domingo , 17 noviembre 2019
Inicio » Opinión » Demócratas por reabrir 4 capítulos del T-MEC

Demócratas por reabrir 4 capítulos del T-MEC

DARÍO CELIS. LA CUARTA TRANSFORMACIÓN. EL FINANCIERO.

 

 

 

 

Ilustración de Nelly Vega

El Congreso de Estados Unidos podría obligar a la Casa Blanca a reabrir el T-MEC, en al menos 4 capítulos, como condición para que se apruebe y se cierre antes del 12 de diciembre.

Los congresistas liderados por Nancy Pelosi y la Oficina de Representación Comercial, a cargo de Robert Lighthizer, tienen aproximadamente 20 días legislativos para llegar a un texto final.

Los capítulos suceptibles de “reabrirse”, con todo y la enfática resistencia de México, son el Laboral, Propiedad Intelectual, Medio Ambiente y Resolución de Controversias.

Los textos a revisarse van a tener que ser ratificados por el nuevo parlamento canadiense claramente opositor al Primer Ministro, Justin Trudeau, que ganó este lunes la reeleción de forma apretada.

Los puntos críticos de la discusión se concentran en la resolución de controversias y la ampliación de la protección a las patentes de medicamentos de nueva generación.

Pero sobre todo la creación de un mecanismo supranacional para que México cumpla las leyes laborales, más allá del compromiso de Andrés Manuel López Obrador de elevar el presupuesto para garantizar la reforma.

Los legisladores demócratas quieren que haya paneles en el T-MEC y que sus resoluciones sean obligatorias para las partes, es decir, para los tres países.

No quieren que les ocurra como en el anexo del TLCAN original de hace 24 años en materia de azúcar, donde no se formaron páneles para resolver controversias comerciales.

En patentes para medicamentos biotecnológicos, Estados Unidos quiere que la protección sea de 12 años, como establece la legislación actual, pero el T-MEC negociado dio 10 años de protección.

Pero la manzana de la discordia de los tres gobiernos es lo laboral, que se refiere a las inspecciones del T-MEC que vigilarían el cumplimiento de la nueva reforma laboral mexicana.

Les preocupa la democracia sindical, transparencia de recursos de sindicatos, políticas salariales en la industria automotriz y mano de obra infantil en cultivos de aguacates, frutos rojos y hortalizas.

En el tema medioambiental, los demócratas opinan que están bien las disposiciones para mejorar la calidad del aire, reducir la contaminación en los mares y tener bosques sustentables.

Pero quieren que el T-MEC incluya reglas para remediar el cambio climático, medidas para evitar la contaminación de aguas residuales y políticas públicas para recolectar baterías reciclables.

Los congresistas quieren darse el apretón de manos con Lighthizer antes del Día de Acción de Gracias (28 de noviembre), porque el 12 de diciembre cierren los trabajos en la Cámara.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, urgió a que la Cámara de Representantes cierre ya el texto. Y ayer el presidente Donald Trump volvió a arremeter fuerte contra Pelosi.

“No puedo creer que la nerviosa Nancy Pelosi no esté actuando más rápido en relación al T-MEC. Su gente lo quiere pero no saben por qué no lo ha sometido a una votación bipartidista. ¡Se está tardando mucho!”

@dariocelise

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *