domingo , 15 diciembre 2019
Inicio » Carrusel » Carboneros de Coahuila viven su peor crisis en 20 años
De la minería dependen alrededor de 30 mil familias, 10 mil de ellas tienen empleo directo. (Christian Iván Sánchez / MILENIO).

Carboneros de Coahuila viven su peor crisis en 20 años

CHRISTIAN SÁNCHEZ. MILENIO DIGITAL.

Hace tres meses CFE dejó de comprarles a empresas de Sabinas, San Juan de Sabinas, Progreso, Juárez y Múzquiz. Entre 30 y 40 mdp por semana dejaron de circular.

SABINAS, Coahuila. Al menos en 20 años, productores de carbón en Coahuila aseguran jamás haber vivido una crisis por la nula venta.

Decenas de empresas en la Zona Carbonífera se dicen víctimas de una “crisis política”, luego de tres meses de no ser adquirido el mineral por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Son 74 productores de carbón adheridos a la Promotora de Desarrollo Minero de Coahuila ( PRODEMI ).

Se trata de empresas ubicadas en los municipios de Sabinas, San Juan de Sabinas, Progreso, Juarez y Múzquiz.

De la minería, dependen alrededor de 30 mil familias, diez mil de ellas tiene empleo directo, el resto es indirecto.

Con la nula compra del carbón por parte CFE, dejaron de circular entre 30 y 40 millones de pesos por semana en esta región y la economía prácticamente se detuvo.

“Tenemos uno de los problemas más serios de la región en 20 años, por no haber una resolución en tiempo y forma”, señaló Javier Gómez Acuña, director de la Promotora de Desarrollo Minero de Coahuia.

La Cuenca de Sabinas genera el 30 por ciento del mineral que se utiliza para la generación de calor y con ello energía. El resto proviene de esa vedas de zona norte.

CFE adquiere aproximadamente de diez a 11 millones de toneladas al año para surtir a las plantas José López Portillo y Carbón II.

De esa cantidad Sabinas aporta su 30 por ciento, lo que significa tres millones de toneladas, el resto entra de la Cuenca del Río Bravo en la zona de “Río Escondido”, en los municipios de Guerrero y Piedras Negras.

Desde diciembre, se llevó acabo la última entrega de carbón, al completarse en 2018, 540 toneladas.

Pese a ello, empresas pequeñas han seguido con la generación del empleo en aras de que el problema se solucione.

“Estamos tratando de que nada se frene, pero de seguir esto hablamos de una crisis irreversible”, señaló Héctor Medellín, productor de carbón en San Juan de Sabinas.

Compra emergente 

Este año la Comisión Federal aceptó como “compra emergente” un volumen de 330 mil toneladas, contrato que otorgó a la Prodemi y a un productor más, quien asegura participó de forma legal en un convocatoria abierta.

PRODEMI asegura que en 20 años no se había atrasado tanto la adquisición de carbón, lo que el gobierno de Coahuila califica como “histórico”.

El carbón de Sabinas, tiene un poder calorífico enorme, por lo que se hace una mezcla especial.

“La licitación creó un problema mayor, al existir una división en la convocatoria, lo que provocó que no llegar los auténticos productores, lo que causó una inconformidad al ser un programa diseñado para apoyar a la pequeña y mediana minera”.

La convocatoria de la CFE lanzada el 22 de marzo, fue de propuesta a 1,137.00 pesos por tonelada.

En la asamblea general se acordó que sólo bajarían 1%, para cubrir con la normatividad.

De la gama total de energía producida para el país, Coahuia aporta entre el 12 y 15 por ciento, solo existe una más en Guerrero, la cual se surte con carbón de Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *