Inicio » Noticias » Estatales » Durango » Caídas de precios causaron severas pérdidas a frijoleros
Panorama. Un rendimiento promedio a nivel nacional de 636 kilos de frijol por hectárea obtuvieron los productores, lo que arrojó apenas un ingreso de 14 mil 400 pesos por hectárea.

Caídas de precios causaron severas pérdidas a frijoleros

IGNACIO ESPINOZA. EL SIGLO DE DURANGO.

Hay incapacidad para ordenar la comercialización, señalan.

DURANGO, Durango. Ante la peor crisis que han vivido los productores de frijol de todo el país, el Gobierno ha sido incapaz de ordenar la comercialización y garantizar un ingreso rentable por su cosecha, señaló Roberto Delgado Gallegos, especialista en el sector agropecuario.

De acuerdo con cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), los productores del ciclo primavera-verano 2017 obtuvieron un rendimiento promedio a nivel nacional de 636 kilos, equivalente a un ingreso de seis mil 360 pesos por hectárea si se considera el precio actual al productor de 10 mil pesos por tonelada para el frijol pinto, y si consideramos el costo de producción de ocho mil 250 pesos por hectárea, nos arroja una pérdida de mil 890 pesos por hectárea, ilustró el entrevistado.

Asimismo, el informante precisó que, en el caso del ciclo otoño-invierno 2017/2018, la situación es peor, ya que el rendimiento promedio fue de mil 200 kilos por hectárea, equivalente a un ingreso de 14 mil 400 pesos por hectárea si se considera el precio actual al productor de 12 mil pesos por tonelada para el frijol azufrado, y si se toma en cuenta el costo de producción de 19 mil 100 pesos por hectárea, arroja una pérdida de cuatro mil 700 pesos por hectárea, expuso el experto.

Por su parte, enfatizó Delgado Gallegos, mientras que los productores de Estados Unidos y Canadá, con un rendimiento promedio de dos mil 200 kilos por hectárea, un costo promedio de producción de 14 mil 500 pesos por hectárea y un precio al productor de 11 mil pesos por tonelada, obtienen un ingreso de 24 mil 200 pesos y una utilidad de nueve mil 700 pesos por hectárea.

Uno de los principales factores que influyó en la caída de los precios, subrayó, fue el incremento que han registrado las importaciones a precios atractivos para los mayoristas y empacadores de México. Por ejemplo, citó, antes del 2016, el volumen de las importaciones oscilaba en las 85 mil toneladas, en tanto que en el 2017 el volumen subió hasta las 151 mil toneladas.

Como se puede observar, dijo, es muy importante que las instituciones de Gobierno se enfoquen a la aplicación de mejores tecnologías para incrementar los rendimientos, elevar la calidad del grano, y poder competir con nuestros socios comerciales pues, de lo contrario, la planta productiva del frijol estará condenada a desaparecer.

Lo más preocupante para los productores es que estamos a 60 días de que inicie el próximo ciclo productivo primavera-verano, y el Gobierno no da señales de querer implementar una política sostenible, incluyente y equitativa, que ordene la producción, eleve la productividad y que garantice un precio rentable para el productor, terminó indicando el especialista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *