Inicio » Noticias » Estatales » Colima » Colima: acusan a granjas camaronícolas de contaminar estero

Colima: acusan a granjas camaronícolas de contaminar estero

JUAN CARLOS FLORES, CORRESPONSAL. LA JORNADA.

El Chupadero, protegido por convención internacional

Foto

▲ El estero El Chupadero, en el municipio de Tecomán, Colima, mide aproximadamente mil 500 hectáreas. Sus manglares son hábitat de venados cola blanca, jabalíes, tlacuaches, armadillos, garzas, gaviotas y patos, entre otras especies. Foto Juan Carlos Flores

Colima, Col., Pescadores y comerciantes del municipio de Tecomán dieron a conocer que el estero El Chupadero sufre daños ecológicos, sobre todo por parte de empresas productoras de camarón de cultivo, que vierten al cuerpo de agua sus desechos y agua contaminada sin procesarla en plantas de tratamiento.

La presidenta de la cooperativa de pescadores de la comunidad El Chupadero, Cecilia Jiménez, aseguró que el agua del lugar queda de un color rojizo con mal olor, y que en ella aumenta diariamente la cantidad de lirio.

Destacó que esta contaminación ha traído como consecuencia la muerte de animales, principalmente de peces, lo que arriesga la supervivencia del ecosistema, y a la vez disminuye notoriamente los ingresos de los pescadores, quienes se mantienen directamente de sus labores.

La zona Boca de Apiza-El Chupadero-Tecuanillo fue reconocida en 2008 por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, suscrita en 1971 y conocida como Convenio de Ramsar. Es un bosque de manglar poco alterado que cuenta con cuatro tipos de mangle: blanco, rojo, botoncillo y caballero.

Tiene una extensión de casi mil 500 hectáreas y es hábitat de diversas especies, como venados cola blanca, jabalíes, tlacuaches, armadillos, garzas, gaviotas y patos, entre otros. Además, sirve de barrera natural contra ciclones, tsunamis y mareas, y está entre los tres sitios más importantes para la anidación de la tortuga golfina.

El ecosistema funciona como zona de alimentación de especies como pargo, robalo, tilapia, jaiba, cuatete y camarón, además de que ofrece sustento a 69 pescadores y a sus familias.

El diputado de Morena Vladimir Parra reprochó la contaminación en El Chupadero en la tribuna del Congreso local y adelantó que presentará una queja al respecto ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Parra explicó que el derrame de sustancias nocivas para la flora y la fauna del lugar, perpetrada por empresas criadoras de camarones, propicia el surgimiento de lirios acuáticos que agotan el oxígeno en el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *