Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
miércoles , 25 noviembre 2020
Inicio » Noticias » Estatales » De ‘ajo’, aguamiel… abuelitos surten pulque en pandemia

De ‘ajo’, aguamiel… abuelitos surten pulque en pandemia

Compartir es bueno:

BRENDA SALAS. EXCÉLSIOR.

En 50 años de matrimonio, Esperanza y Apolinar han logrado formar un buen equipo, tanto en el hogar como en el trabajo, ambos son tlachiqueros

Esperanza y Apolinar salen de su casa en busca de la bebida más codiciada durante la contingencia.

HIDALGO.- Aún está oscuro y Esperanza y Apolinar sale de casa para raspar el maguey. Una dotación del elixir de los dioses, les espera.

En la mañana tiene que ser de cinco y media a seis de la mañana para que así que yo pueda alcanzar de reunir mucho. El juguito tiene que ser a las seis. A la una tiene que ser de la mediada. En la tarde, por igual, a las seis o siete de la tarde para que así se junte el vital líquido”.

La fuerza y vitalidad que les ha dado el consumir pulque es la misma con la que aceleran el paso para raspar el maguey pasado el mediodía. Esperanza y Apolinar salen de su casa en busca de la bebida más codiciada durante la contingencia.

Bendito sea dios ahora sí se ha vendido algo porque no hay cerveza… que está en 60, 65 pesos… viene la gente para llevar, para tomar”, dijo Apolinar.

En 50 años de matrimonio, Esperanza y Apolinar han logrado formar un buen equipo, tanto en el hogar como en el trabajo, ambos son tlachiqueros dedicados a producir el mejor pulque del Valle del Mezquital, en el estado de Hidalgo. Mientras Esperanza succiona el aguamiel, Apolinar raspa hasta llegar al corazón del maguey.

Nos sentimos felices, gustosos porque tanto como él hace, si le falta algo, yo le digo, yo le hago, nos ayudamos el uno al otro”, destacó  Esperanza Hernández Vargas, tlachiquera en Santiago de Anaya, Hidalgo.

Así conjuntamente nos ayudamos entre los dos para poder tener el vital líquido. Es artesanal porque la verdad, esto es un líquido, un jugo de la plantita que dios nos puso en el mundo para disfrutarlo”, agregó.

El aguamiel aún debe fermentarse, por ello tan pronto como es posible ambos regresan a casa donde algunos clientes ya los esperan ansiosos por comprar la bebida conocida como el elixir de los dioses.

Ahorita se consume por la contingencia… hasta los chavos vienen a tomar aquí el pulque porque no hay cerveza, entonces mucha gente consume más el pulque”, mencionó.

Vienen mucho, ahorita todavía no llegan, pero llegan hasta las tres o cuatro de la tarde; llegan como 10 personas que vienen a consumir el pulquito… Bendito sea dios que sí, hemos tenido trabajo, pa’ qué decir que no”.

El longevo matrimonio es originario de la comunidad González González, en el municipio de Santiago de Anaya. En sus plantíos, Esperanza y Apolinar cuentan con alrededor de 20 magueyes maduros, de los cuales diariamente extraen entre 25 y 30 litros de aguamiel que permiten cubrir la demanda del agua de las verdes matas que surgió tras la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas durante la pandemia.

Compartir es bueno:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *