martes , 12 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Nacionales » Cerrar brechas de desigualdad, propósito de políticas públicas en el sector rural

Cerrar brechas de desigualdad, propósito de políticas públicas en el sector rural

BOLETÍN DE PRENSA SADER.

Es mandato de la 4ta Transformación centrar sus principales acciones de política pública rural sobre los productores de pequeña y mediana escala, señaló el subsecretario Víctor Suárez en Simposio de Perspectivas para la autosuficiencia y seguridad alimentaria.

Existen en el país diversas experiencias de producción sustentable exitosas que debemos replicar en busca de la autosuficiencia alimentaria, acotó.

La decisión del Gobierno Federal de centrar sus principales acciones de política pública rural sobre los productores de pequeña y mediana escala se expresa en medidas de fondo que contribuirán a cerrar las brechas de desigualdad que persisten en el país, afirmó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Suárez Carrera.

Estas acciones, dijo, se manifiestan claramente en el Plan Nacional de Desarrollo y en la propuesta presupuestaria 2020, donde prevalecen los apoyos directos a ese tipo de productores.

En ellos, que representan más de 85 por ciento de las unidades de producción del país, se centran además las expectativas de avance en el camino de la autosuficiencia alimentaria, agregó.

Internet y servicios financieros a los pobladores rurales son otras acciones que apuntan a ese cierre de brechas. En los gobiernos neoliberales se normalizó la situación de negar esos servicios a los pobladores rurales de zonas pobres, declaró al participar en el Primer simposio de Perspectivas para la autosuficiencia y la seguridad alimentaria, organizado por la Sader y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap).

En el foro, realizado en el Centro Experimental del Valle de México (Cevamex) del Inifap, Suárez Carrera afirmó que el cambio de gobierno “tiene principios y se busca reducir las brechas de desigualdad y también de concretar el principio de ‘por el bien de todos, primero los pobres’”.

El funcionario sostuvo que parte del cambio en la gestión de política pública rural está en la transición hacia sistemas alimentarios sustentables.

“El planteamiento de la Cuarta Transformación es transitar de la revolución verde en México a un modelo sustentable, agroecológico, de producción, distribución y consumo de alimentos. La revolución verde debe acabar ya; ha servido para enriquecer a las trasnacionales proveedoras de semillas, insumos y maquinaria y a las grandes empresas de procesamiento y distribución”, comentó.

“Buscamos un sistema agroalimentario con tres características: producción de alimentos en forma justa, donde se respeten las formas de vida y de producción campesina; producción de alimentos sustentable, que permita la renovación de los recursos, y producción de alimentos saludables. Este es el reto de la Cuarta Transformación”, expuso.

Destacó que, en el marco del programa Producción para el Bienestar, la Sader tiene el reto de impulsar la agricultura sustentable, y en el país existen una serie de experiencias exitosas de productores de pequeña escala que pueden y deben multiplicarse.

Indicó que uno de los métodos principales para dar pasos hacia las prácticas sustentables de producción es la “Agricultura campesina de conocimientos integrados”, ligado al Manejo Integral de Cultivos Inducidos (MICI).

Mencionó que este esquema ofrece, entre otras cosas: Reducir drásticamente los costos de producción y aumentar la rentabilidad; regenerar el suelo, proteger los recursos naturales y propiciar una agricultura baja en emisiones de carbono; producir alimentos sanos y con mayor calidad nutricional para el autoconsumo y el mercado nacional; revalorizar el trabajo campesino y los modos de vida rurales; reactivar la economía agrícola y rural; reconstruir la cohesión social a escala familiar, comunitaria y étnica; brindar oportunidades de empleo e ingreso dignos para la juventud del campo; amortiguar los impactos negativos del cambio climático, y proveer las mejores estrategias de adaptación al mismo.

Además, garantizar la autodeterminación en materia alimentaria, económica y tecnológica y la seguridad alimentaria a largo plazo del país, apuntó.

En el foro participaron también el director del Colegio de Posgraduados, Jesús Moncada de la Fuente, el director de Investigación del Instituto de Investigación y Capacitación Agropecuaria (Icamex), Mario López Rodríguez, representantes de presidencia de la Comisión de Estudios Legislativos de la Cámara de Senadores e investigadores del Programa de Maíz del Inifap.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *