martes , 12 noviembre 2019
Inicio » Centro de Documentación » Diversas intervenciones durante la Toma de Protesta del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la CNC para el Periodo 2018-2022

Diversas intervenciones durante la Toma de Protesta del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la CNC para el Periodo 2018-2022

SALA DE PRENSA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA.

Ismael Hernández Deras, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la CNC enfatizó que el Presidente de la República “no entró para administrar, entró para transformar”.

MODERADOR: Escuchemos la intervención del licenciado Augusto Gómez Villanueva, Presidente de la Comisión de Procesos Internos.

-LIC. AUGUSTO GÓMEZ VILLANUEVA: Cumplo con el alto encargo que me han hecho los dirigentes de este Congreso Nacional de la Confederación Nacional Campesina para leer el Informe que me ha sido proporcionado por los miembros integrantes de la Comisión Nacional de Procesos Internos de nuestra organización nacional, ante la presencia de la familia del General Emiliano Zapata y de Francisco Villa, que están aquí presentes.

Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional:

Con todo respeto, escuchamos a nuestras compañeras, pero no escuchamos a nuestros compañeros. Por favor, compañeros.

Nuestras compañeras, entusiasmadas, porque tenemos en la Presidencia de nuestro partido a una mujer, a la compañera Claudia Ruiz Massieu.

Señor senador Manuel Cota Jiménez, ejemplo de congruencia y lealtad.

Compañero Rubén Escajeda, quien fungió como encargado de la Presidencia de esta institución, haciéndolo de manera ejemplar, leal y con respeto a su función institucional.

Compañeras y compañeras delegados, delegadas, perdón, delegadas primero y luego delegados.

Honorables miembros del presídium.

Es difícil para mí no emocionarme. Tengo más de 50 años de venir a los Congresos de la Confederación Nacional Campesina.

Procedo a dar lectura al informe de la Comisión.

El pasado 25 de julio, el Consejo Político de nuestra Confederación Nacional Campesina aprobó el método de asamblea de consejeros políticos para elegir al presidente del Comité Ejecutivo Nacional para el periodo 2018-2022.

Para la conducción de dicho proceso, se integró la Comisión Nacional de Procesos Internos, con el mandato de organizar, desarrollar y calificar los trabajos conducentes, regidos bajo los principios de legalidad, transparencia y certeza jurídica.

Correspondió, al de la voz, asumir el honroso cargo de presidente de esa instancia reguladora interna, acompañado por seis dignos compañeras y compañeros cenecistas: Mely Romero Celis, otra vez una guerrillera campesina, pero vean las que siguen: Maritza Marín Marcelo, continúo para que vean que todos somos feministas, María Sofía Valencia Abundis, Julián Rodríguez Sesma, Juan Francisco Espinoza Eguía, Óscar Joffre Velázquez y Alfredo Femat Flores como Secretario Técnico.

La Comisión se declaró de inmediato en Sesión Permanente, trabajando en una cordial, libre y fundada discusión y votación, habiendo aprobado los acuerdos que fueron indispensables para el debido desarrollo del proceso.

El pasado día 1º, ante la fe de hechos del licenciado Eutiquio López Hernández, Notario Público Número 38 de esta ciudad, la Comisión que presido se instaló en cumplimiento a lo dispuesto en la convocatoria desde las 10 hasta las 14 horas, ininterrumpidamente, para recibir las solicitudes de registros en tiempo y forma, habiéndose presentado sólo una única solicitud, la del Senador Ismael Alfredo Hernández Deras, por lo que se le declaró y acreditó como candidato único.

Como ustedes verán, le vieron muchos espolones a nuestro gallo.

Tal evento no impidió que consultáramos a toda la militancia cenecista del país, como lo ordena el mandato y método por el Consejo Político de nuestra organización.

En cumplimiento a lo dispuesto por la Base 14ª de la convocatoria, y en estricta coordinación con los presidentes de los Comités Centrales Ejecutivos de las 32 Ligas de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, honrando el sistema federalista como premisa de nuestra actuación, se convocó a los consejeros políticos de cada entidad, para que en Asamblea Pública con notoria apertura democrática, y ante la fe de los notarios públicos que acudieron en jurisdicción de la localidad respectiva, cumpliendo con la convocatoria expedida y publicada con ocho días de anticipación, tanto en medios electrónicos como en publicaciones en estrados, para dar la mayor difusión posible y transparencia a este proceso electoral.

Así se realizaron 32 elecciones de forma puntual, cuya votación unánime permite que realicemos hoy este trascendental evento, que culmina con la distinguida presencia del Jefe de todas las Instituciones Nacionales, heredero de los principios de la Revolución y de la voluntad democrática del pueblo de México, como es nuestro Presidente Enrique Peña Nieto.

De esta forma, el día 19 del presente mes y año se celebraron, como ya mencioné, 32 asambleas locales, una por cada entidad federativa.

Así, la Confederación Nacional Campesina llevó a cabo un ejercicio electoral transparente, de plena democracia representativa, por conducto de los tres mil 869 consejeros políticos, de los cuales ustedes honrosamente forman parte y que integran el padrón nacional de la CNC.

Vale la pena enfatizar el gran entusiasmo, la participación en las actividades internas de nuestra organización, de tres mil 243 consejeros políticos, lo que significó una asistencia del 83.82 por ciento de la totalidad de los mismos, que ejercieron con plena libertad su derecho de votar para validar y elegir con su voto a favor del candidato único tres mil 240 consejeros políticos, cifra que representó el 99 por ciento, más 90 puntos del total.

Así respaldaron y eligieron al Senador Alfredo Hernández Deras como Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Nacional Campesina.

Esto cierto que la gran mayoría de los protagonistas de esta determinación están aquí presentes, en este Vigésimo Cuarto Congreso Nacional Ordinario, y vienen refrendando la validez del proceso y la elección del Senador Ismael Hernández Deras, como líder nacional de esta histórica organización campesina, que respalda de manera abierta y decidida a su nuevo líder, el día de hoy.

El acto de unidad campesina que hoy se manifiesta, señor Presidente, no solamente se expresa con orgullo solidario, sino al mismo tiempo los campesinos del país, sus amigos, sus hermanos, sus entrañables seguidores, que serán quienes guarden para siempre en su memoria el recuerdo de un hombre que ha sabido entregarse con lealtad al servicio de la Patria.

Por todo ello, señor Presidente de la República, le solicito de la manera más atenta tenga a bien tomarle la Protesta Estatutaria al Senador Ismael Hernández Deras, como Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Nacional Campesina, para el periodo 2018-2022.

Y, para tal efecto, con el aplauso de nuestros amigos, compañeros campesinos, le solicito a usted, de la manera más respetuosa, proceder a tomarle la Protesta.

Por lo tanto, compañeros, les ruego ponerse de pie para proceder al acto seguido.

Tienes usted la palabra, señor Presidente.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Amigas y amigos de esta gran familia cenecista, pregunto al señor Senador Ismael Alfredo Hernández Deras:

¿Protesta usted cumplir y hacer cumplir los estatutos de la Confederación Nacional Campesina, velando siempre por el bienestar de las familias campesinas y por la prosperidad del campo mexicano?

-SEN. ISMAEL ALFREDO HERNÁNDEZ DERAS: Por una CNC unida y en pie de lucha, sí, protesto.

-PRESIDENTE- ENRIQUE PEÑA NIETO: Si no lo hiciera así, que los miembros de esta Confederación se lo demanden.

Felicidades.

-MODERADOR: Escuchemos las palabras del Senador Ismael Alfredo Hernández Deras, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Nacional Campesina.

-SEN. ISMAEL ALFREDO HERNÁNDEZ DERAS: Muchas gracias.

Ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto.

Estimada amiga, Presidenta del Comité Ejecutivo Nacional de nuestro partido, Claudia Ruiz Massieu.

Señores Coordinadores, tanto del Senado como de la Cámara de Diputados, Senador Emilio Gamboa Patrón y el Diputado Carlos Hiriarte Mercado de la Cámara de Diputados.

Señor Presidente de la Cámara de Diputados, Diputado Edgar Romo García.

Amigas y amigos Senadoras, Senadores, Legisladoras, Legisladores que hoy nos acompañan a los cenecistas.

Señor Coordinador del Grupo Parlamentario del Senado, a partir del 1º de septiembre, licenciado Miguel Ángel Osorio Chong.

Estimado amigo guerrerense, aguerrido, compañero de muchas luchas y Coordinador del Grupo Parlamentario en la Cámara de Diputados, licenciado Rene Juárez Cisneros.

Amiga y amigos Secretarios de Estado:

Los saludo el día de hoy y les agradecemos su presencia en la persona del Secretario Baltazar Hinojosa de SAGARPA.

A nuestros compañeros y amigos Gobernadores, a Juan Manuel, a Rolando y a Aristóteles, gracias por acompañarnos también en esta Toma de Protesta.

Amigas y amigos de nuestras organizaciones hermanas: Emilda Flores, Pepe Calzada, gracias. Pablo Angulo, a mi general Fausto Zamorano, gracias por acompañarnos esta ocasión.

Aquí a nuestros compañeros de diferentes organizaciones hermanas campesinas, también, agradecerles su presencia en este Congreso Nacional Ordinaria de la CNC.

Agradecer y valorar en todo el peso que tiene la Confederación Nacional Campesina la presencia de nuestros exdirigentes nacionales; en Beatriz Paredes Rangel, en Humberto Cota Jiménez, en Cruz López Aguilar, Hugo Andrés Araujo, Maximiliano Silerio Esparza, don Heladio Ramírez López, Rubén Escajeda Jiménez.

Y gracias por la presencia y el apoyo para que prevalezca el trabajo en este proceso interno de la CNC, a un cuadro político que, por supuesto, va más allá de la CNC, también, en don Augusto Gómez Villanueva agradecemos a todos nuestros exdirigentes su aportación.

Deseo saludar a las ligas de comunidades agrarias y sindicatos campesinos, en todos los dirigentes estatales que hoy están acá.

Gracias.

A nuestros gobernadores tradicionales de las zonas indígenas diferentes regiones del país. Agradecerles a nuestros hermanos indígenas.

A nuestras filiales de jóvenes, de mujeres, de técnicos, de profesionistas y de agrónomos. Gracias.

Agradecerle al Presidente de este Congreso Nacional, al maestro Julián Rodríguez Sesma. Gracias, Presidente.

A Oswaldo Cházaro, Presidente de los ganaderos en el país. Gracias, Oswaldo por estar con nosotros.

Le quiero agradecer también siempre su acompañamiento en todo, porque así ha sido, desde que tenía yo una actividad o una inquietud política y que en ese tiempo no era todavía mi esposa, a Gaby.

Gracias, Gaby, siempre por el apoyo.

A la China, Gaby, Beatriz y Alfredo.

Deseo saludar a mi padre, a través de mi mamá, Beatriz.

Gracias, mamá, por estar aquí siempre.

Amigas, amigos:

Al rendir protesta hoy como dirigente nacional de la CNC les vengo a ratificar mi compromiso de servir con lealtad, con lealtad al campo mexicano. Lo hago consciente de la responsabilidad que significa coordinar los esfuerzos de la organización campesina más grande e importante de este país, de la CNC.

A ustedes, estimadas y estimados consejeros políticos, estatales, municipales y nacionales, vengo a reconocerles y a agradecerles la confianza que depositan en mí.

Ustedes son la verdadera fuerza de la CNC. La fuerza está en las estructuras de los comités de base campesina y en los comités municipales campesinos; ahí en las ligas, en los comités regionales.

Por eso, hoy, a todos nos motiva mucho la presencia del señor Presidente de la República Enrique Peña Nieto.

Con usted, señor Presidente, compartimos militancia política e identificación ideológica, pero, sobre todo, en la CNC, señor Presidente, en las Cámaras locales, en la Cámara de Diputados Federal y en el Senado, le hemos demostrado que compartimos con usted su proyecto de Nación.

El origen de todos nosotros, sin duda, que está en la Revolución Mexicana. Nuestro destino es y seguirá siendo seguir luchando para buscar más oportunidades para todos.

Señor Presidente:

Usted no entró para administrar. Entró para transformar.

En el 2012 lo habló con toda claridad, incluso invitó a las demás fuerzas políticas de este país, pensando más allá de un aplauso fácil o de un sexenio.

Por eso, usted pudo lograr, con la lealtad de todos los priistas y cenecistas y, por su valentía, en 20 meses, en 14 reformas, el andamiaje que va más allá, pero mucho más allá, de su sexenio.

Lo que no habían podido hacer, ni negociar, ni conciliar en 20 años atrás, las 14 reformas estructurales, señor Presidente, usted las logró concretar en sus primeros 20 meses de este Gobierno.

A menos de 100 días de concluir su mandato, México es más fuerte que hace seis años. Los números no mienten, ahí están.

La inversión productiva y la economía han crecido a mayor ritmo que en el pasado.

Los números no mienten: 3.7 millones de empleos formales generados, hasta ahorita, nos falta hasta noviembre; 3.7 millones de empleos generados, inscritos, registrados en el Seguro Social.

Supera usted el 1.2 millones del Presidente Fox y los 2 pasaditos millones del Presidente Calderón. Los supera usted en cinco años y meses, 12 años de los anteriores gobiernos.

A todos nos consta, amigas y amigos, la cantidad de infraestructura que está sembrada hoy en día en todas las regiones del país.

Mucha de esa infraestructura que es el para el desarrollo y para el empleo, significan un antes y un después para los mexicanos.

Se ampliaron los programas sociales, se redujo el porcentaje de población en situación de pobreza, lo dicen los órganos independientes de su Gobierno.

En el campo, desde el 16, la balanza agropecuaria, lo que vendemos de comida a los países del mundo, en relación a la comida que compramos para los mexicanos, lo que importamos, hoy, es por tercera ocasión positiva. Sin duda, que las exportaciones hoy que tenemos de los productos del campo, son el 60 por ciento mayores a las del sexenio anterior.

Hoy, la producción agropecuaria, que no lo era antes, porque antes era el turismo, hoy, representa el sector de mayor dinamismo de la economía mexicana.

Amigas y amigos:

Y a pesar de los avances, hay que decirlo, persisten rezagos ancestrales y también, nuevos desafíos. Yo le llamaría en nuestras palabras: problemas añejos y nuevos problemas de esta sociedad.

En las zonas urbanas 39 de cada 100 mexicanos viven en pobreza; en las zonas rurales 58 de cada 100 mexicanos enfrentan esta condición

La elevada pobreza en el medio rural, sin duda, que tiene su origen en la falta de oportunidades.

Si en el pasado el reparto de las tierras fue una de las respuestas y de las grandes conquistas de la Revolución Mexicana, hoy, y hay que decirlo así, el reparto de las oportunidades es la mayor exigencia en el campo mexicano, porque sólo así, repartiendo más oportunidades para todos, habrá justicia social.

El reparto de oportunidades significa que los pequeños productores rurales reciban los mismos apoyos que los grandes productores agropecuarios.

El reparto de oportunidades significa que niños y jóvenes del campo tengan la mejor educación que el país les pueda dar, y ahí usted demostró, entendiendo con claridad que la única oportunidad que los niños y los jóvenes campesinos para tener movilidad social y económica, la única oportunidad y apuesta, sin duda, que está en la educación de calidad. Es una de sus 14 reformas estructurales.

El reparto de oportunidades significa que las familias campesinas de México tengan la misma calidad de vida que el resto de los mexicanos.

Nuestros anhelos recuperan las causas que dieron origen a nuestra lucha, y, por eso, estamos bien claros en el legado de Villa, el legado de Zapata y de Cárdenas, con firmeza expresamos: queremos seguir luchando por un campo próspero para que haya un México justo.

En esta tarea nos queda muy claro que la CNC tiene que regresar a su origen. Nuestro reto, amigas y amigos, es forjar una auténtica fuerza, que seamos capaces de articular las nuevas figuras de asociatividad, que nos permitan a ejidatarios y comuneros tener claridad en nuestras alianzas con la iniciativa privada.

Por eso, nuestro compromiso es seguir luchando por generar oportunidades productivas para el campo. Ahí donde, con razón, en ocasiones nos acusan de abandono, vamos a recuperar a la CNC en esas regiones, abanderando las causas de nuestros ejidatarios, comuneros, pequeños productores.

La nueva realidad política nos presenta desafíos, pero nosotros creemos que también oportunidades.

Yo propongo que trabajemos en tres vertientes concretas. Frente a los retos políticos, primero, fortalezcamos nuestro diálogo interno como organización. Que los liderazgos internos de base sean los que cada vez más vayan teniendo los liderazgos formales de la CNC. Que reconozcamos que nos tenemos que capacitar, que nos tenemos que movilizar, que nuestras organizaciones productivas, nuestras Ligas, nuestras asociaciones y sindicatos tendrán que iniciar una nueva etapa, en la que nadie sobra y todos hacemos falta.

Hagámoslo con una estrategia integral de trabajo en la tierra, allá en el ejido, con los comités de base campesinos, con nuestros hermanos indígenas, con nuestros comités regionales. Hagamos sentir, también, la fuerza cada vez más organizada de nuestro sector en las urnas, en los tiempos por venir.

Dentro del clima de cooperación interna, haremos sentir en el partido y en los espacios de representación popular la fuerza política de la CNC.

El PRI, que se escuche muy bien, el PRI cuenta con el respaldo de la CNC. La CNC quiere contar con un apoyo fuerte y decidido del PRI.

Frente al tema de hacernos más productivos, de organizarnos más, de que tengamos la capacidad de identificar nuestras deficiencias, que seamos también articulados cada vez más en nuestros proyectos y en nuestra cooperación institucional.
En la CNC creemos en el combate productivo de la pobreza, pero sin perder nunca el sentido social en el uso de los recursos públicos. Entendemos que los programas de Gobierno requieren reglas de operación, pero sí exigiremos que dichas reglas se ajusten a la realidad del campo mexicano, antes que a cualquier decisión que se tome en algún escritorio del Gobierno.

Tercero. Frente a la agenda del próximo Gobierno Federal y ante el Congreso de la Unión, pugnemos por elevar y diversificar la producción agropecuaria, dándole valor agregado a nuestros productos; focalicemos programas de fomento agropecuario, identifiquemos subsidios, el esquema de precios, incentivos y, sobre todo, comercialización.

Sabemos que los pequeños productores requieren de organización social, de una economía social vinculada con el mercado. Sin duda, que requerimos y exigiremos también en la próxima etapa la ventanilla única para este sector y que se cumpla con el crédito a la palabra. Que cumplan.

Nos queda claro que en la democracia hay temas y tiempos para competir, y hay temas y tiempos para construir. En la CNC estamos listos para construir en esta nueva etapa, con todos, pero también estamos listos para defender lo nuestro.

Al próximo Gobierno le expresamos disposición al diálogo, disposición al acuerdo, pero demandaremos trato justo. Sin duda, que no permitiremos que se excluya a millones de campesinos de los apoyos sociales y productivos por el hecho de haber votado por una opción política distinta a la que resultó vencedora. En ese compromiso, estará toda la fuerza de la CNC, en ni exclusión, ni discriminación.

Exigiremos trato parejo como a cualquier otra organización en el país. Ese es el legítimo derecho de nuestra gente, por el simple hecho de ser campesinos. En la defensa de nuestros derechos, ni un paso atrás. Vamos a luchar para igualar las oportunidades productivas y hacer efectivos los derechos sociales en el campo.

Vamos y lo hemos platicado con Senadores y Diputados, por una reforma al campo que genere mayores ingresos y bienestar para las familiares rurales.

Vamos por una reforma al campo que sea una auténtica revolución productiva, económica y social contra la pobreza y contra la desigualdad, vamos por los programas que empoderen de una vez por todas a las mujeres, que hoy son actoras fundamentales en la CNC.

Sin las mujeres nada. Lo sabemos bien, diría nuestro compañero Secretario de Cultura, Martín Urieta: Mujeres divinas, las necesitamos en la CNC.

Gracias compañeras.

Nos queda claro que para tener viabilidad de largo plazo los jóvenes tienen que ser actores fundamentales en la vida orgánica de la CNC.

Gracias, jóvenes.

Y nos quedan claros los temas de jornaleros agrícolas y sus familias, sus derechos laborales.

Vamos por un nuevo impulso que respete, revalore y mejore las condiciones de vida de nuestros hermanos indígenas.

Que lo sepan todos, todos los campesinos de México, que lo sepan las mujeres del campo, la CNC será la más eficaz defensora de sus derechos. No permitiremos ni abusos ni olvidos.

Desde la CNC exigiremos los apoyos que permitan desenvolver al sector agropecuario sin preferencias, sin preferencias para los grandes productores. Un trato con equidad.

Seremos garantes de los espacios de representación que como organización campesina tenemos en instituciones y en programas de Gobierno. No permitiremos que el nuevo Gobierno ignore el peso social y político de la CNC.

Con las mujeres campesinas, con los jóvenes del campo, con una CNC viva y actuante, en la vanguardia siempre, y en la propuesta. No queremos una CNC ni silenciosa ni amedrentada. Tenemos mucho que defender. Tenemos mucho que conquistar.

Los campesinos de México no están solos. La histórica Confederación Nacional Campesina es su espacio. La CNC es su fortaleza, es su bastión. Sin duda, su plataforma para seguir adelante.

De esto, la estructura somos los responsables de iniciar una nueva etapa.

Señor Presidente:

Hoy las fuerzas vivas de esta gran organización le queremos decir: refrendamos a usted nuestra invariable lealtad institucional y nuestro orgullo, señor Presidente, por el legado que ha construido usted y su Gobierno a favor de México y de las futuras generaciones.

Cómo no valorar, Presidente, cómo no valorar su visión y su determinación para transformar a México, cuando el crecimiento económico y el empleo son la mejor política contra la pobreza.

Cómo no reconocerle su apasionada lucha por ofrecer educación de calidad a todas las niñas y niños de México cuando son, precisamente, los hijos de los campesinos los que se benefician más en la educación pública, con una educación de calidad.

Para el Presidente de la República nuestro respeto y nuestro reconocimiento. Para Enrique Peña Nieto, para el ser humano, para el amigo, nuestra amistad permanente e incondicional, Presidente.

Le queremos decir: usted sembró cariño, respeto absoluto, atenciones de primera. Hacia adelante usted cosechará gratitud, respaldo y de la campesina y de los campesinos en el país, afiliados a la CNC, amistad, la amistad del corazón, la amistad de la buena.

Así será.

Compañeras y compañeros de la CNC:

Hemos llegado hasta aquí, a estos 80 años de la vida de la CNC.

Juntos seguiremos la lucha. Frente a la adversidad, la unidad; frente al futuro, la fuerza de nuestro origen.

Qué viva Enrique Peña Nieto.

Qué viva el PRI.

Qué vivan los campesinos de México.

Qué viva la CNC.

Viva México.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *