viernes , 20 septiembre 2019
Inicio » Noticias » Internacionales » El CO2, en su máximo nivel en 3 millones de años

El CO2, en su máximo nivel en 3 millones de años

AFP.

París. La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, principal responsable del cambio climático, está en su máximo nivel en tres millones de años, lo que hace inevitable el aumento de la temperatura del planeta y del nivel de los océanos, advierten investigadores.

Hasta la fecha, los científicos estimaban que el nivel actual de CO2, algo superior a 400 partes por millón (ppm), no era más importante que el de hace 800 mil años, en un periodo marcado por ciclos de calentamiento y de enfriamiento de la Tierra.

Pero muestras de hielo y sedimentos marinos extraídos del lugar más frío del planeta revelan ahora que el nivel de 400 ppm se superó por última vez hace tres millones de años, durante el Plioceno. Las temperaturas eran entonces de 3 a 4°C más elevadas, los árboles crecían en el Antártico y el nivel de los océanos era 15 metros superior.

El Acuerdo de París sobre el clima de 2015 busca limitar el calentamiento del planeta a +2°C, o incluso +1.5°C, respecto a la era preindustrial.

Pero en 2017, las emisiones de gas de efecto invernadero superaron todos los récords en la historia de la humanidad, y, teniendo en cuenta los compromisos de los países que firmaron el acuerdo, la tendencia apunta hacia los +3°C.

Para los científicos reunidos en Londres, hay que fijarse en lo que sucedió durante el Plioceno.

Las temperaturas mundiales eran de 3 a 4 °C superiores a las de hoy y el nivel del mar de 15 a 20 metros más elevado, comenta Martin Siegert, profesor de geociencia.

Actualmente, con 1°C más que en la época preindustrial, la Tierra ya se ve afectada por los impactos del desajuste climático, desde inundaciones hasta sequías.

En octubre, el grupo de expertos sobre el cambio climático GIEC advirtió que para mantenerse por debajo de 1.5°C, se tendrían que reducir las emisiones de CO2 en cerca de 50 por ciento antes de 2030.

Pero, pese a las promesas, estas emisiones, causadas por las energías fósiles y la agricultura, no cesan de aumentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *