Ante la falta de humedad, los periodos de siembra van “muy retrasados”, pero las últimas lluvias permitirán una ventaja para los productores que optaron por la siembra de avena, que les dará oportunidad de cosechar forraje ante la sequía, a mejores precios, con una ventaja en el mercado de 30 pesos, es decir, que podrán venderla hasta en 90 pesos.

Jesús Vallejo, subsecretario de Agricultura de la Secretaría del Campo (Secampo), expuso que las lluvias permitirán generar humedad, que sumado a las bajas temperaturas, le darán mejores características a la avena, que se fructifica en su vegetación, lo que le da mayor rendimiento.

No obstante, dijo que si los productores ya quisieran poner a la venta este forraje, “es válido”, pero consideró que lo deseable sería esperar a que las plantaciones, iniciadas entre agosto y septiembre, puedan llegar a los 100 días de crecimiento.

Comentó que con plantación de avena fueron beneficiados productores del altiplano central del estado, para más de 620 hectáreas; ante la tardanza de las lluvias, este año sólo se plantaron 525 mil hectáreas de frijol, lo que generó la necesidad de implementar programas de apoyo y respaldar a los campesinos para que produzcan este tipo de grano.

La mayor intervención que tuvo Secampo fue en las demarcaciones del centro como Villa de Cos, Pinos, Ojocaliente, Fresnillo, Cañitas de Felipe Pescador, Mazapil y el Salvador, entre otros; es decir, que más de 24 municipios entraron al esquema de plantación de avena.

El funcionario detalló que los periodos de siembra van muy retrasados por la falta de humedad, que se generó entre agosto y septiembre, por lo que el cereal, en un periodo de 50 a 60 días de establecido, ya puede generar oportunidad para que el productor lo coseche como forraje ante la sequía, aunque las plantaciones todavía no alcancen la madurez, pero es un producto que les puede generar los mejores precios.

Además de que en primera instancia les sirve a los ganaderos, por lo que si no pueden completar con los esquilmos de maíz y frijol, con la avena resolverán las necesidades de abasto para la ganadería y también como siembras de traspatio y familiar.

El impacto en el mercado irá directo al precio, pues mientras las pacas de alfalfa están a 60 pesos, hoy en día las avenas se pueden vender hasta 90 pesos, resaltó.

Aunque las condiciones del temporal este año no fueron las mejores por falta de lluvia, que éstas se generen con cierto retraso permitirá a regiones como los cañones de Juchipila y Tlaltenango de Sánchez Román, incluido Joaquín Amaro, que las siembras llegarán a 97 por ciento, en tanto en Valparaíso serán de 98 por ciento.