Inicio » Noticias » Estatales » Hidalgo » Cebaderos hidalguenses en problemas

Cebaderos hidalguenses en problemas

SONIA NOCHEBUENA. EL SOL DE HIDALGO…

Pachuca, Hidalgo.- El cambio climático afecta la producción de cebada, el principal cultivo de Hidalgo.

Ricardo Canales, dirigente estatal del Sistema Producto Cebada, señaló que las consecuencias por la helada de septiembre de 2011 perjudicaron a 12 mil cebaderos con la perdida de 85 mil hectáreas sembradas, lo que representa alrededor de 600 millones de pesos menos para los campesinos hidalguenses.

Los estragos empezaron 20 días antes de la cosecha de 2011 en la región del Altiplano, principal zona de este cultivo que comprende 22 municipios.

En toneladas, informó, regularmente se cosechan 180 mil, mientras que el año pasado fueron 20 mil.

Ante el panorama, agregó, los cebaderos se reunieron para buscar conjuntamente recursos a nivel estatal.

El apoyo que se logró, agregó, fue de mil 100 pesos por hectárea, para un total de 50 mil hectáreas, lo cual calificó como poco.

“Muchas veces llegaba el apoyo, individualmente se otorgaba y al otro año estábamos formados, sin la visión de fortalecer técnicas agrícolas para la siguiente temporada, alentando el proceso cada año”.

Así que en este 2012, con la unión de los cebaderos del Altiplano Hidalguense, se logró adquirir un paquete tecnológico para comprar al mismo proveedor insumos.

“Obtuvimos precios preferenciales y un ahorro”.

En este logro, añadió Canales, quien desde hace 6 años es dirigente, se involucró Impulsora Agrícola en ayuda de retenedor de pago: “Estamos con insumos, pero son fiados y debemos pagarlos hasta diciembre de 2012.

“Pretendemos que cada año aseguremos los insumos para 60 mil hectáreas con 12 mil productores en los 22 municipios, entre ellos Tolcayuca, Singuilucan, Almoloya, Cuautepec, Apan y Tlanalapa. Hacemos compras consolidadas, lo que nunca se había hecho”.

También, señaló, tecnológicamente las hectáreas están geo posicionadas para su exacta ubicación y obtener la ayuda adecuada.

Y, a la par, explicó, con ayuda del Centro Impulsor se promueven tecnologías para acortar el ciclo de siembra, como son el cultivo de agua, agricultura de conservación y siembra en doble hilera.

“En uno de ellos elaboramos rastrojo, el cual, luego de llover, a los cuatro día se destapa y continúa la humedad, dejando la pajita para sembrar 20 días antes.

“Buscamos alternativas. También podríamos usar una semilla mejorada, pero es más costosa”.

No obstante, el dirigente de este organismo no gubernamental subrayó que cada año aumenta el costo de los insumos y el cambio climático perjudica más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *