domingo , 27 septiembre 2020
Inicio » Carrusel » Chiapas aporta 30% del agua dulce al país

Chiapas aporta 30% del agua dulce al país

EZEQUIEL GÓMEZ. CUARTO PODER.

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas. La numeraria relacionada con el agua en Chiapas es llamativa: posee 81 cuencas hidrográficas; aporta 30% de agua dulce del país; tiene la mayor disponibilidad de aguas superficiales con 92 mil hectómetros cúbicos y una reserva de agua subterránea, con dos mil 500 hectómetros cúbicos y el decreto federal que se público recientemente no contempla la privatización.

En el decreto publicado el pasado 6 de junio por el presidente Enrique Peña Nieto para modificar el estatuto de las Vedas Existentes sobre 40 por ciento de las Cuencas del país, que contienen el 55 por ciento de las aguas superficiales de la nación lejos de propiciar una ventana a la privatización se protegen de la sobre explotación.

Datos del Programa de acciones y proyectos para la sustentabilidad Hídrica visión 2030 para Chiapas, revelan que el aporte que tiene Chiapas en cuanto a la disponibilidad de agua para la población es de 92  mil hectómetros cúbicos anuales.

Sin embargo, a pesar  de ser una de las  10 regiones del mundo con mayor reserva  de aguas el 51 por ciento de  la Población padecen del vital líquido.

“Chiapas es todavía una población mayoritariamente rural, 51 por ciento vive en comunidades de menos de dos mil 500 habitantes, y son esas comunidades las que más padecen la escasez de agua”, aseguro el biólogo,Froilán Esquinca Cano.

Dos de los ríos más caudalosos en Chiapas son; El Grijalva y el Usumacinta y una de las zonas donde llueve más; el Soconusco pero aclaró que no toda la entidad tiene agua en abundancia “y aunque llueve mucho, no hay infraestructura adecuada para captarla y distribuirla posteriormente a los hogares”.

Según la Conagua los diez Decretos de Reserva de Agua publicados el miércoles pasado en el Diario Oficial de la Federación, no otorgan beneficios a ningún particular, es decir, no se privatiza el agua y aclara que el propósito es preservar el medio ambiente y garantizar el agua para el consumo humano de 18 millones de habitantes que aún no nacen, en una proyección a 50 años.

En el estado, actualmente los servicios de agua potable se proveen a 3 millones 594 mil 828 habitantes, de los cuales 1millón 594 mil 587 pertenecen a la zona rural y 2 millones 241 mil a zona urbana.

El Programa de acciones y proyectos para la sustentabilidad Hídrica Visión 2030 para Chiapas, considera que la población será de aproximadamente de 5 millones 634 mil 370 personas de los cuales 2 millones 826 mil 817 se ubicarán en zonas urbanas y 2 millones 807 mil 552 en zonas rurales.

Contemplando las condiciones actuales de infraestructura, el número de habitantes que no contarán con el servicio de agua potable será de 2 millones 394 mil 040 y 2 millones 360 mil 674 habitantes, no contarán con el servicio de alcantarillado.

Para brindar al 100 por ciento de la población los servicios mencionados la inversión total requerida para el cierre de la brecha es de 22 mil 446.1 millones de pesos, siendo 64.7por ciento para la ampliación de la red de agua potable y 35.3 por ciento para el alcantarillado.

La inversión corresponde a 810 proyectos de la cartera para la ampliación de la red de agua potable y alcantarillado tanto en zonas urbanas como en las zonas rurales.

Ríos y arroyos están contaminados

Los centros urbanos se han convertido en verdaderas “fábricas” de desechos sólidos y de aguas residuales.

La contaminación de ríos y otros cuerpos de agua en zonas aledañas a las ciudades, es notoria, sobre todo a aquéllas mayores de 500 mil  habitantes como son Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Comitán y San Cristóbal de las Casas.

Existen problemas puntuales de contaminación en el Río Grijalva en el tramo comprendido entre las presas La Angostura y Chicoasén, cuyos afluentes son el río Sabinal receptor de las aguas residuales de las ciudades de Tuxtla Gutiérrez y Chiapa de Corzo; y el río Santo Domingo el cual recibe las aguas residuales de los municipios Villaflores, Suchiapa, San Lucas y Villacorzo.

Plantas de tratamientos (PTAR`S)

A pesar de que las inversiones en esta administración  para la construcción de 31 plantas residuales fueron millonarias, no operan ni al 50 por ciento, lo que prácticamente las convierte en “elefantes blancos” y, lo más grave la contaminación de los afluentes es cada vez mayor, lo que pone en riesgo a la flora, fauna y por ende a los más de 5 millones de chiapanecos de los 124 municipios.

De acuerdo  con la Conagua en Chiapas existen 108 plantas, pero al menos 12, son las que están en operación y aun cuando en la Ley de Aguas Nacionales se exige que en aquellas poblaciones de más de 10 mil habitantes, están obligadas a contar con PTAR’s.

De acuerdo al documento del  Programa de acciones y proyectos para la sustentabilidad Hídrica visión 2030 para Chiapas; la inversión total requerida para el tratamiento de las aguas residuales es de 5 mil 484.3 millones de pesos, la cual corresponde a 154 proyectos de la cartera para la construcción y rehabilitación de las PTAR, y a 162 acciones adicionales.

En resumen la inversión que se requiere para el eje de ríos limpios para el tratamiento de las aguas residuales municipales e industriales en el estado es de 5 mil 797.5 millones de pesos, de los cuales, 94.6% corresponde a inversión para el cierre de la brecha, y 5.4% para las acciones complementarias.

El estado se caracteriza por ser uno de los más abundantes en recursos hídricos a nivel nacional, está hidrológicamente integrada por 81 cuencas se tiene una disponibilidad de aguas superficiales del orden de 92,726 hectómetros cúbicos, incluyendo 46 mil 770 hectómetros  de aguas arriba de Guatemala.

En el estado de Chiapas, la infraestructura hidráulica que se tiene se traduce principalmente en presas para uso hidroeléctrico y agrícola, en distritos de riego, plantas de tratamiento de aguas residuales, y distritos de temporal tecnificado.

De acuerdo a  datos de la Comisión Federal de electricidad; en Chiapas existen 41 presas, de las cuales siete se utilizan para la generación de energía eléctrica, con una capacidad instalada de 4,828 MW, lo que genera en promedio anual 19,470 GWh.

Alto Grijalva, Presa Belisario Domínguez (La angostura) con una capacidad instalada de 900 MW con una generación media anula de 3,991GWh. Bajo Grijalva, Sierra Ángel Albino Corzo (Peñitas) con una capacidad instalada de 420 MW y una generación media anual de 2,221 GWh.

En la  cuenca de la Costa de Chiapas, José Cicilio del Valle (El Retiro) con una capacidad instalada de 21 MW y una generación media anual de 88 GWH.

En la cuenca medio Grijalva están instaladas cuatro presas, Bombana con una capacidad instalada de 5 MW y una generación de  27GWh. Manuel Moreno Torres (Chicoasén)  que es la más grande de todas  con una capacidad instalada de 2,400 MW y una  generación de energía de 8,080 GWh.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *