Inicio » Noticias » Nacionales » El campo no es nicho para hacer obras de caridad

El campo no es nicho para hacer obras de caridad

COMUNICADO DE PRENSA. CAM…

El Secretario General de la Confederación Agrarista Mexicana, Humberto Serrano Novelo exigió que se deje de ver al campo como un nicho para hacer obras de caridad, pues aseguró que los más de 6 millones de campesinos tienen la capacidad y solidez para producir los alimentos que den seguridad y soberanía alimentaria para la población mexicana.

Al encabezar el XXX Congreso Nacional de la Confederación Agrarista Mexicana, dijo que la Reforma para el Campo tiene que ser de fondo y poner como prioridad nacional, que va ligada a la seguridad alimentaria, ya que si no logramos preparar a nuestros campesinos para producir alimentos que requerimos estaremos expuestos a la volatilidad del mercado internacional.

Ante el Subsecretario de Desarrollo Rural de la Sagarpa, Juan Verdugo Rosas y del Procurador Agrario, Cruz López Aguilar, reclamó “requerimos que nuestras propuestas sean escuchadas  de una manera formal y no en eventos masivos donde se diluyen y quedan en voces  olvidadas, reactivemos el diálogo y no impongan su voluntad sino escuchen las demandas de los actores del campo”.

Ante un auditorio abarrotado de campesinos de todo el país, Humberto Serrano Novelo señaló que la Secretaría de Hacienda pareciera que el campo ya no es importante ya que ha bajado su aportación al Producto Interno Bruto, canalizando un presupuesto al campo insuficiente para impulsar el desarrollo que se requiere y aterrizar las reformas.

“El 97% de las unidades de producción rural solo participa en la producción primaria y ésta sólo participa con aproximadamente el 10% del valor final de ls productos en el mercado, por lo que tenemos que trabajar para que los productores del campo se apropien de los demás eslabones de las cadenas productivas para incrementar sus ingresos”, expuso el dirigente de la CAM.

Argumentó Humberto Serrano Novelo que el gran problema del campo es que nuestros enfoques  están siendo tan parciales y nuestras acciones tan unilaterales que la gran estrategia requerida para movilizar un sector que tiene 30 años de estancamiento y gravísimos problemas sociales e institucionales para activarla, debe centrarse en invertir en el capital humano, fomentar la educación y la capacitación.

Es por ello, apuntó, hacemos un llamado a las diversas organizaciones de productores para formar un frente unitario y construir esa gran estrategia para combatir los grandes males del campo como son el hambre, la pobreza y la poca productividad.

También alertó que en México nuestros recursos naturales, bosques, suelo y agua, están en alarmante  proceso de degradación para las futuras generaciones, pues estos se acaban y se refleja en el avance dramático de la deforestación, sobre todo, de los bosques tropicales en regiones como Chiapas, Tabasco o las Huastecas.

Ante ello, a nombre de sus representados, el dirigente de la CAM pidió al Gobierno Federal tener la capacidad de planeación estratégica, no solo ahora en medio de la euforia por las reformas estructurales, sino sobre todo a mediano y largo plazo.

La seguridad alimentaria debe ser una meta a lograr en el 2018 y para ello se requiere un giro en las políticas diseñando programas diferenciados de acuerdo al nivel de desarrollo de cada región.

Es necesario medir el impacto social de los programas de apoyo para el campo y hacerlo de manera sistematizada, sencilla y clara a fin de poder evaluar su conveniencia y en su caso, tener mecanismos ágiles para modificar y adecuarlos a las necesidades que demanden los productores.

La gran estrategia debe venir claramente definida y estructurada en la reforma para el campo por lo que hacemos un llamado a legisladores y secretarías de Estado como Agricultura, Economía y Hacienda a conjuntar esfuerzos y construir estas reformas, con esquemas integrados de atención al campo donde podamos contar con las condiciones adecuadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *