Inicio » Carrusel » Balones de Chichihualco siguen rodando en el país

Balones de Chichihualco siguen rodando en el país

ADRIANA COVARRUBIAS. EL SOL DE CHILPANCINGO.

 

El municipio de Chichihualco, considerado la capital del balón de futbol, ubicado en la zona centro del estado, mantiene su tradición de elaborar este producto del balompié mexicano de manera artesanal, por mano de obra de familias de comunidades aledañas y de internos de los Ceresos de Chilpancingo y Ayutla.

En Chichihualco, cabecera del municipio de Leonardo Bravo, localizado a 35 kilómetros de Chilpancingo y que cuenta con una población de más de 12 mil habitantes, se estima que, de acuerdo con información de la Secretaría de Fomento y Desarrollo Económico, existen de cinco a seis empresas familiares que se dedican a la elaboración de balones.

La empresa de balones Balmex, que dirige Mario Ramírez Madora, dijo que seis familias participan en el taller para elaborar, a través de un proceso de 10 fases, un balón de futbol.

Comentó que en este municipio existen más de 40 talleres que se dedican a la elaboración de balones y el 10 por ciento de la población participa en su proceso.

Otras 60 a 80 personas más de comunidades aledañas de Chichihualco, así como internos de los reclusorios de Ayutla y de Chilpancingo, integran el centro de costura y son los que cosen a mano los balones de futbol.

Don Mario Ramírez Madora recordó que en 1982 inició su empresa de balones, primero en el Estado de México, debido a que estaban cerca de los materiales y sólo acudían a Chichihualco para los centros de costura.

Fue en 1990 cuando decidieron mudarse a este municipio de la zona Centro para hacer más fácil su proceso.

Recordó que cuando iniciaron como empresa familiar Balmex elaboraba de 100 a 200 balones por semana, actualmente se tiene una producción de mil a mil 500 balones de futbol semanales.

El consumo de balones Balmex es local y se envía a más de siete estados del país, como Puebla, Morelos, Estado de México y Nuevo León.

Pero Balmex podría empezar este año su primer envío a Nueva York al ser una empresa responsable y contar con productos de calidad.

En ese sentido, Tania Rangel Cabañas, directora general de Vinculación Comercial de la Secretaría de Fomento y Desarrollo Económico, dio a conocer a Notimex que a través de ProMéxico se hizo un vínculo con una aerolínea de Nueva York, que solicitó 2 mil 500 piezas de balones con ciertas características de piel.

El empresario Ramírez Madora recordó que hace 12 ó 15 años estuvieron participando en expo nacionales y con ello les permitió tener a la venta los balones de Chichihualco en Estados Unidos a través del gobierno federal.

Dijo que en los años 60 y 70 los balones de Chichihualco fueron usados en la Primera División del futbol mexicano; sin embargo, debido a la falta de recursos y a la mercadotecnia entraron otras empresas con otras marcas que desplazaron al balón artesanal de Chichihualco, quizás por la falta de innovación en cuanto a diseño e imagen y procesos.

“Estamos comprometidos con el pueblo de México para poder seguir haciendo balón de calidad. Es muy complejo por la situación en que vivimos. Hay mucho balón extranjero de una muy mala calidad, un balón muy barato, de Taiwan, chino que viene a desplazar nuestro producto porque viene a mucho menor precio”, señaló.

Sin embargo, dijo que los balones de futbol de Chichihualco tienen la calidad que se requiere y mantienen la preferencia entre los amantes del futbol.

Comentó que cuando se menciona balones Chichihualco fuera de Guerrero se sabe que son productos que dan confianza, pues son artesanales y todo el proceso es manual, desde el pegado y no es computarizado y las pocas máquinas que usan se operan de manera manual, pero son de gran calidad.

Los balones Balmex se envían por el momento a siete estados del país y es mucha la demanda que existe, pero a veces se requieren recursos para poder tener la materia prima y ofrecer a los consumidores su requerimiento.

En este año, dijo que con motivo del Mundial de Futbol y del proceso electoral hubo pedidos millonarios de balones, pero no se pudieron concretar porque no existe la capacidad y mano de obra para poder cumplir el pedido de los consumidores.

Don Mario señaló que están luchando económicamente para incursionar en la etapa del proceso de industrializar la costura, aunque le quitaría lo artesanal, pero a veces se requiere para cumplir con la demanda de elaboración de balones.

En ese sentido, relató que hace tres semanas tuvieron un requerimiento de fabricar tres millones de balones pero los querían en tres meses, lo cual, señaló, que eso es imposible para ellos, pues se tiene que buscar la mano de obra de costura y se necesitan tres años para cumplir esa producción.

Dijo que en Chichihualco, considerada la capital o cuna del balón, se ofrecen balones de calidad por su elaboración artesanal y enfatizó que en los estados donde ofrecen sus productos al escuchar “balón de futbol de Chichihualco”, de inmediato compran porque saben que se hace a mano.

Don Mario Ramírez dio a conocer que en el 2007, los gobiernos federal y del estado apoyaron a los artesanos de Chichihualco con una Expo Nacional, donde se involucraron muchos actores del futbol, como Manuel Negrete y Jorge Campos, entre otros, que les ayudó a la promoción y a darle realce al municipio como industria balonera.

Recordó que los futbolistas ayudaron en la publicidad para que se conociera el municipio como cuna del balón y también dieron su asesoría en cómo mejorar la calidad del producto y tamaño.

El representante de Balmex, Mario Ramírez Madora, dijo que para elaborar un balón de Chichihualco se tienen que seguir diez pasos, que son pegado, secado, trazo, troquelado, sellado, armado, costura, inflado, control de calidad, lavado y empaque.

El primero es la unión de materiales sintéticos con una lona para obtener el forro y empezar armar el balón.

El hijo de don Mario, Mario Ramírez Romero, junto con tres trabajadores empieza a hacer la mezcla blanca que se tiene que procesar con materiales sintéticos en una máquina y posteriormente de manera rústica sacarla al sol.

El rollo se tiende sobre la calle, que está afuera del taller de Don Mario; si el clima es bueno tardará más de una hora en secarse para posteriormente enrollarlo y empezar el trazo de las piezas, de acuerdo con el modelo del balón solicitado.

Con ayuda de una máquina, que se tiene que manejar con ayuda de uno de los trabajadores de Don Mario, se pasa la piel que antes estuvo secándose al sol y se empiezan a formar los hexágonos o cortes que se requieren para armar el balón.

Una vez que se tiene las piezas, pasan por el sellado, donde otro trabajador de Don Mario utiliza la tinta para hacer los logos y diseños con la serigrafía, como parte de la técnica de impresión de manera manual.

Explicó don Mario que teniendo la pieza se pasa armar el balón y después es enviado a los centros de costura, donde participan habitantes de comunidades aledañas de Chichihualco como es el caso de la localidad de Tepozonalco, y los internos de los penales de Ayutla y Chilpancingo.

“Cada ocho días regresan los balones cosidos, se envían a los domicilios de las personas que participan en el centro de costura y es una forma de apoyarse en sus domicilios de manera económica”, sostuvo.

Sin embargo, dijo que en los reclusorios se tiene la mayor fuerza de costura, debido a que la gente que está recluida les conviene estar activos y es una manera de hacerse llegar recursos.

Informó que entre los pobladores de comunidades aledañas y los internos de los penales se cosen a la semana 20 mil balones.

Asimismo, mencionó que Balmex maneja tres diseños de balón, que es el Alemán, compuesto de 32 piezas y consiste en 20 hexágonos y 12 pentágonos; el francés, que es de rueda y triangulo, que lleva 14 piezas, y un chileno que es de 18 piezas.

Luego de que los balones regresaron del centro de costura, se pasa al proceso de inflado y colocar pivotes, y el noveno paso es el control de calidad, donde se checa que vaya bien limpio y cosido. Por último se desinfla y se empaca el balón para que quede listo para la venta. (Notimex)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *