Inicio » Noticias » Nacionales » Buscan aprovechar glándulas salivales del pulpo rojo para tratar Alzheimer

Buscan aprovechar glándulas salivales del pulpo rojo para tratar Alzheimer

Boletín UNAM…

Sergio Rodríguez Morales, de la Unidad de Química del campus Sisal de la UNAM, junto con un equipo de colaboradores, estudia los desechos de la pesquería del Octopus maya, y busca desarrollar fármacos a partir de él

Sergio Rodríguez Morales colabora en un proyecto multidisciplinario desarrollado en la Unidad Química del campus Sisal, con apoyo de la UNAM y el Fondo Mixto del Estado de Yucatán, en el que estudian los efectos de los extractos de las glándulas salivales del pulpo rojo a fin de separar moléculas que puedan ayudar a combatir el Alzheimer.

La pesquería de este animal, endémico de la Península de Yucatán, genera cinco mil empleos y una derrama económica de 20 millones de dólares al año. De hecho, entre agosto y diciembre toda la pesquería de la región se centra en esta ocupación y produce una colecta de entre 15 y 16 toneladas anuales.

Una vez capturado, 15 por ciento del peso total del invertebrado es eliminado (entre vísceras, cerebro y aparato digestivo). Existen investigaciones encaminadas a utilizar estos subproductos en la elaboración de alimentos para mascotas.

De ese desperdicio de aproximadamente mil toneladas, los investigadores de la UNAM utilizan las glándulas salivales, pues se sabe que contienen polipéptidos neurotóxicos que pueden ayudar a curar el Alzheimer. La intención es usar eficientemente esos recursos.

“Se desconoce gran parte de la biología o constitución química de esta criatura, cómo se alimenta y las especies de que se vale para vivir. De otras variedades de octópodos, como el Eledona moschata, se ha logrado aislar la eledoisina, polipéptido que reduce la presión arterial, utilizado para tratar el síndrome de Sjögren, que provoca ausencia de lágrimas”, refirió Rodríguez Morales.

A continuación, detalló que el objetivo principal de la investigación es encontrar moléculas de organismos marinos que tengan efecto sobre la salud, en particular neuropéptidos del pulpo rojo. Un artículo publicado señala que este tipo de moléculas inhiben la placa ?-amiloide, implicada en el Alzheimer.

La intención, agregó, “es que en el futuro tenga aplicaciones terapéuticas. Ya se logró la separación de un neuropéptido activo y pronto se evaluará para ver su eficiencia”.

Participación

En el proyecto multidisciplinario, la parte química está a cargo del entrevistado, y la biológica, de Carlos Rosas, experto en acuacultura del Octopus maya, quien ha hecho la identificación y extracción de las glándulas salivales en pulpos rojos, tanto en condiciones de laboratorio como de pesquería.

Samuel Estrada Soto es el responsable del aspecto farmacológico. Dichos trabajos se realizarán en el Departamento de Farmacia de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

Además, participan especialistas en conducta de animales marinos, principalmente Maité Mascaro, de la Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación de la UNAM, en Sisal.

El proyecto, subrayó, ha abierto otras vías de investigación. “El país tiene 12 mil kilómetros de zonas costeras y no contamos con un grupo especializado en explorar su utilidad como fuente de fármacos; por ello, en el campus Sisal comenzamos el primer intento”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *