sábado , 16 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Ciencia » Detectan plagas con ‘ondas’

Detectan plagas con ‘ondas’

REFORMA.

  • Mediante la firma del Protocolo de Montreal, México se comprometió que a partir de 2015 no se utilizaría en la industria el uso de bromuro de metilo. Foto: Cortesía INAOE
     
    El trabajo encabezado por Alonso Corona Chávez y José Luis Olvera Cervantes, busca que el País abandone los métodos tradicionales de fumigación con base en sustancias químicas potencialmente peligrosas para la salud, y se introduzca de lleno en el uso de técnicas de punta no invasivas, no destructivas y no contaminantes.

    Se trata de un acercamiento que inició hace cinco años, cuando el gobierno del estado de Puebla otorgó al INAOE apoyo, a través del Fondo Mixto con Conacyt, para desarrollo de tecnologías de alimentos.

    Consiste en incidir ondas electromagnéticas a través de un alimento. Esto permite ver cómo éstas cambian al pasar y, a partir de ahí, se determinan sus características.

    “En el laboratorio probamos con maíz, frijol, amaranto, distintos tipos de alcohol, y medimos los niveles de azúcar en líquidos”, explicó Corona Chávez en un comunicado de prensa.

    Adicionalmente, y por separado, han caracterizado a las plagas como gorgojos, gusanos o palomillas, para determinar cuánta energía van a absorber y en cuánto tiempo para someterlos a un tratamiento de microondas.

    “Esto podrá también alargar la vida de los productos en los anaqueles sin tener que añadir conservadores”, precisó Corona Chávez.

    Actualmente, en México los procesos de destrucción de plagas se hacen con sustancias químicas, especialmente con bromuro de metilo, que es cancerígeno, recordó Olvera Cervantes.

    Mediante la firma del Protocolo de Montreal, México se comprometió que a partir de 2015 no se utilizaría en la industria el uso de bromuro de metilo.

    El especialista añadió que en otras partes del mundo ya se utilizan las ondas electromagnéticas para erradicar plagas, pero nadie en el País hace este tipo de mediciones.

    Por el momento, los cálculos sólo se realizan en el Laboratorio de Mediciones de Radiofrecuencias del INAOE, donde se coloca una muestra de alimento dentro de una cavidad especial.

    Otra técnica para realizar el trabajo, añade Corona Chávez, es similar a la tecnología que se utiliza en los aeropuertos para escanear a los pasajeros, donde se manda una señal con antena que se refleja sobre el objeto, y permite ver la diferencia de contraste entre los materiales.

    Los investigadores consideran que México podría aprovechar esta tecnología para exportar alimentos, luego de que la Comisión Federal de Comunicación (FCC por sus siglas en inglés) y la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ya establecieron tres frecuencias de microondas para eliminar insectos de productos alimenticios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *