Inicio » Carrusel » El campo tiene necesidad definanciamiento CNA

El campo tiene necesidad definanciamiento CNA

EDGAR JUÁREZ. EL ECONOMISTA.

Proponen crear un banco del Estado especializado en este sector.

Derivado de la reforma financiera, en los últimos años ha habido un mayor flujo de crédito.

ACAPULCO, Guerrero. El Consejo Nacional Agropecuario (CNA), organismo cúpula del sector, reconoce que, derivado de la reforma financiera, en los últimos años ha habido un mayor flujo de crédito hacia el campo.

Luis Fernando Haro Encinas, director general del consejo, destaca que las necesidades de financiamiento siguen siendo muy altas y el porcentaje de la cartera total del crédito bancario para el rubro agroalimentario es aún muy bajo. Pero acepta que es un negocio de riesgo para las financieras, y debe haber la certeza, para los otorgantes de los préstamos, de que recuperarán su dinero.

Está claro que el tema del financiamiento es un elemento primordial para el desarrollo de la actividad. De acuerdo con el director, la penetración que se tiene en cuanto al crédito total que se otorga, el destinado al sector agroalimentario, representa aproximadamente 3.6%, nivel que considera está muy por debajo de lo que debería ser.

En los 90 esa colocación era de alrededor de 9% del total de los préstamos. En América Latina, que podía ser un referente interesante, alrededor de 10% del crédito total va al sector agroalimentario.

Considera que con la reforma financiera existe la posibilidad de detonar el crédito. En el sector, específicamente la nueva Financiera Nacional de Desarrollo registró un crecimiento de 26% en la colocación del crédito, en el último año.

Lo cierto es que el sector es considerado de riesgo, al depender de varios factores como del clima y los mercados, donde la alta volatilidad se ha convertido en una constante. Para esto existen instrumentos de administración de riesgos, que la dan a la propia banca mayor certidumbre a la hora de colocar un crédito.

En definitiva, el mayor número de créditos está fluyendo a través de la banca comercial, pero se fondean de la banca de desarrollo, FIRA y de Financiera Nacional.

Haro Encinas menciona que “la banca comercial ha mostrado un gran interés por el sector agroalimentario. No hay que olvidar que a nivel internacional uno de los sectores que de alguna manera tiene perspectivas viables de desarrollo y de crecimiento es el sector agroalimentario. El tema de la necesidad de incrementar la producción de alimentos a nivel mundial lo hace un sector atractivo para invertir”.

Al cuestionarlo sobre los obstáculos para acceder a un crédito bancario, menciona que son los mismos a los que se enfrenta cualquier cliente, pero hay que sumarle algunos otros. Además, las tasas tienen que ser más adecuadas para que sean más viables los proyectos y sea más fácil cumplir con las obligaciones.

Un sector de riesgos

En el tema de la administración de riesgos, considera adecuado que se tenga que contar con un seguro contra contingencias climatológicas. Entre mayores elementos de seguridad tenga la banca, el riesgo disminuirá, lo que permitiría inclusive bajar las tasas de interés.

Aclara que no todo el financiamiento viene de la banca, también hay un crédito informal que se da a través de comercializadores, de empresas que financian directamente algunas de las actividades productivas. Incluso hay recursos del exterior, pero lógicamente el porcentaje del total de la cartera que se coloca es muy bajo.

Mucho trabajo por hacer

Así, considera que hay mucho trabajo por hacer. El tema es cómo hacer llegar el financiamiento a pequeños productores. Existen esquemas de financiamiento para microcréditos o para pequeños productores de mayor formalidad con manejo de estados financieros, de garantías, de algunos esquemas de administración de riesgos.

Hay un sector exportador exitoso, con uso de tecnología y dentro de éste hay un sector también de la parte de los pequeños productores, en donde queda mucho por hacer.

En términos generales, la banca comercial acude a todos los sectores y ellos analizan sus posibilidades de colocación de crédito, viendo la viabilidad que pueda tener en cuanto a la colocación de éste.

Para el directivo, es favorable que exista banca especializada enfocada a un sector específico, en este caso el agropecuario, como ya existen bancos enfocados en hipotecas. Por ello, considera que sí debe haber una promoción para que exista una banca más especializada en el sector agropecuario con mayores elementos y más conocimiento.

Haro Encinas menciona que lo ideal sería que, entre 10 y 20% del crédito total, fuera para el campo. “Al final del día, lo que te dice el hecho de que se estén colocando mayores recursos a cierto sector es que atraviesa un periodo de mayor desarrollo”, precisó.

El CNA no tiene contemplado contar con un banco especializado. Lo que sí se ha planteado es, como existe en otras partes del mundo, “bancas de desarrollo del propio gobierno para impulsar el sector agropecuario”.

Lo que tenemos en México es una combinación, hay una banca que detona el crédito, hay un gobierno que también impulsa a través de programas de apoyo algunos proyectos productivos.

Y es que la necesidad del crédito del sector es muy amplia. Hay una parte importante que se financia para la producción de granos y oleaginosas, porque hay una mayor formalidad; el tema de la zonas rurales en donde por el acceso no hay instituciones bancarias, eso no ayuda mucho. Por otra parte, en el tema del desarrollo de frutas y hortalizas, ahí el financiamiento es un poco más escaso, refiere Haro.

La participación de otros intermediarios financieros es incipiente para la necesidad que hay de recursos en el agro. Sí existen en algunas zonas, incluso en la reforma financiera está considerándose un mayor impulso a intermediarios financieros no bancarios, para poder impulsar el desarrollo en zonas rurales, pero lógicamente aún es muy incipiente la penetración de este tipo de figuras.

CNA Un sector que tiene sed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *