Inicio » Noticias » Estatales » Quintana Roo » El clima saló a productores en Yucatán

El clima saló a productores en Yucatán

CELESTÚN, Yuc.— Los fuertes vientos, frentes fríos, nortes y otras perturbaciones climatológicas redujeron de manera drástica la producción de sal en Yucatán y, de paso, cerraron los mercados a tal grado que los productores se quejan de que “nos presionan para rematar lo poco que logramos sacar”.

Aunque no hay cifras oficiales de la producción de sal en Yucatán, pero los que se dedican a esta actividad estiman que es de unas 3 mil 500 toneladas anuales con dos cosechas cada seis meses, este año apenas si obtendrán entre mil 200 y mil 600 toneladas en los municipios de El Cuyo y Las Coloradas, al oriente del estado, así como en el puerto de Celestún, al oeste de Mérida, donde es explotan las principales salinas de la entidad.

Yucatán no es uno de los productores importantes de sal en grano del país, pero cuenta con salinas como las de Las Coloradas, donde se cosecha y procesa.

El mal tiempo que inundó parte de las charcas salineras redujo entre 45% y 52% la producción, según cálculos tentativos de los productores.

El precio de la sal en condiciones normales es de 250 a 300 pesos el costal de 60 kilogramos, pero debido a la falta de mercados para la comercialización buena parte de los productores han tenido que reducir sus precios a 140 y 180 pesos el costal, con tal de vender su producto.

La Secretaría de Desarrollo Rural del gobierno del estado aseguró que está programada la entrega de apoyos a productores de sal, como parte de las estrategias de ayuda al sector agropecuario afectado por los cambios del clima.

Los salineros serán incluidos dentro de los programas de apoyo a los afectados por las lluvias e inundaciones en la zona sur en los municipios de Tzucacab, Ticul, Tekax y Peto, informó el titular de Desarrollo Rural del gobierno estatal, Alejandro Menéndez Bojórquez.

Realizan evaluación

El funcionario indicó que realizan una evaluación para determinar el número de charcas salineras afectadas y las posibles necesidades de los productores de sal.

Menéndez Bojórquez consideró lamentable que no se tenga un mercado firme para la venta de la sal y aseguró que están trabajando para que a mediano plazo se garantice la comercialización de las cosechas de sal en Yucatán.

La producción de sal en Yucatán está destinada, en buena medida, a cubrir mercados locales y nacionales, explicó. Para la Secretaría estatal de Desarrollo Rural, si la situación climatológica mejora, los salineros podrán volver a levantar una cosecha en enero o a principios de febrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *