Inicio » Noticias » Nacionales » De legalizarse, la mariguana podría generar ganancias por 10 mil mdd

De legalizarse, la mariguana podría generar ganancias por 10 mil mdd

ISRAEL RODRÍGUEZ. LA JORNADA.

El impacto principal sería en los sectores agroindustrial, textil, farmacéutico y de los plásticos

Foto

▲ Frente al Senado han sembrado más de 300 plantas de mariguana para pedir que se legalice la hierba en sus usos medicinal, industrial y lúdico. Foto Alfredo Domínguez

El cáñamo es uno de los diversos nombres que se le da a la planta milenaria cannabis o mejor conocida como mariguana, cultivo que de prosperar su legalización en México para usos medicinales y lúdicos podría, hacia 2024, significar beneficios por unos 10 mil millones de dólares, y ser multiplicadora en ramas como la agroindustria, textil, papelera, farmacéutica, plástica, automotriz y turística, entre otras, de acuerdo con la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis (Anicann), que aglutina a unos 200 empresarios de diferentes sectores.

Guillermo Nieto Macotela, empresario agroindustrial y presidente de la Anicann, que busca desmitificar la planta habla de su impacto a nivel económico. “Lo que tenemos que hacer es ver a esta planta desde el punto de vista agrícola. Cuando vemos a esta planta como un producto agrícola vemos las grandes oportunidades que tiene México como país, situación geográfica, clima y mano de obra de calidad para poderse convertir en el principal productor de patentes cannábicas médicas e industriales del mundo.

Lo importante es que con la derrama económica también hay una derrama intelectual para que podamos cosechar los mejores frutos de esta nueva economía verde.

A nosotros en la asociación nos gusta llamarle a la parte lúdica la cereza del pastel. Sentimos que la parte industrial y la médica es donde está el verdadero futuro de los mexicanos, destaca.

Nieto Macotela, revela en entrevista que están en pláticas con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) porque es el único que tiene la infraestructura necesaria para poder tener una realidad del potencial de impuestos, de consumidores de cannabis en el país.

“Hemos estado trabajando con el Inegi para que sumen a su catálogo de productos la mariguana y poder tener cifras reales de lo que puede pasar en México.

Como no hay nada todavía debemos que tener datos reales de lo que pueda venir. Vamos a ver cómo viene lo farmacológico, cuántas licencias dan y por eso es importante que el Inegi nos pueda dar datos reales de lo que está pasando.

Consideró que tras la eventual legalización de la cannabis habrá muchísimas oportunidades para invertir porque el mercado de valores estadunidense no te lo permite, es por eso que hubo un boom una burbuja bursátil en el 2018 y parte de 2019 en Canadá.

Igual va a pasar aquí pero mejor por el clima, el gran fracaso de los canadienses es que no tienen clima con empresas valuadas en muchos millones de dólares pero con pocas extensiones de tierra. En México el 90 por ciento del territorio tiene un clima privilegiado para este cultivo.

“Aquí va a pasar lo contrario. Es el momento de meterle esteroides a la agroindustria. En el futuro podría haber tratados de libre comercio canábicos con nuestros principales socios comerciales. “Se espera que para 2024 el valor de la hierba sea de 100 mil millones de dólares y si nosotros exportáramos 10 por ciento estaríamos hablando de 10 mil millones de dólares. Tres veces más de los 3 mil millones de dólares que exportamos anualmente en aguacate hoy en día.

Hablando de la parte lúdica hay 7 millones de consumidores de mariguana en México; sin embargo, casi 40 millones de mexicanos se toman una pastilla o se ponen una pomada para el dolor.

En la parte industrial, también del grano se pueden hacer polímeros y plásticos. Hoy en día Mercedes Benz en uno de sus automóviles utiliza plásticos hechos a base de cáñamo porque son más ligeros y eso ayuda a que consuman menos combustible y contaminen menos.

Los mexicanos utilizamos unas 200 botellas de PEP al año. Si nosotros logramos transformar esas botellas de plástico a botellas de cáñamo estaríamos haciendo que fueran biodegradables.

La mayoría de los agricultores son de temporal que sólo tienen acceso al agua cuando llueve y que son los campesinos más pobres en la sierra de Guerrero, Sinaloa y Michoacán. Una hectárea sembrada con maíz le deja al campesino unas dos toneladas a 5 mil pesos cada una tiene un ingreso de 10 mil pesos, mientras con la siembra del cáñamo industrial sus ingresos subirían a 50 mil pesos porque se comercializa la fibra, las hojas y los granos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *