Guadalajara, Jal. La industria de la madera prevé un “colapso” en el sector, que implicará aumentos de precios en la materia prima de hasta 50%, que afectará a otras industrias como la mueblera y construcción, luego del recorte en el presupuesto destinado a la reforestación de bosques, la ilegalidad y la pandemia del Covid-19 que frenó las importaciones.

Marco Antonio Ruiz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Madera (Canainma), afirmó que el clima (el exceso de lluvias) aunado a los temas anteriores dificulta el abasto de madera, ante el aumento en la demanda de muebles, tras el confinamiento por la pandemia del Covid-19.

Algunos productores de muebles no recurren a la madera de tala ilegal para no incentivar esta situación, mientras incrementa la importación, pero por el Covid se ha elevado el costo de los contenedores o bien hay retrasos. Estamos cerca del colapso”.

Marco Antonio Ruiz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Madera 

En el marco de la Expo MEM Industrial, Tecno Mueble Industrial, Enrique Ruiz, coordinador del Comité de Exposiciones de la Asociación del Fabricante del Mueble de Jalisco, comentó que el sector importa el 95% de su materia prima por el menor costo y la mayor calidad, debido a que la madera nacional carece de certificación de reforestación o bien proviene de la tala ilegal.

De acuerdo con la coordinadora de la Comisión Nacional de Forestación (Conafor), Palmira Arnaz, en México se consume un 70% de madera proveniente de la tala ilegal, que es realizada ya sea por grupos del narco tráfico o grupos clandestinos que no cumplen con la regulación.

La reducción en el presupuesto de este organismo, estimado en 50% menor durante el presente sexenio, ha originado que haya un menor número de inspecciones y ausencia de regulación en la certificación de la madera proveniente del cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad.

La funcionaria dijo que Profepa -responsable del combate de la tala ilegal- ya trabaja con la Conafor y autoridades de la Fiscalía General de la República, así como la guardia nacional para atacar puntos estratégicos de la tala ilegal.

Al respecto, la diputada morenista Martha Olivia, puntualizó que la ley de desarrollo forestal y sustentable ayudará a los productores de madera y mueblería, así como a propietarios de bosques, pues promoverá certificados de las áreas maderables, lo que ayudará la tala clandestina, debido a que el 30% es ilegal.

Bernd Rohde, director general de Hannover Fairs México, afirmó que México ha dado buenos pasos en la industrialización de la madera, por lo que la regulación promoverá al sector para ser un socio estratégico de Estados Unidos en el sector mueblero.

La producción de madera en México es un problema que está afectado por diferentes factores, insistió el presidente de la Canainma, pues ante la reducción de presupuesto de la Comisión Nacional Forestal, actualmente no hay inspectores que certifiquen la producción legal de madera y por lo tanto, la que se genera con tala ilegal.

“Algunos productores de muebles no recurren a la madera de tala ilegal para no incentivar esta situación”, añadió Ruiz.

[email protected]