Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
sábado , 25 septiembre 2021
Inicio » Noticias » Nacionales » Discuten cambio impositivo a bebidas alcohólicas

Discuten cambio impositivo a bebidas alcohólicas

Compartir es bueno:
ISRAEL RODRÍGUEZ. LA JORNAADA.

El actual esquema fiscal impuesto a la industria de las bebidas alcohólicas presenta distorsiones y se debe nivelar la carga que se aplica a los productores de bebidas artesanales, la cual resulta inequitativa frente a los productos industrializados, porque no se toma en consideración la calidad ni los costos de producción.

En el actual esquema impositivo se grava sobre el precio y no por los grados alcohólicos contenidos en las bebidas, lo que propicia que un segmento de los mexicanos consuman bebidas de baja calidad y piratas, concluyeron especialistas, representantes de la industria y legisladores.

Durante la mesa: Hacia la modernización del esquema fiscal de las bebidas alcohólicas en México, organizado por el Senado y el Instituto Belisario Domínguez, el especialista en temas económicos y fiscales, Luis Foncerrada, explicó que bajo el actual esquema, denominado ad valoremsegún el valor; se aplica sobre el costo al público de las bebidas.

Esto quiere decir que ignora la proporción de alcohol en las bebidas, lo cual favorece la venta de bebidas con alto contenido de alcohol y de bajo costo, con lo que no se combate el consumo excesivo, sobre todo en jóvenes.

Por ello propuso migrar a un esquema fiscal conocido como ad quantum o cuota fija en función del contenido de alcohol.

Bajo un esquema de cuota fija por grados de alcohol por litro, las cervezas (sobre todo artesanales), el mezcal y los vinos pagarían menos impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), y las bebidas que hoy resultan baratas y de mala calidad, pero con alto grado de alcohol pagarían más.

Por su parte, Valentín Sánchez productor de Mezcal Rey Campero, afirmó que el Servicio de Administración Tributaria trata a los productores artesanales como empresarios y los deja fuera de la competencia por la alta carga impositiva. Hipócrates Nolasco, presidente del Consejo Regulador del Mezcal, ejemplificó que mientras un productor de mezcal paga alrededor de 200 pesos por botella, los productores industriales de bebidas de alta graduación, pero de bajo precio, pagan entre 15 y 60 pesos de IEPS.

Otros especialistas señalaron que el SAT pierde anualmente 8 mil 500 millones de pesos por el “huachicoleo fiscal” que se presenta en la importación de bebidas.

Compartir es bueno:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *