Inicio » Opinión » Cerveza para las vacas

Cerveza para las vacas

DE JEFES. EL FINANCIERO.

Nos estamos llenando de cerveza.

La generación millennial, llena de veinteañeros y treintañeros, detonó el consumo de esta bebida en México, sustentando enormes inversiones de las principales empresas del mundo que también aumentan sus exportaciones.

Una de las fuertes inversionistas es AB InBev, dueña de Grupo Modelo, que encabeza Mauricio Leyva.

Ya cuenta con 30 mil empleados en el país y en Hunucmá, Yucatán, recién inauguró una enorme fábrica de ese líquido ambarino que provocó la construcción de otra enorme planta de envases de lata justo al lado.

Dichas inversiones motivaron incluso el acelerado crecimiento del área metropolitana de Mérida hacia esa zona que conduce al mar, a la playa de Sisal.

También condujeron a un resultado inesperado. La incipiente industria lechera yucateca encontró una sorprendente fuente de alimento en los restos de cebada que diariamente arroja la planta cervecera.

Como consecuencia, hay un boom de producción de lácteos que empiezan a procesar los lugareños para proveer, por el momento, el mercado local que también, producto de la inmigración, cambia su dieta: de los papadzules a las quesadillas, sí, de queso.

Ojo, que Modelo anunció la construcción de una nueva planta en Hidalgo que puede motivar el fortalecimiento de la ganadería también en esa entidad y no es difícil que pase lo mismo con las otras cerveceras que instalan fábricas en el norte de México.

Si quiere enterarse de los detalles en lo que respecta a Yucatán, busque a Feliciano Moo y Can, ganadero local y presidente de la Unión de Empresas Productoras de Leche en ese estado.

En tierras peninsulares, hoy hasta la leche está caliente.

Pollos retoman camino a México

Tal vez no lo sepa pero a mediados de mayo, autoridades sanitarias de México suspendieron la importación de pollo de Estados Unidos por la detección de aves infectadas con la enfermedad de Newcastle en granjas de California, lo que alertó mucho a los productores del país vecino.

¿Por qué es relevante esto? Porque 88 por ciento de las importaciones de pollo que hace México provienen de la Unión Americana, con alrededor de 928 mil toneladas anuales que se consumen principalmente en los estados del norte del país, por lo que un cierre de las fronteras causaría desabasto en esa región.

Ante ello, Joe Sanderson, CEO de Sanderson Farms, uno de los mayores productores avícolas de EU, entró en pláticas con el gobierno mexicano, de tal manera que hace unos días lograron reanudar sus exportaciones al país, asegurando que su producto se encuentra libre de esta enfermedad.

México es muy importante para esta compañía, pues representa 72 por ciento de sus ingresos por exportaciones; es decir, 540 millones de dólares anuales, así que lucharán por mantener el vuelo de sus pollos a suelo azteca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *