viernes , 22 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Coahuila » Campos agrícolas abandonados en La Laguna son causantes de terregales

Campos agrícolas abandonados en La Laguna son causantes de terregales

JOSUÉ RODRÍGUEZ. VANGUARDIA.

Francisco Valdés también refirió que en la Laguna hay otros factores de mala calidad del aire como son las pedreras, las cementeras o las caleras, y lo producido por los establos lecheros de la región.

TORREÓN, Coahuila. Francisco Valdés Perezgasga, ambientalista e investigador, aseguró que hay  muchos campos agrícolas abandonados en la región Laguna, los cuales son los causantes de los famosos “terregales”.

El ambientalista refirió que La Laguna es una zona desértica donde hay muchos campos agrícolas abandonados, un tema, que dijo, no se está tomando en cuenta. Mencionó que hay grandes extensiones de tierra totalmente desnuda y por eso, recalcó, el gran factor de los terregales es que están hechos con la mano de los humanos.

“Creemos que los terregales son cosas naturales y no lo son. Si tenemos un espacio con vegetación nativa, el suelo está bien agarrado, si llegamos y arrasamos con la vegetación nativa, sembramos un cultivo y después lo dejamos de sembrar, surge el problema”, explicó.

Francisco Valdés también refirió que en la Laguna hay otros factores de mala calidad del aire como son las pedreras, las cementeras o las caleras, y lo producido por los establos lecheros de la región.

“El sur de california, la capital mundial del automóvil, la principal fuente de contaminación de la mala calidad del aire son los establos lecheros y aquí no lo estamos midiendo, es el problema. Muchos hacen comentarios de que aquí huele a caca Torreón y es por los desechos de las vacas que no se están tratando”, comentó el investigador.

Valdés Perezgasga recordó que la mala calidad del aire, por la razón que sea, está catalogada como cancerígeno clase uno, que es aquel que no existe duda de que es cancerígeno. “Desatan asmas, infartos, deberíamos de estar preocupados”, dijo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *