre del presente ciclo, se estima que la tasa de autosuficiencia alcance 99.4%.

Precios. En mayo de 2019, los precios interanuales del maíz blanco al mayoreo y al consumidor presentaron incrementos de 0.2 y 1.1%, respectivamente; mientras que el precio pagado al productor se redujo (6.6%). Entre octubre de 2018 y mayo de 2019, el precio rural promedió 3 mil 920 pesos por tonelada, mientras que los implícitos de exportación e importación promediaron 4 mil 600 y 4 mil pesos por tonelada, respectivamente. La competitividad del precio interno con respecto al de las importaciones, justifica que la tasa de autosuficiencia sea alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *