Inicio » Noticias » Estatales » Ejidatarios difieren con el Fonatur por el avalúo de tierras

Ejidatarios difieren con el Fonatur por el avalúo de tierras

JESÚS VÁZQUEZ. EL ECONOMISTA.

El verdadero negocio estará en los desarrollos inmobiliarios que se pretenden construir en torno a las estaciones del proyecto, aseguran.

Ejidatarios difieren con el Fonatur por el avalúo de tierras

Cancún, QR. Ejidatarios de Bacalar difieren con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en cuanto al avalúo de sus tierras.

Mientras los comuneros piden que sea un avalúo comercial el que determine el valor de las hectáreas que eventualmente aportarán al proyecto del Tren Maya, el Fonatur pretende que sea el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) el que realice el trabajo.

Filiberto Buitrón Hernández, excomisario ejidal de Bacalar, reconoció que la última reunión que sostuvieron el pasado 4 de agosto con el director de Gestión Estratégica y Enlace Institucional del Fonatur, Manuel Santiago Quijano, fue más fructífera que las previas negociaciones que habían tenido con Pablo Careaga Córdova, enlace territorial del proyecto férreo en Quintana Roo; sin embargo, dijo, aún quedan por resolver diferencias sustanciales para seguir avanzando en las negociaciones con el gobierno federal.

“No estamos de acuerdo con un avalúo del Indaabin (…) Está bien que presenten el avalúo, pero luego nosotros también queremos que tomen en cuenta el que nosotros realicemos”, puntualizó.

El exlíder comunero refirió que es fundamental que se determine un valor justo de las tierras para que el ejido pueda, con base en esa información, determinar si se incorporan al proyecto.

“Se trata de acordar un valor justo, no con base en lo que hoy valen las tierras, sino tomando en cuenta el costo que tendrán cuando se definan los planes de desarrollo urbano y los proyectos que se pretenden construir”, explicó.

Buitrón Hernández aseguró que las tierras para la vía férrea quedan en segundo plano, pues el verdadero negocio estará en los desarrollos inmobiliarios que se pretenden construir en torno a las estaciones del tren, según los planteamientos que los propios funcionarios del Fonatur les han hecho en las diferentes reuniones con el pleno de la asamblea ejidal.

Fibra

El ejidatario confirmó que el Fonatur no les ha pedido vender sus tierras, sino convertirse en socios del Tren Maya a través del fideicomiso de inversión y bienes raíces (fibra), no obstante, expuso, todavía no tienen claro cuál será el valor de las acciones que tendrá el ejido si aceptan aportar sus tierras al proyecto federal.

“Nos hablan de ciudades sostenibles y de que entre más sea la tierra que aportemos será mejor para el proyecto, pero nosotros no podemos tomar una decisión sin que nos definan cuánto van a valer las acciones, de qué manera vamos a tener ganancias y que haya el compromiso de que no nos van a hacer a un lado”, manifestó.

Filiberto Buitrón manifestó que pese a las diferencias que aún tienen con el Fonatur, la última reunión que sostuvieron con el director jurídico de la dependencia fue fructífera, pues incluso el pleno de la asamblea ejidal otorgó la anuencia para que el gobierno federal realice estudios y proyecciones dentro de sus tierras ejidales, lo cual, detalló, no significa que hayan aceptado incorporarse al proyecto, sino permitirles que hagan los cálculos necesarios que les permitan definir la superficie de tierra que necesitarán para el Tren Maya.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *