Inicio » Carrusel » Covid-19 tumba venta de frutas de temporada

Covid-19 tumba venta de frutas de temporada

ISRA CORONA. EL POPULAR.

Productores del municipio de Huejotzingo enfrentan pérdidas de dinero, producto y empleo.

HUEJOTZINGO, Puebla. Cierre de mercados, pérdida de empleos, baja en la demanda de los productos. Tal panorama hizo que toneladas de fruta de Huejotzingo y la región, aún sin una cuantificación, se quedara sin cortar, en espera de que madure y se pudra.

Productores de Huejotzingo y de las zona del Izta-Popo pidieron el apoyo de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, para enfrentar las pérdidas que se han registrado a consecuencia de la pandemia de SARS-CoV-2.

Los productores denunciaron que la enfermedad obligó al cierre de centros de abasto, por lo que sus cosechas están estancadas.

Juan Corona, productor de berries, acusó que para poder obtener ingresos por su mercancía recurrió a la venta directa en las casas.

A pie o a través de redes sociales, a fin de sobrevivir él y su esposa así como sus tres hijos, que dependen de él directamente, realizan la venta domiciliaria.

Actualmente, más del 40 por ciento de los habitantes del municipio de Huejotzingo y la zona del volcán, así como del parque Izta-Popo, dependen de esta actividad agrícola.

Sara Garita Ayala, representante del gremio de Productores de Frutos Rojos, dijo que tras el cierre de los mercados y otros puntos de venta, debieron viajar a zonas habitacionales de la demarcación y de San Martín Texmelucan, Atlixco y Cholula, para acomodar el producto.

Refirió que aproximadamente 200 toneladas se producen en esta zona del estado, pero por la pandemia un 70 por ciento del total se quedó en los arbustos y se echó a perder, ya que representaba costos en comercialización, mano de obra, transporte y embalaje.

Por lo anterior, manifestó Garita Ayala, los productores esperan que las autoridades los contacten y les brindar apoyo, ya que la situación que enfrentan es realmente preocupante.

Las frutas que se encuentran en proceso de perderse son ciruelas, peras y berries, entre otras.

Afectaciones en la región

Además de Huejotzingo, los productores de demarcaciones como Chiautzingo, Calpan y San Nicolás de los Ranchos también resultaron con problemas de ingresos.

Campesinos mencionaron que sus productos se quedaron en los cultivos a falta de mercados. Peras, ciruelas y chabacanos se echaron a perder, porque en este proceso también se cancelaron las ferias regionales, lo que afectó la venta.

Explicaron que si bien los productores cumplen con las medidas de salud recomendadas por las autoridades para garantizar la comercialización y la calidad de la fruta y la seguridad sanitaria, que incluso llevó en algunos casos a la exportación, no resultó suficiente.

La implementación de siembras de frutos rojos y hortalizas, entre otros productos del campo, sirvió años atrás para generar una dinámica de arraigo en las comunidades de la región y así evitar la migración, además de favorecer el autoempleo.

Pero la enfermedad de Covid-19 redujo la capacidad de venta de las frutas de temporada y puso en condiciones críticas a los campesinos.

Capacidad productiva

En la entidad, la zona del Valle de Puebla y las inmediaciones del Parque Nacional Izta-Popo son campo fértil para frutas, que representaron durante décadas un nicho de oportunidad para pequeños, medianos y grandes productores.

En el caso de la pera, los municipios en donde se concentran más cantidades de producción en Puebla, de esta región, son San Martín Texmelucan, Santa Rita Tlahuapan y San Felipe Teotlancingo, y en menor medida Huejotzingo y Calpan.

Mientras que en la producción de ciruela destaca otra vez San Martín Texmelucan, así como San Salvador El Verde y Chiautzingo.

De acuerdo a datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), Puebla figura en el primer lugar en superficie sembrada de pera al 31 de mayo de este año.

En la entidad se cultivaron mil 384 hectáreas de la fruta; es decir, una tercera parte de todo lo que se sembró en el territorio nacional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *