Inicio » Productos y Productores » Chile » Chile, características generales

Chile, características generales

El género Capsicum comprende varias especies de plantas, emparentadas con el tomate, que provienen de América. Sus frutos son llamados ají, chile, morrón o pimiento.

Las especies de Capsicum son casi sin excepción plurianuales. La planta, de tallo leñoso, forma normalmente un arbusto de hasta 150 centímetros de altura; algunas variedades alcanzan tamaños superiores. Las flores son blancas o verdosas en la mayoría de las variedades, salvo en el C. pubescens, en que tienen un color violáceo.

El fruto —técnicamente una baya— varía en coloración y tamaño de acuerdo a la variedad; puede ser cúbico, cónico o esférico. De interior hueco, está dividido en dos o cuatro costillas verticales interiores que portan las semillas, de color amarillo pálido —salvo en C. pubescens, que las presenta negras—. Sin embargo, la mayor cantidad de semillas se aloja en la parte superior, junto al tallo. La carnosidad del pimiento también varía según la especie.

Cuando el fruto madura sus colores abarcan, según la especie, desde el blanco y el amarillo hasta el morado intenso, pasando por el naranja, el rojo brillante y el lavanda; el color verde es señal de inmadurez, aunque muchas especies se consumen también de ese modo.

La forma de propagación es mediante semillas que se mantienen viables hasta por tres años si se conservan en un ambiente adecuado. El fruto es una baya con varias celdas las cuales están ligeramente unidas entre sí pues los tabiques que las separan no están interconectados.

El género Capsicum está muy distribuido a nivel mundial y se encuentra en gran diversidad de formas, tamaños, colores y niveles de picor o pungencia. En general los chiles picantes se pueden clasificar en dos grupos: a. Frutas largas y carnosas que pertenecen a la variedad de Capsicum Nahum; b. Frutas pequeñas que pertenecen a la variedad de Capsicum minimum.

Los tipos menos picantes que son los que se utilizan para industrializar y a nivel casero, por lo general pertenecen al primer grupo. Están compuestos en un gran porcentaje por agua, en promedio un 74,3%. El contenido de proteína es de 2,3%, y el de carbohidratos de 15,8%; otros de los componentes son vitaminas y minerales.

Los parámetros para evaluar la calidad del chile picante son el picor, el color y la cantidad de vitamina C.

Historia

El Capsicum o comúnmente llamado Chile es originario de México en donde se utiliza desde tiempos prehispánicos además de existir representaciones en frescos y piezas de varias de sus especies además de existir recetarios que mencionan su utilización, con el descubrimiento de América fue integrado de una forma muy útil a la gastronomía Española y del resto de Europa, en gran medida para los embutidos ya que según crónicas y textos del Siglo XV estos antes solo contenían pimientas y vinagre para conservar los rellenos de los embutidos similares al churrasco que aún se consume en Argentina y en otros países, es común que en España y el resto de Europa se le nombre al chile “Pimiento” que es el nombre que se aplica en América, para nombrar a las variedades Capsicum que solo condimentan pero que no pican.

Se cree que el nombre del pimiento le fue adjudicado por Cristóbal Colón, quien, al descubrirlo, lo denominó así al confundirlo con “pimienta en vainas… muy fuerte, pero no con el sabor de levante”; pese a que botánicamente no tiene nada en común con ella, que es el fruto del Piper nigrum, el nombre perduró. A diferencia de otras plantas comestibles provenientes de América, que tardaron décadas en ser aceptadas por los europeos, conoció una rápida difusión mundial tras su llegada a España en 1493. Una vez aclimatado, se acostumbró secarlo, molerlo y usarlo para condimentar y dar color a diferentes clases de platos. Ya a mediados del siglo XVI se cultivaban plantas de chile en Italia, Alemania e Inglaterra.

Durante los siguientes doscientos años, revolucionaría la gastronomía de los pueblos mediterráneos. El ají americano transformó la cocina de China, India e Indonesia: tal fue su aclimatación que en muchos sitios de África y de la India se cree que el ají y el pimiento son originarios de esas regiones.

En México se originó la palabra “chile” —del náhuatl chīlli. Por su parte, el término ají, es una palabra del dialecto taíno.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Capsicum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *