Inicio » Carrusel » Cafeticultura en peligro por cambio climático

Cafeticultura en peligro por cambio climático

MARVIN BAUTISTA. DIARIO DEL SUR.

Se calcula que para el 2050, la superficie apta para el cultivo del aromático grano estará disminuida en un 50 por ciento.

Las áreas de cultivo de café en Chiapas están en riesgo derivado del cambio climático, ya que las altas temperaturas que se han presentado en los recientes años, aunado a las prolongadas sequías, han provocado que la planta sea más susceptible a enfermedades fitosanitarias y, en consecuencia, su capacidad de producción se ha visto reducida, como hasta ahora se ha venido registrando.

El investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) en el tema del café, Ismael Méndez López, afirmó que de continuar suscitándose un aumento de temperatura en la tierra, los productores de café que cultivan a poca altitud sobre el nivel del mar, pudieran ir pensando en un cambio de cultivo, ya que no habrán condiciones para que continúen con sus actividades.

Dijo que el aumento global de temperatura va a traer consigo una reducción considerable de la superficie apta para el cultivo del aromático grano, incluso se calcula que para el 2050, esta superficie estará disminuida en un 50 por ciento.

Dijo que a través de esta institución de investigación se hacen los modelajes y estudios que permiten prever en cierta medida esta problemática, que afectaría sustancialmente a miles de productores de esta región que se dedican al cultivo del aromático grano.

Señaló que el cultivo del café también se enfrenta a barreras biológicas que impiden poder producirse con calidad, esto es la enfermedad de la roya, que, aunque su aparición en esta región se hizo a principios de los años 80, está confirmado que desde el 2011, existen serias repercusiones en la planta.

Detalló que desde hace algunos años, a través del campo experimental Rosario Izapa, se busca llevar la tecnología al productor, así como a los técnicos que son los usuarios finales, esto a través de experimentaciones con materiales resistentes a la roya, la multiplicación vegetativa y el reconocimiento a tiempo de las plagas.

Para finalizar mencionó que el INIFAP, también elabora productos que son parte de la investigación que realizan, y que ayudan a diversificar la producción, sin embargo, a los trabajadores agrícolas, le hace falta un mayor acercamiento hacia la innovación de las tecnologías, ya que anteriormente se liberó una variedad denominada Oro Azteca, pero no hubo el interés para adoptarlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *