jueves , 21 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Internacionales » Brasil y Vietnam consolidan su dominio en el mercado de café

Brasil y Vietnam consolidan su dominio en el mercado de café

REUTERS

Foto

▲ Algunos productores de café optan por siembras alternas. Foto Víctor Camacho.

Sao Joao Da Boa Vista, Brasil., Una imponente máquina retumba en la granja de Julio Rinco en el estado de Sao Paulo, envolviendo cafetales enteros y sacudiendo sus granos, que se recogen en cintas transportadoras en el interior.

Con el uso creciente de la mecanización y otras nuevas tecnologías, los dos principales productores de café del mundo, Brasil y Vietnam, están logrando un crecimiento de productividad que supera al de Colombia y otros rivales en América Central y África.

Y están listos para fortalecer su control del mercado.

Una caída de los precios del café en meses recientes a mínimos de 13 años ha comenzado a desencadenar una fuerte sacudida en un mercado en el que ahora sólo prosperarán los más eficientes, según intermediarios y analistas.

Cada vez es más probable que los productores rivales en otras partes del mundo se vean marginados y no puedan ganar dinero con un cultivo al que se han dedicado por generaciones. Algunos ya están recurriendo a siembras alternas, mientras otros simplemente abandonan sus fincas.

Brasil y Vietnam han elevado la productividad y otros países no, dijo Jeffrey Sachs, director del Centro para el Desarrollo Sostenible de la Universidad de Columbia, quien mencionó avances en mecanización, técnicas de selección de cultivos y tecnología de riego.

En Colombia y Centroamérica, el café se cultiva típicamente en laderas donde la mecanización es más difícil y la recolección manual del grano ha mantenido los costos de producción relativamente altos. África está dominada por pequeños agricultores que, a menudo, no consiguen capital para invertir en nuevas técnicas.

Rinco compró su cosechadora por unos 600 mil reales (155 mil 600 dólares) y está pagando a la empresa de suministros agrícolas con 400 bolsas de café cada 12 meses durante cuatro años. Ese tipo de trueque es común en la agricultura brasileña.

Una de esas máquinas en Brasil reemplaza a decenas de personas en el campo. Incluso, sumando el costo del financiamiento y el combustible, agricultores y fabricantes de máquinas dicen que hay una reducción de 40 a 60 por ciento en los costos de la cosecha.

Además de la baja de costos ha hecho que mi vida sea menos complicada, expresó Rinco, aliviado por no tener la extenuante tarea de contratar recolectores cada año para la cosecha en su granja en el área de Sao Joao da Boa Vista.

Brasil y Vietnam ahora producen más de la mitad del café del mundo, en comparación con menos de un tercio hace 20 años, y la proporción está aumentando, según los cálculos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

Sólo Brasil representa más de un tercio de la oferta global. En una clara muestra de su eficiencia, informó de una cosecha récord de 62 millones de sacos el año pasado y se espera otro récord en 2020, a pesar de que el área de plantación ha estado cayendo durante los pasados seis años.

Vietnam también está estableciendo regularmente récords de producción, mientras, en contraste, en Colombia la mayor cosecha fue a principios de la década de 1990, y en Guatemala hace casi dos décadas, según datos del USDA.

Auge en Brasil

Los rendimientos promedio en Brasil han aumentado considerablemente en la última década. Cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación muestran un incremento de más de 40 por ciento a alrededor de 1.5 toneladas por hectárea. En Vietnam han subido también desde niveles ya altos, alrededor de 18 por ciento, a unas 2.5 toneladas.

Colombia mostró algún crecimiento, alrededor de 12 por ciento, pero se mantiene atrás, con aproximadamente una tonelada por hectárea, mientras en América Central hubo una disminución de alrededor de 3 por ciento, a apenas 600 kilos por hectárea.

Crisis en Colombia

Los granjeros en Colombia se enfrentan a un futuro muy diferente al de Vietnam o Brasil.

Maltratados por los bajos precios y los altos costos, algunos consideran cambiar de cultivos o vender, a pesar de que el gobierno ha entregado decenas de millones de dólares en ayuda.

No es la primera vez que los productores buscan otros cultivos. Muchos en el sur, a veces bajo la presión de grupos armados, abandonaron los cafetos por la coca, ingrediente básico de la cocaína.S iguienteSubir al inicio del texto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *