miércoles , 13 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Yucatán » Burlan pescadores vedas en Yucatán

Burlan pescadores vedas en Yucatán

YASMÍN RODRÍGUEZ. EL UNIVERSAL. PROGRESO, Yucatán. A pesar de que estamos en plena temporada de Cuaresma, las autoridades pesqueras mantienen la veda de especies como el mero, el pulpo, el camarón, la langosta, el caracol y la jaiba, dijo el director de Pesca del gobierno de Yucatán, Delfín Quezada Domínguez, quien agregó que por falta de alternativas, muchos pescadores están sacando sus embarcaciones y echan sus redes violando la prohibición y exponiéndose a ser sancionados.

“Y es que si nos atenemos a las disposiciones oficiales federales, resulta que los pescadores yucatecos están en veda siempre, y esto repercute no sólo en la paralización de la flota pesquera hasta por ocho meses, sino además, en la falta de ingresos de al menos 15 mil familias que se dedican a esta actividad”, explicó.

Adelantó que solicitarán formalmente a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) la modificación del calendario de vedas.

Pescadores necesitan comer

En entrevista, el funcionario yucateco reconoció que los pescadores están violando algunas de las vedas decretadas, precisamente porque “necesitan comer y tienen que ver cómo obtienen dinero para sus familias”.

Quezada Domínguez agregó que el calendario fue elaborado sin el consenso de los trabajadores del mar y sin tomar en cuenta estudios pesqueros y de investigación.

Largas prohibiciones

Resulta ser que de 12 meses del año, los pescadores tienen que estar en veda de especies entre seis y ocho meses.

Refirió que la veda del mero concluirá el 15 de marzo, pero coincide con las de pulpo, el caracol, la langosta y la jaiba, que dejan a los pescadores prácticamente en una situación de desesperación por no poder salir a pescar para obtener ganancias y sufragar sus gastos más apremiantes.

“Creo que la Sagarpa tiene que revisar y cambiar los calendarios de acotamiento de acuerdo con las características y condiciones de cada región y las demandas de los mismos pescadores, subrayó el director de Pesca de Yucatán.

El gobierno federal ha permitido que se generalicen las vedas en México, sin tomar en cuenta que hay diversas condiciones tanto de los recursos marinos en cada región como de las necesidades de los hombres del mar, añadió.

Creo que hay que adoptar diferentes criterios y eliminar la palabra “sustentable” a la que tanto recurren en la Sagarpa para justificar los impedimentos.

“No podemos dejar morir de hambre a la gente, los pescadores tienen necesidades y hay que tomarlas en cuenta”, reiteró el funcionario de Pesca.

Quezada Domínguez admitió que ante este desfase en el calendario, en Yucatán ocurre con frecuencia la violación en lugares como son los puertos de Celestún, Progreso, Telchac Puerto, El Cuyo, San Felipe y Río Lagartos.

Se pronunció por que se busque la alternancia en estas prohibiciones, de tal forma que se proteja a las especies, pero se permita el ingreso a los pescadores.

Fuera de la realidad

Sobre el tema, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera en Yucatán (Canaipes), Mario Uc Cuevas, lamentó que las fechas de veda de especies no se ajusten a la realidad.

Hay que impedir que se tomen decisiones de escritorio y sin considerar a los industriales y empresarios pesqueros, así como a los pescadores, que son los que arriesgan patrimonio y hasta a ellos mismos para pescar, citó Uc Cuevas.

A lo largo del litoral yucateco laboran por lo menos 15 mil pescadores ribereños.

“Que nos metan al ‘bote’ a todos, es preferible a no llevar de comer”

CELESTÚN, Yucatán. La necesidad de mantener a su familia obligó a Felipe Miss Moo a pescar camarón en plena temporada de veda. Pese a los riesgos del temporal, aprovechó el norte que pegó el pasado fin de semana en la península de Yucatán y que le facilitó la captura del crustáceo, que las congeladoras se lo pagan a 135 pesos el kilogramo.

En este puerto de la costa poniente yucateca, narra sin rodeos cómo él y muchos camaroneros retan a las autoridades de la Sagarpa, Profepa y hasta la Zona Naval, al sacar sus embarcaciones para ir de pesca, sin importar la veda.

“¡Que vengan… que nos metan al bote a todos… ya nos pusimos de acuerdo, aquí hacemos bola!”, dijo.

Luego lanzó la pregunta a las autoridades estatales y federales: “¿Qué quieren que hagamos?

Esta en veda el mero, el pulpo, el camarón, el caracol, la jaiba y qué vamos a pescar?, señaló el pescador.

Menea la cabeza de un lado para otro y agrega: “Pos nada… si los obedecemos no pescamos nada y así no llevamos nada a nuestras familias”.

Este hombre aguardaba junto con decenas la llegada de la noche. Era fin de semana y el frente frío 34 estaba entrando al litoral yucateco.

—Está en veda el camarón, ¿no?, se les preguntó mientras ganaban su espacio en el muelle.

—”Sí, claro, ya sabemos, pero ni modo, ahora es cuando, porque el mal tiempo permitirá traer algo”.

Su idea era esperar la noche y que la corriente disminuyera, para que las redes rebosaran.

“Seguro vamos a traer mucho. hay lluvias y mal tiempo”, comentan entre ellos, conocedores del arte de la pesca, del arte de la vida en el mar.

Felipe señaló que es lamentable que “los gobiernos no nos entiendan.

Hacen las cosas a su manera. No nos toman en cuenta”.

Por eso, dijo que es ridículo que en plena Cuaresma haya veda de la mayoría de los recursos del mar.

“¿Qué quieren…? ¿Que robemos un banco?…¡Újule, aquí en Celestún ni banco tenemos…!”, agregó.

Efectivamente, Celestún, puerto yucateco ubicado a 100 kilómetros de Mérida, oculto entre vegetación marina y boscosa, y de entre ocho y 10 mil habitantes, no cuenta siquiera con un cajero automático.

Aquí la vida transcurre con la preocupación del amanecer y ver cómo conseguir la comida para la familia.

“Tenemos que mantener a nuestras familias y la pesca es lo único, no tenemos más”, dice Miss Moo, quien explica que cuando hay mal tiempo, el camarón abunda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *