Inicio » Noticias » Estatales » Colima » Carniceros de Colima piden hacerse cargo del rastro

Carniceros de Colima piden hacerse cargo del rastro

ANILÚ SALAZAR MEJÍA. EL NOTICIERO.

Nuevo Rastro de Manzanillo | Foto: El Noticiero de Manzanillo

Más de 200 carnicerías y familias de los diferentes municipios cercanos a la capital que se dedican a la producción de reces y cerdos, se verán afectadas con el cierre definitivo de la Procesadora Municipal de Carne, por lo que como una solución los tablajeros quieren hacerse cargo de la operación del inmueble y seguir realizando la matanza en un lugar salubre.

Al hablar del tema, el regidor de Villa de Álvarez, Héctor Magaña, expuso que ha recogido el sentir de varios tablajeros y personas que se dedican en pequeño a la engorda de ganado y que ven con preocupación que los obligarán a ir al rastro de Coquimatlán, el cual no cuenta con instalaciones ni infraestructura para satisfacer la demanda, tampoco el de Comala ni el de Cuauhémoc, donde matan en el piso.

“Eso pone en aprietos a los municipios, esperemos que no dejemos abajo a esta gente y haya buena voluntad para llegar a un acuerdo. Considero que el alcalde de Villa de Alvarez, Felipe Cruz y el de Colima, Leoncio Morán, al ser del mismo partido (MC) echen una buena platicada, para ver de qué manera se puede actuar”, dijo.

Resaltó que por su parte, los tablajeros ya crearon un ente jurídico para poder aspirar a que el municipio les concesione a ellos la operación de la Procesadora Municipal y no se pierda toda la inversión realizada y se siga manteniendo ese espacio.

“El cierre no solo afecta a habitantes de Colima sino a nuestro municipio, porque ahí acudían a sacrificar sus reses y cerdos y comercializarlo en las carnicerías locales y así llevaban el sustento a sus hogares y además como clientes teníamos la tranquilidad de que la carne estaba bien, por eso rechazo tajantemente las decisiones tomadas por el alcalde capitalino y me solidarizo con las personas que se han visto afectadas”, mencionó.

“Las consecuencias colaterales de este cierre impactarán la salud pública de todos los colimenses, pues no se contará con un lugar certificado y propio para el sacrificio y no tendremos la certeza de dónde se realizarán las matanzas”, comentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *