Es un conocimiento de más de 3 mil años para predecir el clima que habrá en el año.

Las cabañuelas son un cálculo meteorológico no científico que sigue el comportamiento del clima de los primeros días de enero para predecir el de los meses restantes. Es un conocimiento ancestral que tiene más de 3 mil años, destacó Bernardo Caamal Itzá, coordinador del colectivo Xook K’iin.

El entrevistado explicó que hay un debate constante entre quienes se auxilian del conocimiento occidental -y la metodología moderna- y quienes creen en este cálculo meteorológico, aunque reconoce que en México no hay un buen sistema meteorológico, como el de otros países.

“El conocimiento antiguo, no sólo el maya, lo manejan todos los pueblos originarios y por mucho que denostan de que no funciona, con él generaron la comida, los conocimientos y las pirámides, y por muy malo que sea ha dado resultado”, precisó.

Sin embargo, cree que el conocimiento pudo haberse modificado en el choque cultural con los españoles, por lo que “están en la pista” de cuáles son los elementos que implican este sistema de pronósticos.

“Lo que hacemos en enero realmente es parte del conocimiento occidental, pero después del proceso de observación vienen los bio indicadores, aquello que puede hacerse con plantas y animales, como analizar el comportamiento de hormigas o aves, es el conocimiento que sigue dando soporte a las milpas mexicanas”, dijo.

En la página de Facebook Cabañuelas Mayas, Bernardo Caamal Itzá explica que las cabañuelas se dividen en fases: la primera es del 1 al 12 de enero; el día primero representa a enero, el segundo a febrero y así sucesivamente hasta el día 12 o mes de diciembre.

La segunda corresponde del día 13 hasta el 24 de enero, “en esta segunda parte el conteo es regresivo; el día 13 de enero representa el mes de diciembre, el 14 el mes de noviembre hasta llegar al día 24, que representa el mes de enero”, explicó.

Una tercera fase va del 25 al 30 de enero, que representa dos meses cada día; y la última, el 31 de enero, por cada hora, en donde las 00 horas representa el mes de enero, hasta las 11 de la mañana, que representa a diciembre y posteriormente la cuenta será en retroceso en donde desde el mediodía corresponderá al mes de diciembre y así sucesivamente hasta llegar a las 23 horas, que sería enero.

Integrantes del colectivo peninsular de Xook K’iin han mencionado que las generaciones actuales han ido perdiendo la capacidad de la sensibilidad de observar de todo lo que acontece a nuestro alrededor, razón por la cual es fácil mencionar que esta práctica no tiene vigencia, mientras quienes aún continúan con ella están conscientes de estos cambios y también les ha permitido adecuar sus actividades agrícolas.