Washington. El presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva el día de ayer 20 de mayo, con la que indica a las agencias de todo su gobierno a lanzar o ampliar programas para analizar y reducir los riesgos económicos derivados del cambio climático.

La orden del presidente estadounidense sienta las bases para crear una supervisión sobre variables ambientales que podrían llegar a afectar a la banca y a otros sectores.

De igual manera, la decisión también revela una creciente preocupación que tiene el Gobierno por carecer de una comprensión sofisticada sobre cómo el calentamiento global crea un nuevo peligro sobre las instituciones financieras, sobre el gobierno y sobre los propios consumidores.

“Nuestro sistema financiero moderno se construyó partiendo del supuesto de que el clima era estable”, comentó Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional. “Hoy, está claro que ya no vivimos en ese mundo” (Axios).

La orden ejecutiva de Biden solicita una estrategia dentro de los próximos 120 días para “identificar y divulgar los riesgos financieros relacionados con el clima para los programas del gobierno”.

También Joe Biden firmó una ley sobre delitos de odio destinada a proteger a los estadounidenses de origen asiático, que han sufrido un aumento «impactante» de agresiones durante la pandemia de Covid-19.

La Cámara de Representantes aprobó el texto por 364 votos contra 62.