miércoles , 20 noviembre 2019
Inicio » Carrusel » Charo y Tzitzio, amenazados por aguacateros

Charo y Tzitzio, amenazados por aguacateros

ARTURO MOLINA. LA VOZ DE MICHOACÁN.

aguacate plantas

Foto: Twitter.

Michoacán. Ante la constante degradación por cambio ilegal de uso de suelo, Charo, Tzitzio y municipios aledaños son objetivos prioritarios del Gobierno del Estado en materia de cambio de uso de suelo y el ataque frontal a la degradación ambiental.

Por segunda vez consecutiva en las últimas semanas, la Mesa de Seguridad Ambiental desmontó huertas de monocultivos en esta región que forma parte de un importante sistema de irrigación y de recarga de acuífero, mientras que las autoridades confirmaron que seguirán realizando operativos en esta zona ante los crecientes problemas por suficiencia de agua.

En entrevista, Ricardo Luna García, titular de la Semaccdet, manifestó que en este punto la lucha por los recursos ya ha tenido serios efectos por las luchas ejidales con los propietarios de los terrenos que se buscan convertir en huertas de aguacate y otros frutos. En Charo, Tzitzio y distritos de la zona se ha agudizado en problemas por el abasto de agua en las diferentes comunidades, a causa de la creciente deforestación.

El conflicto se ha agudizado entre los ejidatarios y los propietarios de las tierras que han optado por convertir en aguacatales y otros cultivos los terrenos que antes eran bosques. Por lo anterior, las autoridades ambientales revelaron que esta semana se llevó a cabo un nuevo operativo tras detectar la remoción de la cobertura vegetal en la zona referida, sin permiso de la Secretaría de medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para realizar el cambio de uso de suelo, por lo que personal de la Secretaría deMedio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), de la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom), y de la Policía Municipal, acudió al sitio.

La intervención se efectuó en un terreno con una extensión total de 5 hectáreas, donde se retiraron 520 plantas de hasta 120 centímetros de altura y hasta 4 centímetros de diámetro.

Asimismo, se dio a conocer que la Mesa de Seguridad Ambiental presentará, ante la Fiscalía General del Estado (FGE) la denuncia correspondiente por el daño generado al ecosistema. En entrevista para la Voz de Michoacán, advirtió Ricardo Luna que hay otros puntos en la entidad en donde los conflictos por el agua, derivado de la degradación ambiental, han seguido pegando a las comunidades, por lo que se anunció que los operativos para el cambio ilegal de uso de suelo seguirían en lo que resta del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *