Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
lunes , 25 octubre 2021
Inicio » Opinión » El aguacate mexicano y su pronóstico comercial para 2030

El aguacate mexicano y su pronóstico comercial para 2030

Compartir es bueno:

JUAN CORTINA GALLARDO. LINKEDIN.COM.

En el estudio Perspectivas Agrícolas 2021-2030 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) se pronostica que el aguacate se convertirá en la fruta tropical más comercializada al final de esta década. Esto quiere decir que habría un crecimiento anual de 5.2% en la producción y exportación de aguacate de nuestro país que, hasta la fecha, ocupa el primer lugar como productor del llamado “oro verde”.

Según esta publicación, se espera que alrededor del 74% de la producción mundial de aguacate provenga de Latinoamérica y el Caribe debido a las condiciones climáticas y de suelo de la región que son favorables para este cultivo. Los cálculos de la OCDE y la FAO indican que en 2030 su comercialización alcanzará los 3.9 millones de toneladas y superará los niveles de exportación de la piña y el mango, las otras dos frutas tropicales líderes del mercado.

A pesar de la aparición de países exportadores emergentes, se prevé que la participación de México en las ventas del aguacate siga creciendo hasta llegar a 63% al final de esta década. Esto tiene que ver con el hecho de que Estados Unidos, el país vecino del norte, se ha convertido en el principal importador de este fruto en el mundo y mantendrá esa posición a lo largo de este decenio.

Además de EU, países de la Unión Europea como España, Países Bajos y Francia, así como Canadá, Japón, China y Reino Unido, entre otros, han mostrado un interés creciente en el aguacate debido a los beneficios que aporta a la salud. Además, de acuerdo con la OCDE y la FAO, China y algunos países del Medio Oriente incrementarán rápidamente sus compras de este producto para 2030.

Por su parte, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) ha documentado que la expansión de la superficie de siembra del aguacate y los mayores rendimientos de la cosecha en nuestro país permiten sostener el ritmo de las exportaciones. Tan sólo en 2019 se plantaron 1.2% más hectáreas y se cosechó 4.6% más producto que el año anterior. Con 1.7 millones de toneladas valoradas en 39 mil 117 millones de pesos, Michoacán es el estado de mayor producción de aguacate en el país y es la única entidad que cuenta con la certificación para exportar el producto a EU.

A la fecha, de las 2.3 millones de toneladas de aguacate que se producen en México cada año, se exportan 1.28 millones de toneladas. En 2017, las estimaciones del gobierno eran que para 2030 el sector aguacatero podría llegar a exportar 2.14 millones de toneladas de la fruta con un valor de alrededor de 4 mil millones de dólares. Alcanzar estas cifras no es imposible, pero es un gran reto que requiere importantes esfuerzos.

Para consolidar a México como potencia exportadora de aguacate en 2030 debemos fortalecer la cadena productiva y reforzar la calidad e inocuidad del producto. También es necesario promover mayores medidas de seguridad pública, esquemas de financiamiento y certificaciones de exportación no solo para los productores aguacateros michoacanos, sino también para los de otras regiones del país. La oportunidad de diversificar los mercados para nuestro “oro verde” están al alcance, pero la concreción de esta perspectiva depende de maximizar la capacidad de producción que ya se tiene.

 

Compartir es bueno:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *