sábado , 14 diciembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Baja California » Calentamiento global provocará sequía en BC

Calentamiento global provocará sequía en BC

TIJUANA, Baja California. En 15 años, tanto el norte de México como el suroeste de Estados Unidos sufrirán sequía permanente debido al calentamiento global, ya que el “cambio climático” fue alertado desde el 2001 a nivel nacional, pero en Baja California se carece todavía de mucha información, de programas y de infraestructura, ya que la población no tiene idea de lo que significa y por lo tanto está en total indefensión ante las consecuencias que atraparán a los más pobres, pero además, el exceso de consumo de electricidad será un serio problema difícil de vencer afirmó el director del Centro Industrial de Gestión Ambiental en Tijuana, José Carmelo Zavala.

Además la Comisión Nacional del Agua (Conagua), dijo que el preciado líquido es el recurso más escaso, lo que incidirá en la intensidad de la sequía en Baja California y en el norte del país con problemas que se agravarán si se mantiene el derroche del recurso.

También señaló Conagua que por el aumento poblacional y el uso de agua para riego, la industria y el abasto a los habitantes, la disponibilidad del líquido en el país se redujo de 11 mil 500 metros cúbicos por persona al año en la década de los cincuenta a cuatro mil 446 metros cúbicos en 2005, además de los 653 acuíferos en el país, 104 de ellos registran problemas de sobreexplotación.

Zavala Álvarez dijo que los estudios recientes apuntan que dentro de 15 años, tanto el norte de México como el suroeste de Estados Unidos sufrirán sequía permanente debido al calentamiento global.

Los factores principales son el aumento de la malnutrición y las enfermedades asociadas; el incremento de las muertes, enfermedades y lesiones por olas de calor, inundaciones, tormentas, incendios y sequías; un creciente número de diarreas; mayor cantidad de problemas cardíacos y pulmonares por un aumento de las concentraciones de ozono a nivel superficial de la Tierra, y una propagación diferente de algunas enfermedades infecciosas.

Durante las olas de calor, la extensión de las enfermedades tropicales, las amenazas a los habitantes indígenas y el riesgo creciente de incendios forestales, así como la desaparición de muchos sistemas biológicos.

Resaltó que el rezago informativo que existe en México en el combate al cambio climático causado por los gases de efecto invernadero es importante que tanto el gobierno federal como el estatal, así como el sector industrial y académico diseñen programas para informar a la ciudadanía para que tomen conciencia de este grave problema.

Ya que este fenómeno amenaza las condiciones de vida de miles de millones de personas en el mundo y por ello cada ser humano no considera participar en su propio beneficio y el colectivo, “porque tiene la idea de que de nada servirá”, pues un caso palpable es el excesivo consumo de electricidad que ya no sólo se genera en Mexicali, sino en Tijuana, debido principalmente a los cambios climáticos, declaró el entrevistado.

Las consecuencias son alarmantes por el impacto del calentamiento global que causarán mayores daños y más rápido de lo que se visualiza, siendo Baja California una zona vulnerable en falta de agua y consumo excesivo de energía, así como de la ausencia de una cultura en el manejo de desechos sólidos, anotó Zavala Álvarez.

Zavala precisó que ante el rezago informativo que existe en México en el combate al cambio climático causado por los gases de efecto invernadero es importante que tanto el gobierno federal como el estatal, así como el sector industrial y académico diseñen programas para informar a la ciudadanía a fin de que tomen conciencia de este grave problema.

Subrayó que las acciones y conductas individuales que se sumen, podrían ser la solución para los grandes retos que se enfrentan.

Mencionó que los proyectos de energía eólica de la Rumorosa ayudarán a dejar paulatinamente el uso de energía eléctrica proveniente de termoeléctricas que significan uno de los sectores de mayor contribución de CO2 a la atmósfera.

Indicó que las áreas prioritarias a trabajar en serio son en primera instancia, el desarrollo urbano, ya que el uso de suelo mixto acotaría las distancias de traslado entre la vivienda y centros de trabajo con el consecuente ahorro de tiempo y combustible.

Además de calles y semaforización sincronizada que agilicen el tránsito vehicular que provocan menos arranques y frenados y previene el ahorro de combustible así como el reuso de agua en áreas verdes.

En las reformas a la ley de transporte del estado, alertó que se deben incluir incentivos para el uso de combustibles limpios como el gas natural y L.P para favorecer a los vehículos con mayor rendimiento en kilometraje.

Los rellenos sanitarios de Ensenada Tijuana y Mexicali -dijo- son candidatos que califican para la recuperación de gas metano y deberán ser inscritos en los llamados MDL (Mecanismos de Desarrollo Limpio) y de esta manera entrar al mercado internacional de bonos de carbono y recibir financiamiento del banco mundial.

En San Pedro Mártir, la mayor masa boscosa de la península no sólo es la fábrica de agua para la zona agrícola de San Quintín, también es la zona de mayor captura de Co2.

El parque nacional que tiene una de los tres sitios más importantes del mundo para la observación astronómica, también es candidato para recibir recursos internacionales para su protección y conservación.

Muchas de las actividades cotidianas tienen que ver directa o indirectamente en la generación de gases de efecto invernadero; “por esto no podemos ser indiferentes como individuos o como región, por lo que debemos multiplicar y fortalecer la decisión política acertada y condensada mundial y nacionalmente para el cuidado de nuestro medio ambiente”.

México será uno de los países más afectados en América Latina, región donde el impacto del cambio climático es crítico, pues en la actualidad el agua se perfila como el recurso más escaso, lo que incidirá en la intensidad de la sequía en Baja California y en el norte del país, problema que se agravará si se mantiene el aumento demográfico.

Los indicios de temperaturas más elevadas en los últimos cinco años provocaron ya sensibles pérdidas en la producción de alimentos; por lo que se agravará la escasez de agua y la desertificación de las zonas semiáridas, cuyo pronóstico afectará seriamente a Baja California y los incendios en Estados Unidos, es un hecho de que el “calentamiento global” está cobrando facturas, concretó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *