jueves , 12 diciembre 2019
Inicio » Carrusel » El camarón mexicano de exportación, en riesgo
El camarón mexicano de exportación, en riesgo. FOTO: Sergio Pérez. EL DEBATE.

El camarón mexicano de exportación, en riesgo

PAOLA TOLEDO. DEBATE.

La disminución en las tallas del camarón es el principal motivo de la incertidumbre en la exportación.

MAZATLÁN, Sinaloa. Las producciones en camarón de exportación mexicano cayeron hasta un 50% menos a comparación de la temporada pasada.

El presidente de la Unión de Armadores del Litoral del Pacífico, Jesús Omar Lizárraga Manjarrez señaló que la mayor parte de la producción fueron tallas chicas, mismas que disminuyen de manera considerable el valor de la producción.

Esta situación ha causado que no se puedan cubrir los costos de operación de las embarcaciones, repercutiendo en la posibilidad de que gran parte de la flota no realice un segundo viaje. Lizárraga Manjarrez explicó que algunos barcos sí han estado saliendo por un segundo viaje, pues mantienen la esperanza de poder captar la producción suficiente para poder solventar los gastos y poderse emplear un mes más de la temporada, sin embargo, esta decisión es aventurada pues normalmente en los segundos viajes, los volúmenes de capturas bajan considerablemente.

Disminución

El líder pesquero reiteró que hay hasta un 40 o 50 por ciento de disminución en las capturas del crustáceo en comparación de lo que se obtenía en el primero.

No obstante, al haber menos embarcaciones en altamar se puede mantener un promedio regular o mejor de lo esperado en la pesca de camarón.

Esto podría beneficiar a la exportación, pues si de  ese promedio se obtienen las tallas adecuadas para poder solventar los costos de operación, sería redituable.

“Si fueran tallas grandes tendría mejor valor la producción, beneficiando para querer apostarle a un viaje más, sin embargo, las tallas que se están pescando son tallas chicas, comerciales pero a precios bajos”, lamentó.

Alternativas

El representante de los armadores señaló que se requiere capturar más para poder solventar costos de operación, por las tallas pequeñas que hay.

Esta incertidumbre ha generado que hasta un 40 por ciento de la flota se encuentre amarrada en el muelle, sin salir a pescar.

Mientras que en el caso del otro porcentaje, o no ha culminado su primer viaje o está apostando a un segundo.

Debido a los altos costos que hay, el sector está tratando de alargar el viaje con alternativas como de fondear para pescar solo cuando hay marea o en una sola zona, para evitar moverse y así no gastar combustible.

“Se están creando alternativas que no son las más idóneas, pero al no haber otra cosa que hacer así se está trabajando”, advirtió.

Costos de operación

Los costos de operación que hay no les permite que se puedan mover de una zona a otra para poder buscar una producción con tamaños mayores donde se puedan solventar mejor los costos.

“El porcentaje de los costos de producción varía dependiendo de la embarcación”, aseguró.

El productor agregó que  en el caso del combustible, su costo se lleva entre un 70 o 80 por ciento del valor de la producción, dejando solamente un 20 o 30 por ciento para solventar todos los demás gastos que tiene la embarcación, desde insumos, reparaciones e incluso hasta la paga de la tripulación.

“La situación por la que está pasando el sector cada vez es más crítica, por eso hay tanta incertidumbre”, expresó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *