Inicio » Opinión » Crisis climática

Crisis climática

DANIEL ACEVES VILLAGRÁN. EXCÉLSIOR.

• El cambio climático se está convirtiendo en eje de conflictos globales.

La escasez y los cambios climáticos, históricamente, han sido detonadores de conflictos y, en ocasiones, factores definitivos para el desenlace de las confrontaciones de mayor proporción histórica.

Ahora, la escasez de recursos se torna en amenaza para las naciones de una forma que no fue prevista en el pasado, y el cambio climático se está convirtiendo en eje de conflictos globales. La industrialización hizo posible el desarrollo, sacó a miles de millones de personas de la pobreza y a los países de la marginalidad, pero ha sido a través de una metodología no sustentable, cuyo modelo se volverá insostenible. Imprudente o deliberado, ante el cambio climático este modelo apostó a la producción y a la explotación desmesurada de recursos.

La globalización, al igual que las olas del mar, no puede detenerse, los efectos ecológicos adversos son peligrosos, principalmente para los países y las poblaciones más vulnerables y en aquellas cuya actividad económica está relacionada al campo y/o a las costas. En este contexto, cerca del 5% de la población mundial es refugiada climática, migrantes desplazados de su lugar de origen, en este contexto, según el Banco Mundial en el reporte Groundswell: Preparing for Internal Climate Migration, para 2050 el número de migrantes por motivos climáticos podría alcanzar los 143 millones de personas, 17 millones sólo en América Latina, lo cual produciría situaciones que pondrán a prueba las políticas de planeación y de desarrollo humano de los países.

El crecimiento demográfico no se detendrá, seguirá siendo alimentado por la reproducción humana en conjugación con los flujos migratorios tradicionales y los ocasionados por la inviabilidad de las regiones de procedencia, provocada por las afectaciones climáticas. En este escenario, un porcentaje de sectores poblacionales vulnerables no podrán migrar y quedarán atrapados en zonas inviables para el desarrollo e incluso complejas para la sobrevivencia.

Los peligros climáticos representan un riesgo para la sustentabilidad y el bienestar humano y son una amenaza detonadora de conflictos bélicos, en este sentido, un estudio, liderado por la Universidad de Stanford (Estados Unidos) y publicado en la revista Nature, señala que el desarrollo de la crisis climática aumentará el riesgo futuro de conflictos armados violentos dentro de los países.

Cada día los recursos naturales esenciales para las economías se vuelven más preciados, el cambio climático, así como el agotamiento de territorios viables para el desarrollo humano serán una ecuación que generará conflictos regionales o globales, donde hay escasez pronto habrá violencia, la hambruna y la conflictividad social y política agravarán la agresividad de los humanos. Es apremio global estudiar y reconocer los conflictos climáticos como realidad irreversible, que sólo con acciones y acuerdos provenientes del multilateralismo internacional pudieran ser afrontados.

La zozobra socioeconómica y política puede minar el funcionamiento y eficacia de las instituciones y la estabilidad de las estructuras sociales, conduciendo a disturbios, particularmente en países en donde exista una brecha económica entre ricos y pobres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *