viernes , 20 septiembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Cultivan árboles de Navidad en ejidos

Cultivan árboles de Navidad en ejidos

TOMÁS BAÑOS. EL SOL DE TLAXCALA.

En Atotonilco hay dos mil piñones.

La Conafor subsidia a productores a fondos perdidos y da capacitación silvícola en comunidades de alta pobreza.

TLAXCALA, Tlaxcala. Para adornar la casa durante la Navidad, silvicultores de Tlaxco, Ixtacuixtla y Totolac cultivan –desde hace una década- entre ejidos y pequeña propiedad unos 30 mil árboles de diferentes tamaños y especies que comercian en forma natural y desde el tallo.

Ayacahuite, pino, pinabete y piñón son las tres especies de árboles establecidos con el apoyo de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), como una alternativa de rotación de cultivos para abatir la tala clandestina y contribuir con el medioambiente.

TRAS 10 AÑOS DE TRABAJO COMIENZA A TENER GANANCIAS

Cuando tenía 60 años, Juan Emilio Ramírez Escalona ingresó el proyecto a la Conafor para sembrar árboles de navidad en Atotonilco, municipio de Ixtacuixtla.

Fue en 2009 cuando con el apoyo del gobierno federal, el silvicultor estableció las primeras siete de 14 hectáreas en la producción de árboles de navidad de la especie Pinus cembroide (pino piñonero).

Fue hasta 2016 cuando todo el terreno quedó lleno de cembroides, unos 20 mil ejemplares de diferentes tamaños y para la venta unos dos mil, pues ya tienen la talla comercial de 1.50 a 2.00 metros de altura y un precio de 500 a mil pesos cada uno.

Para este temporal, espera obtener las primeras ganancias pues en 2017 solo alcanzó a comerciar 200, “es un trabajo de muchos años, dejé de sembrar maíz y cebada y durante siete años fue pura inversión”.

Excomerciante y pensionado, dijo que vive de la crianza de cabezas de ganado y aves de traspatio, pero espera tener una recompensa en la inversión de árboles navideños.

“La Conafor nos ayuda con las plantas y la capacitación, pero nos falta el apoyo de difusión en la prensa para venderlos”, expresó a este Diario.

Aseveró que al establecer las 14 hectáreas de bosque en su parcela le ha permitido duplicar mamíferos como conejo y ardilla que ya estaban en peligro de extinción por la caza furtiva.

Expuso que aunque para el maíz no fue año bueno 2018, los piñones alcanzaron un mayor tamaño pues “sigue lloviendo y hay mucha humedad”.

Destacó que otra de las bondades de este árbol es que comienza dar el fruto del piñón “creo que en unos 10 años más podré vender varias toneladas de piñón limpio que en el mercado alcanza los dos mil pesos el kilogramo”.

LOS PRODUCTORES CREYERON EN CONAFOR

En la víspera de que inicie la venta de árboles de navidad, Haidé Gisela Lucero Zepeda, gerente estatal de la Conafor, consideró que este programa de reforestación y plantación de árboles debe darle seguimiento la próxima administración.

Mencionó que fue difícil que los campesinos dedicados a la siembra de maíz creyeran en los proyectos

Dijo que el testimonio de Juan Ramírez se suma al de las familias Espino y Zempoalteca en El Peñón, municipio de Tlaxco y en Totolac, quienes han dedicado 10 años de sus vidas a la siembra de árboles.

Explicó que a diferencia de los ayacahuites y pinabetes sembrados en Tlaxco, las condiciones de altitud y temperatura son diferentes, por lo que los técnicos forestales optaron por el piñón en Ixtacuixtla.

Afirmó que esta especie de árbol, a pesar de que su crecimiento es lento, se adapta a suelos áridos, tepetatosos y solo requiere de una precipitación de 700 milímetros anuales, pero siempre permanece verde.

Destacó que muchos de los visitantes al rancho de Atotonilco se llevan los piñones con todo y raíz, pues “después de adornar la casa en navidad, sirve como un árbol ornamental al ser trasplantado”.

Citó que en este año, la Conafor otorgó tres mil 500 piñones para la reposición de árboles que se secaron.

Detalló que se tienen disponibles casi cinco mil árboles con tallas de 1.20 metros hasta los tres metros y con un precio que va de los 400 a los mil pesos cada uno.

Expuso que actualmente apoyan a tres productores quienes se encuentran en etapa de comercialización en comunidades de alta marginación en los municipios de Tlaxco, Ixtacuixtla y Totolac.

LA COMERCIALIZACIÓN

Lucero Zepeda señaló que la Conafor apoya a los productores de árboles de navidad con el pago de asesoría especializada, la constitución legal de la empresa, elaboración del plan de negocios que es una planeación de las estrategias a seguir en la producción.

Además, estableció que en los últimos años, ayudan a los silvicultores en la comercialización y financiamiento para tener un negocio exitoso.

Por ello, refirió que elaboran un estudio de factibilidad con equipamiento de oficina para que se incorporen al uso de internet.

Aclaró que las plantaciones forestales comerciales de Árboles de Navidad cuentan con un permiso de aprovechamiento expedido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y emiten remisiones para comprobar su legal procedencia, que es regulada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

VENTA NAVIDEÑA

La temporada de venta de árboles de navidad en Tlaxcala comienza el 15 de noviembre y termina el 23 de diciembre de 2018.

  • 1 millón de pesos ha invertido la Conafor para el establecimiento, comercialización y difusión de las plantaciones forestales de árboles de Navidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *