Inicio » Noticias » Nacionales » Desmantelamiento en Semarnat agrava la degradación ambiental

Desmantelamiento en Semarnat agrava la degradación ambiental

ANGÉLICA ENCISO L. LA JORNADA.

Nuevas direcciones actúan sin mandato legal, según estudio del Consejo para la Silvicultura Sostenible

Foto

▲ Impera la sobrexpolotación ilegal de recursos naturales.Foto Carlos Ramos Mamahua

Aunque en otras administraciones no se detuvo el deterioro ambiental, había límites institucionales, pero el recorte presupuestal y el desmantelamiento de áreas operativas en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) agrava los procesos de degradación y destrucción de los recursos naturales, advierte el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS).

Señala que la desaparición de los delegados estatales, la reducción en 30 por ciento del personal de confianza en las delegaciones –que atienden 154 tipos de trámites relativos a la gestión ambiental– y la reducción al mínimo del personal en la Comisión Nacional Forestal, llevan a la inoperación de la actual administración, combinada con su incapacidad para transformarla y corregirla.

El documento El desmantelamiento institucional del sector ambiental: un balazo en el pie, elaborado por Lucía Madrid, del CCMSS, refiere que durante 30 años de institucionalidad ambiental se han registrado recortes presupuestales, improvisación, enfoques aislados, intereses políticos, pero ahora se han desmantelado importantes áreas operativas, sin que se avizore cuál es la nueva propuesta de arquitectura institucional.

Ejemplifica que la Subsecretaría de Gestión para la Protección Ambiental (la más grande en Semarnat, con seis direcciones generales y con la carga de los permisos, autorizaciones y actos de autoridad) carece de titular desde junio pasado y en su lugar opera de manera provisional un encargado de despacho.

Desaparecieron direcciones generales de Semarnat y se crearon otras, pero no se ha publicado una modificación al reglamento interior que dé sustento jurídico a estos cambios. Las nuevas direcciones generales, que en la práctica desarrollan funciones, actúan sin mandato legal. El presupuesto pasó de 66 mil 228 millones de pesos en 2014, a 29 mil este 2020, aunque la mayor reducción se dio entre 2016 y 2017, cuando bajó a 36 mil millones de pesos, explica.

Agrega que la Semarnat no tiene un nuevo reglamento interior terminado ni publicado y el Programa Sectorial de Medio Ambiente y Recursos Naturales sobre el Plan Nacional de Desarrollo tampoco se ha difundido. Todo esto lleva, entre otros factores, a vacíos institucionales que han elevado la ilegalidad, como la pesca de totoaba en el Alto Golfo de California, así como a la sobrexplotación de los recursos naturales debido al libre acceso que se genera cuando hay ausencia de instituciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *