Inicio » Noticias » Estatales » Conquista maíz de Oaxaca nuevo nicho de mercado
El grano producido por agricultores de los valles centrales, sierra sur y de la costa oaxaqueña está involucrado en proyectos de mejoramiento.

Conquista maíz de Oaxaca nuevo nicho de mercado

GUILLERMO RÍOS. EL SOL DE MÉXICO.

Maíces nativos de Oaxaca, cultivados por campesinos de comunidades de la Cruzada Nacional contra el Hambre (CNCH) han comenzado a conquistar un nuevo nicho de mercado en exclusivos restaurantes en México y Estados Unidos.

Se trata del grano producido por agricultores de los valles centrales, sierra sur y de la costa oaxaqueña involucrados en proyectos de mejoramiento participativo de maíces nativos impulsados y financiados por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y operado en colaboración con Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT) e (Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

Se trata de una historia de éxito. En 2014, siete productores oaxaqueños consiguieron entrar en ese sofisticado mercado cuando vendieron entre 100 kilogramos y dos toneladas de grano de maíz criollo a Jorge Gaviria y Kate Barney, los fundadores de Masienda, una compañía de Nueva York que decidió comprar maíces nativos de México a un precio hasta 25 por ciento más alto que el del mercado.

Su objetivo es proveer grano de alta calidad y sabor excepcional producido en forma sostenible a chefs, algunos de prestigio internacional, que lo transforman en tortillas pero también en originales platillos de consumo menos frecuente en México, como la polenta que, actualmente, ofrece el restaurante Betony en Nueva York.

El Sol de México buscó a al señor Ángel García Domínguez, uno de los productores de San Marcos Tlapazola quien produce maíz blanco, amarillo y azul, de raza “bolita”, en cinco hectáreas ubicadas en el distrito de Tlacolula, en los valles centrales de Oaxaca.

“Le vendí a Jorge (Gaviria) media tonelada nada más del color amarillo. Saqué como tres toneladas de amarillo y le vendí media. En la plaza, acá, el kilo lo pagaban en seis pesos y, con Jorge (Gaviria), le vendí el kilo a 7.50”, comenta don Ángel, quien estima rendimientos de una tonelada por hectárea, “cuando nos ha ido un poco bien”.

El eslabón entre los productores de comunidades prioritarias para la Cruzada Nacional contra el Hambre en Oaxaca y la nueva compañía neoyorquina, fueron los técnicos e investigadores del programa Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro), un esfuerzo de investigación para el desarrollo rural sustentable que financia Sagarpa y desarrolla en colaboración con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT).

Su objetivo es, precisamente, incrementar la producción de maíz de los agricultores de pequeña y mediana escala en México mediante la promoción de agricultura sustentable y del desarrollo de semillas de maíz no transgénicas de mayor rendimiento y capacidad de adaptación al cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *