jueves , 21 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Nacionales » El cambio climático no es un tema de moda; afecta seguridad alimentaria y combate a la pobreza

El cambio climático no es un tema de moda; afecta seguridad alimentaria y combate a la pobreza

COMUNICACIÓN SOCIAL CÁMARA DE SENADORES

Los tres huracanes que se registran en el Caribe nos hablan de los tiempos que estamos viviendo.

El cambio climático no es un tema de moda, sino una de las mayores amenazas que enfrenta la humanidad, por los desafíos inherentes al aumento en la temperatura global como olas de calor, sequías, derretimiento de glaciares e inundaciones y su efecto multiplicador de otros riesgos como la seguridad alimentaria y el combate a la pobreza.

Así lo advirtió en la sesión de este jueves, la senadora Silvia Garza Galván, del Grupo Parlamentario del PAN, quien también alertó que los tres huracanes que se registran en el Caribe “nos hablan de los tiempos que estamos viviendo, pero también de las medidas que no hemos tomado”.

“Tenemos que encender los focos rojos. Al paso de estas lluvias que tenemos en gran parte del territorio nacional, vamos a ver cuántas cosechas se han perdido” y cuál es el impacto en la ganadería y “en algunos estados sigue la sequía”, expresó.

Garza Galván agregó: “tenemos que entender que en el país no solamente están los problemas económicos y de inseguridad, hay muchos problemas que nos van a afectar y éste es uno de ellos” y un clima inestable incrementará la vulnerabilidad de la sociedad.

En este contexto, propuso solicitar al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, un informe actualizado sobre las acciones que ha adoptado la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, respecto a este fenómeno y sus posibles repercusiones para la seguridad nacional.

Además, pidió al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores un reporte actualizado sobre la posición del gobierno de México respecto al tema de cambio climático y sus posibles repercusiones para la seguridad internacional, incluyendo el posible nombramiento de un Representante Especial de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y Seguridad.

La propuesta se turnó a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

PROPOSICIÓN de la Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta a los titulares de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a realizar diversas acciones en materia de cambio climático y sus posibles repercusiones para la seguridad nacional e internacional.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES.

SENADOR ERNESTO CORDERO ARROYO
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
CÁMARA DE SENADORES
LXIII LEGISLATURA
P R E S E N T E.

La que suscribe SILVIA GUADALUPE GARZA GALVÁN, Senadora por el Estado de Coahuila, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 8 numeral 1 fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República, así como por el artículo 179 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a consideración de esta Soberanía la proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta a los Titulares de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a que realicen diversas acciones en materia de cambio climático y sus posibles repercusiones para la seguridad nacional e internacional, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El cambio climático es una de las mayores amenazas que la humanidad enfrenta, no sólo por los desafíos inherentes al aumento en la temperatura global (olas de calor, sequías, derretimiento de glaciares, inundaciones, etc.), sino también por su efecto multiplicador de otros riesgos, entre ellos la seguridad alimentaria y el combate a la pobreza.

Para minimizar los impactos del cambio climático, 195 países del mundo acordaron, bajo el Acuerdo de París, limitar el aumento de temperatura “muy por debajo de los 2 grados centígrados”, y estabilizar la temperatura en 1.5 grados por medio de reducciones voluntarias de gases de efecto invernadero y acciones de mitigación por parte de las naciones firmantes.

No obstante lo anterior, de acuerdo a estudios de Climate Action Tracker (CAT), los compromisos de acción climática contraídos en virtud del Acuerdo de París en 2015, darán lugar a un calentamiento de 2.8 grados centígrados, con pocas probabilidades de que el calentamiento se mantenga por debajo de 3.1°C. El CAT también evaluó las políticas de los gobiernos firmantes que se han implementado desde entonces y ha encontrado pocos cambios desde 2015. Las políticas aún conducen a un calentamiento de 3.6°C, ahora incluso más lejos del límite de calentamiento acordado globalmente de 1.5°C. [*]

De esta manera, cada vez hay más pruebas de que, incluso con las ambiciosas medidas de mitigación bajo el Acuerdo de París, el sistema atmosférico de la Tierra llegará, a mediados de siglo, a un calentamiento cercano a los 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales, y es probable que los impactos del cambio climático, como las olas de calor, ya sean inevitables.

En el Reporte “Bajemos la temperatura” del Banco Mundial se confirma lo indicado en el Quinto Informe de Evaluación (AR5)del Panel Gubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) y las versiones anteriores de Bajemos la temperatura, de que, en ausencia de medidas de mitigación a corto plazo y mayores compromisos de reducción de emisiones, se incrementa la posibilidad de alcanzar o superar un calentamiento de 4°C en este siglo. De esta manera, el reporte concluye lo siguiente en virtud de las políticas vigentes, existe un 40 % de posibilidades de superar los 4 °C para el 2100 y un 10 % de posibilidades de superar los 5 °C, por lo que advierte que:

Si el planeta continúa calentándose hasta los 4°C, las condiciones climáticas, el calor y otros fenómenos extremos que hoy se consideran sumamente inusuales o sin precedentes se convertirán en la nueva realidad climática, un mundo de mayores riesgos e inestabilidad. Las consecuencias para el desarrollo son graves, ya que se reducirían las cosechas, cambiaría la disponibilidad de los recursos hídricos, las enfermedades alcanzarían nuevas proporciones y subiría el nivel del mar. Con 2°C de calentamiento, será mucho más difícil promover el desarrollo humano, erradicar la pobreza, aumentar la prosperidad mundial y reducir la desigualdad en el mundo. [*]

Asimismo, el AR5 del IPCC concluye que el cambio climático plantea un riesgo a la seguridad nacional y global:

El cambio climático conducirá a nuevos desafíos para los estados y configurará cada vez más las condiciones de seguridad y las políticas de seguridad nacional. Los aspectos físicos del cambio climático, como el aumento del nivel del mar, los eventos extremos y las interrupciones hidrológicas, plantean retos importantes a las infraestructuras vitales de transporte, agua y energía. Algunos estados están experimentando grandes desafíos a su integridad territorial, incluidos los pequeños estados insulares y otros estados altamente vulnerables al aumento del nivel del mar. Algunos impactos transfronterizos del cambio climático, como los cambios en el hielo marino, los recursos hídricos compartidos y la migración de las poblaciones de peces, tienen el potencial de aumentar la rivalidad entre los estados. La presencia de instituciones robustas puede manejar muchas de estas rivalidades, de modo que la seguridad humana no se vea gravemente erosionada. [*]

De esta manera, un clima inestable incrementará la vulnerabilidad de las sociedades. Por ello, diversos foros internacionales han identificado al cambio climático como una amenaza para la seguridad global.

Durante la Conferencia Especial sobre Seguridad (Ciudad de México, 27 a 28 de octubre de 2003), la Organización de los Estados Americanos adoptó la Declaración sobre Seguridad en las Américas, en cuyo párrafo 41 se indica: “Reconocemos que el cambio climático global puede constituir una amenaza, una preocupación o un desafío para la seguridad de los Estados del Hemisferio. Nos comprometemos a trabajar coordinadamente en aras de mitigar los efectos adversos que el cambio climático global pueda tener sobre nuestros Estados y a desarrollar mecanismos de cooperación en concordancia con los esfuerzos internacionales en esta materia.” [*]

A instancias de Reino Unido, en 2007 el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, cuya responsabilidad primordial es mantener la paz y la seguridad

internacionales, sostuvo un debate sobre la posibilidad de considerar al cambio climático como una amenaza para la seguridad global. En 2011 Alemania impulsó un segundo debate sobre el tema, haciendo énfasis en la vulnerabilidad de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS por sus siglas en inglés).

La Asamblea General de las Naciones Unidas emitió en junio de 2009 una Resolución, [*] mediante la cual externó su preocupación por las repercusiones que el cambio climático podría tener para la seguridad, invitando a los órganos pertinentes de las Naciones Unidas a que, en el marco de sus respectivos mandatos, intensificaran sus esfuerzos para examinar el cambio climático, incluidas sus posibles repercusiones para la seguridad, y solicitó al Secretario General que presentara a la Asamblea un informe amplio relativo a las posibles repercusiones del cambio climático para la seguridad.

Con el fin de brindar insumos para la elaboración de este informe, el gobierno de México remitió a Naciones Unidas comentarios sobre el vínculo entre cambio climático y seguridad, [*] al siguiente tenor:

  • “Bajo la perspectiva de la seguridad ampliada o multidimensional, sustentada en la naturaleza de las nuevas amenazas a la sociedad internacional y en las siete esferas de la seguridad humana propuestas en 1994 por el PNUD en el Informe Mundial sobre Desarrollo Humano (económica, política, personal, ambiental, social, alimentaria y de salud), la seguridad se refiere a las condiciones de estabilidad que se suponen benéficas para el desarrollo de los individuos, un país o de la comunidad internacional.”
  • “En este sentido, el impacto, la magnitud y la prevista durabilidad de los fenómenos ambientales, sociales y económicos detonados por el cambio climático lo convierten en un asunto prioritario que repercute de manera directa en cada una de las esferas de la seguridad antes mencionadas, llegando a poner en situación de riesgo la supervivencia humana, la de diversas especies y las condiciones vitales del planeta.”
  • “La crisis provocada por el cambio climático es global, progresiva y amenaza la supervivencia del ser humano en el planeta, características que evidentemente hacen del cambio climático un asunto de seguridad.”
  • (…) “las catástrofes ambientales que estallarán debido al cambio climático podrían provocar un incremento en el número de desplazados y refugiados ambientales, una mayor tensión sobre los recursos naturales y por ende conflictos tanto al interior como al exterior de los Estados. Se trata de un tema que por su magnitud obliga a la reforma de las leyes de migración nacionales y del derecho internacional en materia de refugiados y del Derecho del mar, pues seguro es que se presentarán conflictos concernientes al establecimiento de fronteras marítimas y terrestres y a la violación de derechos humanos, entre otros.”
  • “Cada uno de los problemas producidos por el cambio climático (…) amenaza con agudizar los demás asuntos de la actual agenda de seguridad tales como el terrorismo, la descomposición del Estado, el tráfico ilegal de armas, el crimen organizado transnacional y mermar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y los Planes Nacionales de Desarrollo.”
  • “En México, los impactos del cambio climático provocarán aumento en la intensidad de períodos de sequías, lluvias y ciclones tropicales, lo cual exacerbará las iniquidades en empleos, la salud, acceso a los alimentos, agua y otros recursos; esto puede ser un detonante que afecte las condiciones de seguridad en las diferentes regiones y sectores del país.”

Como una medida para atender la problemática anterior, el gobierno de México propuso institucionalizar la articulación de las agendas nacionales de cambio climático y gestión de riesgos en desastres a través de la Comisión intersecretarial de Cambio Climático.

Tras concluir la consulta con los gobiernos de distintos países, la Asamblea General publicó en septiembre de 2009 un informe, detallando las cinco vías por las cuales el cambio climático podría afectar a la seguridad: [*]

  1. “Vulnerabilidad: el cambio climático representa una amenaza para la seguridad alimentaria y la salud humana, y aumenta el grado de exposición de los seres humanos a fenómenos extremos;
  2. Desarrollo: si como consecuencia del cambio climático se produce una desaceleración o una reversión del proceso de desarrollo, aumentará la vulnerabilidad y la capacidad de los Estados para mantener la estabilidad podría verse menoscabada;
  3. Reacciones y seguridad: la migración;
  4. Apatridia: la pérdida por un Estado de su condición de tal como resultado de la desaparición de su territorio tiene consecuencias para los derechos;
  5. Conflictos internacionales: los efectos del cambio climático en los recursos internacionales compartidos o no delimitados pueden repercutir en la cooperación internacional.”

En 2013 los Ministros de Relaciones Exteriores del G-8 emitieron un comunicado que define al cambio climático como un reto global que, de no ser controlado, podría tener consecuencias dramáticas no sólo en el medio ambiente, sino también en la prosperidad económica. En este tenor, los Ministros del G-8 reconocieron que el cambio climático es un factor que contribuye al incremento de riesgos globales tanto en materia económica como de seguridad.

En 2015 los países miembros del G-7 encargaron un reporte independiente [*] que identificó siete riesgos vinculados al cambio climático que pueden representar serias amenazas a la estabilidad de las sociedades: 1) Competencia por los recursos locales, 2) Falta de seguridad en los medios de subsistencia y migración, 3) Eventos climáticos extremos y desastres, 4) Precios de la comida y abasto volátiles, 5) Manejo transfronterizo del agua, 6) Aumento en el nivel del mar y degradación costera, 7) Efectos no intencionales de las políticas climáticas. El reporte señala que el cambio climático multiplicará otros riesgos, entre ellos la degradación ambiental, el crecimiento de la población, la demanda creciente de recursos y el crecimiento económico inequitativo.

Durante la Cumbre Mundial Humanitaria (Estambul, mayo de 2016), el Presidente de Nauru solicitó al Secretario General de Naciones Unidas el nombramiento de un Representante Especial sobre Cambio Climático y Seguridad,cuyas responsabilidades incluirían:

  • Mejorar el entendimiento sobre los aspectos de seguridad vinculados al cambio climático.
  • Reportar regularmente a la Asamblea General y al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas las amenazas emergentes de seguridad y cambio climático.
  • Facilitar la cooperación regional sobre asuntos transfronterizos que puedan ser afectados por el cambio climático.
  • Auxiliar a países vulnerables a evaluar sus circunstancias nacionales de seguridad y a desarrollar planes de acción para incrementar su resiliencia.
  • Identificar y monitorear puntos críticos potencialmente peligrosos y sus vínculos con el cambio climático y la seguridad.
  • Involucrarse, de ser el caso, en actividades de diplomacia preventiva.
  • Apoyar en situaciones de post-conflicto ocasionadas por el cambio climático, en particular cuando existan factores de riesgo que afecten la estabilidad.

En seguimiento a lo anterior, en agosto de 2017 los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo del Pacífico reiteraron su solicitud de nombrar un Representante Especial sobre Cambio Climático y Seguridad a efecto de iniciar discusiones de una manera abierta y transparente sobre el tema. La propuesta fue presentada por el Embajador de Nauru ante Naciones Unidas durante el retiro convocado por el Secretario General con el fin de analizar posibles reformas a dicho organismo.

Cabe destacar que del 6 al 17 de noviembre de 2017 se celebrará en Bonn, Alemania, la Vigésimo Tercera Conferencia de las Partes (COP 23) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la cual será presidida por primera vez por un Pequeño Estado Insular en Desarrollo: la República de Fiji.

En tal sentido, reviste especial importancia que el gobierno de México fortalezca sus acciones en materia de cambio climático y sus posibles repercusiones para la seguridad nacional e internacional.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de ésta Soberanía la proposición siguiente:

 

PUNTOS DE ACUERDO

PRIMERO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente al Titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en el marco de la actividades de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, a que remita a la brevedad posible a esta Soberanía un informe actualizado sobre las acciones que ha adoptado dicha Comisión respecto al tema de cambio climático y sus posibles repercusiones para la seguridad nacional.

SEGUNDO.– El Senado de la República exhorta respetuosamente al Titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el marco de las actividades del Grupo de Trabajo de Negociaciones Internacionales de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, a que remita a la brevedad posible a esta Soberanía un informe actualizado sobre la posición del gobierno de México respecto al tema de cambio climático y sus posibles repercusiones para la seguridad internacional, incluyendo el posible nombramiento de un Representante Especial de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y Seguridad.

Dado en el salón de sesiones a 7 de septiembre de 2017.

SENADORA SILVIA GARZA GALVÁN


[*] Climate Action Tracker, “Major challenges ahead for Paris Agreement to meet its 1.5deg warming limit” (2016), disponible en: http://climateactiontracker.org/news/265/Major-challenges-ahead-for-Paris-Agreement-to-meet-its-1.5deg-warming-limit-.html

[*] Banco Mundial,“Bajemos la temperatura: Cómo hacer frente a la nueva realidad climática”, Síntesis Ejecutiva, (2012),. p. 1, disponible en: http://documents.worldbank.org/curated/en/602511468226209555/pdf/927040v10Spani09SPAspa0010NOEmbargo.pdf

[*] Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático, Contribución del Grupo de Trabajo II al 5to Reporte de Evaluación del IPCC”, Capítulo 12, Seguridad humana, (2014), disponible en: http://www.ipcc.ch/pdf/assessment-report/ar5/wg2/WGIIAR5-Chap12_FINAL.pdf

[*] Organización de los Estados Americanos, “Declaración sobre Seguridad en Las Américas”, OEA/Ser.K/XXXVIII, CES/dec.1/03 rev. 1 (28 de octubre de 2003), disponible en: http://www.oas.org/36AG/espanol/doc_referencia/DeclaracionMexico_Seguridad.pdf. Cabe señalar que Estados Unidos no se unió al consenso en torno a este párrafo toda vez que consideró que presentaba “una imagen errónea de la naturaleza de los desafíos a largo plazo que plantea el cambio climático global, que no es de origen hemisférico ni se presta a soluciones a corto plazo, (…)”

[*] Naciones Unidas, Asamblea General, “El cambio climático y sus posibles repercusiones para la seguridad”, A/63/281 (11 de junio de 2009), disponible en: http://www.un.org/en/ga/search/view_doc.asp?symbol=A/RES/63/281&referer=http://www.un.org/depts/dhl/resguide/r63_resolutions_table_eng.htm&Lang=S

[*] Gobierno de México, “Comentarios de México sobre cambio climático y seguridad nacional e internacional”, 2009, disponible en: http://www.un.org/esa/dsd/resources/res_pdfs/ga-64/cc-inputs/Mexico_CCIS_spanish.pdf

[*] Naciones Unidas, Asamblea General, “El cambio climático y sus posibles repercusiones para la seguridad. Informe del Secretario General”, A/64/350 (11 de septiembre de 2009), disponible en: https://documents-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/N09/509/49/pdf/ N0950949.pdf?OpenElement

[*] Lukas Rüttinger et al., (2015). A New Climate for Peace: Taking Action on Climate and Fragility Risks, Alemania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *