miércoles , 19 febrero 2020
Inicio » Productos y Productores » Arándanos » Cultivo del arándano en México, reto superado

Cultivo del arándano en México, reto superado

BLOG DE LA SAGARPA.

La producción y consumo de arándano en México se remonta a 1996, y su crecimiento en la última década se estima en un 800% debido a la demanda mundial del producto.

El arándano es uno de los frutales de más reciente domesticación, su cultivo ha traspasado las fronteras de su lugar de origen: el norte de Europa, Asia y América, cultivándose, en este último continente, desde Canadá hasta Chile.

En México, Jalisco es la entidad especializada en producción de arándanos azules, pues además de que goza de las condiciones edafológicas y climáticas, también cuenta con toda la tecnología y recursos humanos de calidad para producirlos, pues las berries, en general, requieren de un tratamiento profesional y especializado para su comercialización.

Estados Unidos es el principal consumidor de arándanos y nuestra cercanía con ese país ha favorecido el rápido crecimiento en la producción de esta frutilla, así como el desarrollo de la industria, por ello, mucho se está haciendo por parte de autoridades del sector y los productores, para que se diversifiquen los mercados, y se consoliden en los que ya hemos incursionado exitosamente como es el caso de los países árabes y asiáticos.

Un aspecto a destacar en la producción de arándano es la creación de empleos durante la época de recolección, lo que representa una importante derrama económica en favor de los productores agrícolas y de los sectores comerciales y de servicios de la región.

México produce 36,700 toneladas de arándanos azules al año, en los estados de Jalisco, Michoacán y Sinaloa, principalmente.

En cuanto a las exportaciones, tenemos que el 95.4 por ciento del total comercializado se vende al mercado estadounidense, pero también enviamos arándano a Japón, China, Singapur Países Bajos, Canadá, Bélgica, Italia, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, y muy pronto al Reino Unido.

FUENTE: ATLAS AGROALIMENTARIO 2012-2018. SIAP-SAGARPA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *