Inicio » Opinión » El “petróleo blanco” se mueve

El “petróleo blanco” se mueve

MARIELENA VEGA. EXCÉLSIOR…

El “petróleo blanco” es un negocio por demás redituable y que se mueve en territorio nacional, no por nada el consumo per cápita asciende a 48 litros de leche por persona al año, ubicándonos como el segundo país con más ingesta en América Latina, sólo detrás de Uruguay, con un promedio de 70 litros.

Además, la producción de leche en México de forma anual asciende a unos diez mil 900 millones de litros y se importan unos tres mil millones de litros, lo que implica que la demanda es de 14 mil millones de litros, de ahí la importancia por cubrir esa necesidad y que el mercado nacional sea atendido de forma local.

De ahí que firmas como Lala, Alpura, Nestlé, Coca-Cola y algunas firmas pequeñas, pero importantes como Chilchota, lejos de bajar la guardia en este tema, redoblan el paso.

Se habla de que Lala está en busca de hacer algunas adquisiciones en el mercado interno y en Latinoamérica, descartando a países como Cuba y Argentina; en el caso de Brasil, la empresa sería muy cuidadosa dadas las condiciones del mercado lácteo local.

En cuanto a Coca-Cola, que compró a Santa Clara, aunque ha visto deprimido el segmento, ya gestiona estrategias que la posicionen como una de las líderes, incluso al tú por tú con Lala.

Donde el segmento especializado será lo que siga marcando la diferencia entre los jugadores, y donde el segmento con un fuerte potencial a desarrollar sigue siendo el de las fórmulas lácteas.

Si bien es cierto, la leche materna es considerada como el mejor alimento para los bebés, siendo así el gran mensaje de la Semana Mundial de Lactancia Materna, que se busca ser promovida vía la Secretaría de Salud, al mando de Mercedes Juan, a través de una campaña de concientización más allá de la obligación, para que la cultura de esa práctica se realice bajo conciencia y no de orden.

No obstante, es una realidad que 37.4% de las madres que no amamantan dicen que es por la ausencia de leche, 13.7% lo evita por estar enferma y 11.4% comenta que el bebé no quiso la leche materna.

Aunado a ello y de acuerdo con investigaciones recientes, cuando las condiciones médicas de la madre no permiten la lactancia y en respeto a la plena libertad de las madres para decidir sobre la alimentación de sus hijos, las fórmulas lácteas infantiles pueden ayudar a complementar la nutrición de sus bebés de forma segura.

Existen fórmulas enriquecidas con alfa-lactoalbumina en su composición proteica, que en estudios clínicos han resultado brindar a los bebés patrones de crecimiento (talla y peso) semejantes a la leche materna, u otras inclusive sin sacarosa, lo cual ayuda al desarrollo de hábitos alimentarios saludables durante los primeros años de vida y esto es un factor que puede influir en la prevención de futuros problemas de obesidad.

Así que, es precisamente donde los jugadores de este segmento, el potencial a desarrollar es enorme, así que no habrá que perderlo de vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *