Inicio » Noticias » Nacionales » Desarrolla Cinvestav plantas eficientes

Desarrolla Cinvestav plantas eficientes

Agencia ID…

Anualmente, la producción de alimentos requiere de 50 millones de fertilizantes que contienen fosfato (sales de ácido fosfórico). Si se mantiene esta tendencia, en menos de un siglo las reservas de fósforo estarán agotadas y el colapso del sector agrario sería inevitable.

Con el propósito de sustituir este material, Damar López Arredondo, estudiante del doctorado en Biotecnología de plantas e Ingeniería Genética del Cinvestav, empleó herramientas moleculares para desarrollar un sistema que fertiliza los campos y controla las malezas al mismo tiempo.

La investigadora diseñó un gen que, al incorporarlo a las plantas, les permite metabolizar un compuesto de fósforo, llamado fosfito, que actúa como herbicida y fungicida. En este proceso, las plantas asimilan el fosfito y lo convierten en el fosfato que requieren para nutrirse.

Este componente, explicó, ayudaría a disminuir el uso de fertilizantes hasta en 50 por ciento y reduciría el uso de herbicidas para el control de la maleza; por lo que su uso redundaría en grandes ahorros para los productores, una disminución en los precios de los alimentos, y beneficios notables para el medio ambiente. Además de que el producto es inocuo para humanos y animales.

Consciente de que su tecnología puede tardar hasta cinco años en llegar al mercado, López Arredondo ha planteado la posibilidad de desarrollar microalgas capaces de utilizar el fosfito como única fuente de fósforo (elemento esencial para la nutrición del alga); lo cual facilitará la producción de biocombustibles a partir de estas plantas.

Con esta tecnología, López Arredondo fundó junto con el doctor Luis Herrera Estrella, director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio), la empresa Stela Genomics, la cual se instaló recientemente en el Parque de Innovación Agrobiotec en Irapuato, Guanajuato, donde contará con dos hectáreas para la realización de pruebas y aplicación de resultados.

El día de su inauguración, López Arredondo declaró que aunque la empresa nació con la intención de explotar comercialmente el fosfito tanto en la optimización de fertilizantes, como en el control de malezas, buscarán nuevas aplicaciones para este compuesto.

Por su parte, Herrera Estrella declaró que éste es un ejemplo de cómo “a partir de ahora los investigadores mexicanos están en posibilidades de vender su talento, y no solamente mano de obra”.

Cabe señalar que en mayo pasado, López Arredondo recibió el Premio a la Innovación TR35, que otorga el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT, por sus siglas en inglés), a través de su revista Technology Review, a los jóvenes innovadores más brillantes menores de 35 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *