sábado , 21 septiembre 2019
Inicio » El Presidente Calderón inaugura una Antena para controlar los cambios en el Medio Ambiente

El Presidente Calderón inaugura una Antena para controlar los cambios en el Medio Ambiente

SALA DE PRENSA PRESIDENCIA. 2 de octubre de 2007. OTHÓN P. BLANCO, Quintana Roo. Discurso del presidente Felipe Calderón Hinojosa, en la Inauguración de la Antena de Recepción de Información Satelital
Muy buenas tardes.
Licenciado Félix González Canto, Gobernador del Estado Quintana Roo.
Magistrada Lizbeth Loy Song Encalada, Presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado.
Licenciada Cora Amalia Castilla Madrid, Presidenta Municipal de Othón P. Blanco.
Doctor Roland Wegener, Embajador de Alemania.
Doctor Michael Schmidt, Jefe de Desarrollo y Aplicaciones del Centro Espacial de Alemania.
Honorables miembros del presídium, señoras y señores:

Hoy damos un paso más en la lucha por el cuidado y la protección de nuestros recursos naturales.

Me alegra mucho estar aquí en Chetumal y particularmente en el Colegio de la Frontera Sur para inaugurar formalmente después de su etapa de prueba las operaciones de una antena de alta resolución que nos permitirá obtener imágenes captadas por satélites, con la finalidad de detectar y visualizar los cambios que sufre el medio ambiente en nuestro país.

Con esta nueva tecnología se abren grandes posibilidades para la ciencia en México y se refuerza la capacidad de nuestra Nación para atender con mayor rapidez los daños en el patrimonio natural del país.

El proyecto de la antena de alta resolución es producto, como ya se dijo, de la cooperación entre el Centro Aeroespacial de Alemania y el Gobierno de México, a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

El proyecto se enmarca en el Memorándum de Entendimiento para la Obtención y Utilización de Información de Monitoreo Remoto en México, que se firmó en el año 2005 entre ambas naciones.

El Centro Aeroespacial de Alemania aporta el uso de la antena y nuestro país asume la operación del sistema, como ya dijo aquí el doctor Sarukhán; importantes diseños programáticos y el software que se utiliza en la antena, no sólo han sido diseñados por ingenieros mexicanos, sino que incluso ha sido exportado su uso a otras naciones, incluyendo a Alemania misma.

Éste es un proyecto que muestra las bondades de la cooperación científica y tecnológica entre México y Alemania, pero también la enorme capacidad de los mexicanos.

Esta antena es la de mayor calidad y capacidad en su tipo en el país, es también la de mayor alcance en toda Latinoamérica junto a la de Sao Paulo, en Sao José dos Campos, en el Estado de Sao Paulo en Brasil.

Y la información satelital que capture estará disponible para todas las dependencias de la Administración Pública y para todas las universidades y centros de investigación nacionales.

Ello consiste en información detallada sobre nuestra orografía y vegetación, en cambios en el medio ambiente y en las condiciones meteorológicas, en alteraciones en bosques y selvas, así como daños en manglares y arrecifes, en ubicación de derrames petroleros, en detección de los lugares del territorio nacional en que está ocurriendo un mayor calentamiento con motivo del cambio climático.

Toda esta información nos permitirá atender con mayor velocidad desastres naturales, como son los incendios forestales y evaluar sus daños; mitigar con mayor eficacia los cambios paulatinos que están ocurriendo en el medio ambiente; elaborar planes de manejo de bosques y recursos; mejorar la investigación en agricultura, silvicultura, geología, hidrología, cartografía, oceanográfica, mapeo de uso de suelo, entre otros campos.

Ahí particularmente me interesa mucho la información detallada sobre la tasa de deforestación que tiene el país, y le voy a pedir encarecidamente al doctor Sarukhán, al Secretario, a su gente, que se aboquen de inmediato a determinar este dato.

Hay cifras que revelan una deforestación promedio de 300, 300 y pico mil hectáreas por año, hay otros datos más sensacionalistas, quizá algunos y quizá no, que hablan de millón de hectáreas por año; el hecho es que necesitamos el dato exacto.

Por lo pronto, el Gobierno mexicano ya está trabajando para recuperar lo antes posible las hectáreas ya deforestadas o perdidas, este año en programas de mi Gobierno estamos llegando y llegaremos con toda seguridad a la meta de más de 500 mil hectáreas con nueva superficie forestal, sea a través de silvicultura, sea a través de reforestación o de conservación de suelo, pero esa información me interesa mucho.

Me interesa mucho también, se lo pido aquí, a la Comisión Nacional de Biodiversidad, por ejemplo, un dato digitalizado, un mapeo de los caudales que inundan la Cuenca del Río Pánuco, por ejemplo, las viviendas que están inundadas ahora en Veracruz, en el norte de Veracruz y en el sur de Tamaulipas para determinar el potencial de futuras inundaciones.

Las inundaciones que provoca el Río Tulancingo en el Estado de Hidalgo, por ejemplo, el potencial de reubicación de viviendas, etcétera, etcétera.

Yo soy realmente alguien muy, muy interesado en la maravilla que la técnica nos puede aportar en todos estos datos.

Por ejemplo, me interesa mucho el saber cuál es ahora la capa de manglar que ha sido dañada en el país y cuál finalmente es el inventario de manglar que ahora tenemos.

Por qué razón, porque necesitamos congeniar el desarrollo económico y turístico del país con la preservación del medio ambiente, y lo mejor es que tengamos datos precisos que nos permitan poner en marcha políticas públicas que preserven el medio ambiente y, al mismo tiempo, promuevan el desarrollo turístico y de playa que es tan, tan importante para México y, particularmente, para el Estado de Quintana Roo.

Déjenme decirles, además, que desde hace tiempo en la casa de todos ustedes, en la Ciudad de México, en el antecomedor, donde desayunamos y merendamos con los hijos, donde tenemos en lugar de un cuadro o una litografía, tenemos enmarcado un gran mapa de México, de la Comisión Nacional de Biodiversidad, que es el mapa que ustedes tienen ahí en medio y abajo, se puede obtener, no sé si lo vendan aquí también.

Si se vende o no se vende aquí. ¿Lo pueden bajar por Internet?

Bueno, en primer lugar va a estar complicado, pero yo invito los mapas, si los tienen aquí se los vamos a regalar, además de unos arbolitos.

No sé si haya aquí, me parece que no hay, pues qué lástima, pero yo se los consigo y me dejan sus datos y se los mando.

Pero es un mapa hermoso, no sólo porque nuestro país sea hermoso, la verdad México tiene una enorme belleza en su contorno y en su orografía, sino también nos da una idea muy clara de cómo es México en realidad.

Y ustedes pueden ver en el mapa, en toda la Península de Yucatán, y hasta Tabasco y Chiapas, la selva y la selva baja, por ejemplo; pueden ver las grandes cordilleras, la Sierra Madre Oriental, la Sierra Madre Occidental, el Eje Volcánico que atraviesa al Estado de Michoacán; por ahí en la gráficas ven, no alcanzo a ver yo, pero ahí está, no me lo explicó el doctor, pero sé, me imagino que es el Volcán de Colima y la zona de Colima-Manzanillo y, también en el mapa pueden ver con un poco de detalle la mancha gris, que en el mapa del lado derecho, se ve que es la Ciudad de México.

Así que, realmente es una labor asombrosa la capacidad tecnológica que con muy pocos recursos pero con enorme talento y más amor a México, la Comisión Nacional de Biodiversidad ha puesto aquí al servicio del país.

Estoy convencido de que debemos apoyar y aún más estos esfuerzos en beneficio de México.

Sin lugar a dudas, amigas y amigos, el cambio climático es hoy uno de los principales retos que enfrenta la humanidad, es más, es la mayor amenaza a la supervivencia de la especie.

Todas las naciones estamos viendo y padeciendo sus efectos: sequías como las que se generan ahora en Australia y que han exacerbado aún la escasez de trigo y en consecuencia el encarecimiento de su precio.

Inundaciones como las que nosotros estamos viviendo en el norte de Veracruz; está generando cambios y avances de la desertificación, por ejemplo en Aguascalientes y en Zacatecas y a la vez lluvias torrenciales que como consecuencia de la erosión también están arrastrando y desgajando los montes, como en el Estado de Chiapas, con lo cual provoca enormes catástrofes, cada vez que hay un fenómeno de lluvias torrenciales.

Han incrementado, por supuesto, la fuerza de los huracanes; una hipótesis muy sustentada afirma que, precisamente, el aumento en el promedio de la temperatura del Mar Caribe, acelera la formación y gravedad de los huracanes y, evidentemente ustedes han sufrido mucho más este impacto.

Ustedes amigos lo saben muy bien; hace poco más de un mes vivieron el embate el Huracán Dean, vivieron hace dos años el del Wilma y antes el del Gilberto y evidentemente que conocen perfectamente las implicaciones que el cambio climático a final de cuentas está haciendo en su calidad de vida.

Afortunadamente, como ya lo dijo el Gobernador, y agradezco mucho sus palabras, la sociedad y los tres órdenes de Gobierno estamos actuando con medias preventivas que nos permiten minimizar los daños y que en el caso del Estado de Quintana Roo a pesar de la gravedad del huracán tuvimos un saldo blanco en cuanto a vidas humanas.

Yo felicito, además, a los habitantes de Chetumal porque demostraron una vez más su gran capacidad de prevención y de autoprotección.

Chetumal está en pie, Chetumal está en pie y eso me alegra, está en pie gracias a la acción decidida y valiente, solidaria de todos sus habitantes.

Por lo que a nosotros toca, al Gobierno Federal y a sus dependencias, junto con el gobierno estatal y los municipales estamos y seguiremos actuando para contribuir a que Chetumal, los municipios del Estado de Quintana Roo y el estado mismo se recuperen lo más pronto posible.

Quiero informales que el Gobierno Federal ha destinado más de 500 millones de pesos para la reconstrucción de más de 14 mil viviendas en el Estado de Quintana Roo que fueron dañadas total o parcialmente durante el paso del huracán y que están sirviendo, precisamente, para que muchos quintanarroenses que se vieron afectados en su hábitat puedan recuperar un espacio digno para vivir.

El Gobierno Federal, además, es consciente de que muchas familias no solamente sufrieron daños en sus casas, sino que además perdieron gran parte de sus propiedades, concretamente enseres domésticos y por eso además la Secretaría de Desarrollo Social, a través del Programa Hábitat va a entregar a mil 100 familias de las localidades de Mahajual, de Bacalar, de Buenavista, de Limones y de aquí de Othón P. Blanco, algunas de ellas, vales para poder canjearse por enseres menores y por menaje de casa.

Amigas y amigos:

La lección que nos dejan los desastres naturales es cada vez más clara, todos podemos tener un compromiso en la lucha contra el cambio climático y mi Gobierno está actuando con medidas concretas para que México ponga de su parte.

Somos un país en desarrollo que ha decidido abandonar la idea de que los países subdesarrollados no tenemos responsabilidad ni tenemos por qué aplicarnos a la solución del calentamiento global.

Primero: Hemos asumido un firme compromiso por reducir las emisiones de carbono.

Somos el único país en desarrollo que ya ha presentado tres reportes nacionales sobre emisiones de gases con efecto invernadero.

Segundo: Hemos puesto en marcha una Estrategia Nacional de Cambio Climático que identifica posibilidades para reducir los gases de efecto invernadero en el transporte, la industria, la agricultura, la vivienda y, además, tiene planes para generar la energía a partir de fuentes alternativas, como el aire o el sol.

A propósito, por cierto de esta antena que hoy formalmente inauguramos, por lo que me explicó el doctor, quizá es posible medir sobre el país la fuerza y la potencia de la velocidad de los vientos, con lo cual quizá pudiéramos detectar más oportunamente el potencial de energía eólica que tiene México, que es uno de los países con mayor potencial de energía eólica en el mundo, también, así que es otra tarea que vamos a encargar aquí a este centro.

Tercero: Como parte de esta estrategia también estamos decididos a preservar y a recuperar nuestra capa forestal, lo que hemos llamado la Agenda Verde.

Hemos puesto en marcha programas como PROÁRBOL, que buscan armonizar el desarrollo social con la preservación del medio ambiente, es decir, no sólo preservar el ambiente, sino además darle ingreso a la gente que vive en esa zona para derrotar la pobreza.

Por eso estamos haciendo pagos de servicios ambientales.

En este año de 2007, como he dicho insistentemente, si la meta de las Naciones Unidas es sembrar mil millones de árboles en el mundo, nosotros hemos asumido el compromiso de plantar 250 millones de árboles, es decir, la cuarta parte de la meta mundial.

Y me da mucho gusto informarles, quintanarroenses, que a la fecha llevamos ya plantados más de 180 millones de árboles en México este año, y espero que lleguemos a la meta de 250 millones.

Cuarto: Vamos a reenfocar también el PROÁRBOL para que su alcance también pueda orientarse a mitigar daños catastróficos en el medio ambiente.

Concretamente ya estamos redireccionando apoyos por más de 80 millones de pesos para apoyar a los silvicultores, particularmente de caoba de la región de Quintana Roo, de aquí de Othón P. Blanco, de Campeche, para empezar a sacar las maderas derribadas que son un peligro exponencial para incendios en la próxima temporada de secas, para abrir caminos y brechas contra fuego, para hacer la limpieza de la selvas y para reducir el riesgo de incendios.

Quiero comentarles, además, amigos, que como el quinto punto, estamos revisando ya las reglas del Fondo de Desastres, el FONDEN, para orientarlas y permitir que no sólo haya posibilidad de financiar brechas preventivas contra fuego, sino que también el FONDEN pueda financiar la limpieza de selvas y bosques a partir del derribe de madera seca.

Quinto, por cierto en este punto estoy seguro que con el Gobernador del estado, con los alcaldes, la alcaldesa podemos hacer un solo frente para limpiar los árboles derribados por Dean y que Quintana Roo no sufra el próximo año la peor catástrofe en materia de incendios, porque por desgracia, a pesar de nuestro esfuerzo, el daño del Huracán Dean sobre la zona selvática de Quintana Roo y de la Península de Yucatán es general, fue incluso mayor al daño infringido por el Huracán Wilma o al daño infringido por el Huracán Gilberto.

De manera tal que perdimos mucha selva y tenemos más que perder si permitimos que la madera permanezca ahí y sobrevengan los incendios.

Así que tendremos que trabajar, trabajar pronto, yo lo le que puedo decir a los quintanarroenses es que cuentan con el Gobierno Federal.

Sexto punto: México ha propuesto y propondrá formalmente muy pronto, el construir un fondo multinacional asociado al Protocolo de Kyoto que permita combatir el cambio climático, un fondo donde cada país tendrá que aportar en función de sus capacidades económicas, en función de sus propias emisiones, en función de sus propias circunstancias.

Y a la vez cada país podrá tomar de ese fondo para financiar proyectos de Agenda Gris, es decir, de cambio en el uso energético y de Agenda Verde, para sostener y cubrir la tapa forestal; y que esta propuesta de México ya ha sido secundada, incluso, en los primeros días de su formulación que fue la semana pasada en el marco de la reunión con el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon; por Japón y por Suecia en este esquema.

Y séptimo, y finalmente, amigas y amigos, mi Gobierno también ha tomado un compromiso serio para estimular los proyectos económicos de desarrollo sustentable, por eso, hemos tomado la decisión y he publicado, he mandado publicar un decreto mediante el cual todas las compras de papel del Gobierno Federal, que son miles de millones de pesos, salvo las que por alguna especificación técnica tengan que ser de otra manera, todas las compras de papel del Gobierno Federal tendrán que ser de papel reciclado y de papel proveniente de plantaciones forestales sustentables.

Y lo mismo toda la madera, todos los muebles de madera que compre el Gobierno Federal tendrán que ser muebles provenientes de bosques maderables certificados como sustentables de los silvicultores que estén en orden, etcétera, etcétera.

Yo estoy seguro que, ya platicaremos con la Presidenta Municipal, con el Gobernador, yo creo que es un esquema que puede con voluntad y análisis técnico, también podemos echarlo a andar a nivel estatal y municipal y con ello los beneficiarios serán los productores silvícolas de Quintana Roo, y con ello, además todos los quintanarroenses y los mexicanos al cuidar el medio ambiente.

Amigas y amigos:

Con acciones como éstas, es decir, con hechos concretos mi Gobierno asume un compromiso con la preservación y restauración de nuestro medio ambiente.

Queremos un México limpio, un México orgulloso de su patrimonio natural, de su biodiversidad biológica.

Todos podemos hacer algo para lograr y, entre paréntesis, también al final del evento se van a obsequiar algunos arbolitos para quien se comprometa a plantarlos, a vigilarlos, a regarlos, a verlos crecer, porque estoy convencido de que si los mexicanos nos ponemos de acuerdo y cumplimos cada quien con nuestra parte tendremos un México que nos dure para siempre.

Muchas gracias.

Inicio » Centro de Documentación » Discursos » El Presidente Calderón inaugura una Antena para controlar los cambios en el Medio Ambiente

El Presidente Calderón inaugura una Antena para controlar los cambios en el Medio Ambiente

SALA DE PRENSA PRESIDENCIA. 2 de octubre de 2007. OTHÓN P. BLANCO, Quintana Roo. Discurso del presidente Felipe Calderón Hinojosa, en la Inauguración de la Antena de Recepción de Información Satelital
Muy buenas tardes.
Licenciado Félix González Canto, Gobernador del Estado Quintana Roo.
Magistrada Lizbeth Loy Song Encalada, Presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado.
Licenciada Cora Amalia Castilla Madrid, Presidenta Municipal de Othón P. Blanco.
Doctor Roland Wegener, Embajador de Alemania.
Doctor Michael Schmidt, Jefe de Desarrollo y Aplicaciones del Centro Espacial de Alemania.
Honorables miembros del presídium, señoras y señores:

Hoy damos un paso más en la lucha por el cuidado y la protección de nuestros recursos naturales.

Me alegra mucho estar aquí en Chetumal y particularmente en el Colegio de la Frontera Sur para inaugurar formalmente después de su etapa de prueba las operaciones de una antena de alta resolución que nos permitirá obtener imágenes captadas por satélites, con la finalidad de detectar y visualizar los cambios que sufre el medio ambiente en nuestro país.

Con esta nueva tecnología se abren grandes posibilidades para la ciencia en México y se refuerza la capacidad de nuestra Nación para atender con mayor rapidez los daños en el patrimonio natural del país.

El proyecto de la antena de alta resolución es producto, como ya se dijo, de la cooperación entre el Centro Aeroespacial de Alemania y el Gobierno de México, a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

El proyecto se enmarca en el Memorándum de Entendimiento para la Obtención y Utilización de Información de Monitoreo Remoto en México, que se firmó en el año 2005 entre ambas naciones.

El Centro Aeroespacial de Alemania aporta el uso de la antena y nuestro país asume la operación del sistema, como ya dijo aquí el doctor Sarukhán; importantes diseños programáticos y el software que se utiliza en la antena, no sólo han sido diseñados por ingenieros mexicanos, sino que incluso ha sido exportado su uso a otras naciones, incluyendo a Alemania misma.

Éste es un proyecto que muestra las bondades de la cooperación científica y tecnológica entre México y Alemania, pero también la enorme capacidad de los mexicanos.

Esta antena es la de mayor calidad y capacidad en su tipo en el país, es también la de mayor alcance en toda Latinoamérica junto a la de Sao Paulo, en Sao José dos Campos, en el Estado de Sao Paulo en Brasil.

Y la información satelital que capture estará disponible para todas las dependencias de la Administración Pública y para todas las universidades y centros de investigación nacionales.

Ello consiste en información detallada sobre nuestra orografía y vegetación, en cambios en el medio ambiente y en las condiciones meteorológicas, en alteraciones en bosques y selvas, así como daños en manglares y arrecifes, en ubicación de derrames petroleros, en detección de los lugares del territorio nacional en que está ocurriendo un mayor calentamiento con motivo del cambio climático.

Toda esta información nos permitirá atender con mayor velocidad desastres naturales, como son los incendios forestales y evaluar sus daños; mitigar con mayor eficacia los cambios paulatinos que están ocurriendo en el medio ambiente; elaborar planes de manejo de bosques y recursos; mejorar la investigación en agricultura, silvicultura, geología, hidrología, cartografía, oceanográfica, mapeo de uso de suelo, entre otros campos.

Ahí particularmente me interesa mucho la información detallada sobre la tasa de deforestación que tiene el país, y le voy a pedir encarecidamente al doctor Sarukhán, al Secretario, a su gente, que se aboquen de inmediato a determinar este dato.

Hay cifras que revelan una deforestación promedio de 300, 300 y pico mil hectáreas por año, hay otros datos más sensacionalistas, quizá algunos y quizá no, que hablan de millón de hectáreas por año; el hecho es que necesitamos el dato exacto.

Por lo pronto, el Gobierno mexicano ya está trabajando para recuperar lo antes posible las hectáreas ya deforestadas o perdidas, este año en programas de mi Gobierno estamos llegando y llegaremos con toda seguridad a la meta de más de 500 mil hectáreas con nueva superficie forestal, sea a través de silvicultura, sea a través de reforestación o de conservación de suelo, pero esa información me interesa mucho.

Me interesa mucho también, se lo pido aquí, a la Comisión Nacional de Biodiversidad, por ejemplo, un dato digitalizado, un mapeo de los caudales que inundan la Cuenca del Río Pánuco, por ejemplo, las viviendas que están inundadas ahora en Veracruz, en el norte de Veracruz y en el sur de Tamaulipas para determinar el potencial de futuras inundaciones.

Las inundaciones que provoca el Río Tulancingo en el Estado de Hidalgo, por ejemplo, el potencial de reubicación de viviendas, etcétera, etcétera.

Yo soy realmente alguien muy, muy interesado en la maravilla que la técnica nos puede aportar en todos estos datos.

Por ejemplo, me interesa mucho el saber cuál es ahora la capa de manglar que ha sido dañada en el país y cuál finalmente es el inventario de manglar que ahora tenemos.

Por qué razón, porque necesitamos congeniar el desarrollo económico y turístico del país con la preservación del medio ambiente, y lo mejor es que tengamos datos precisos que nos permitan poner en marcha políticas públicas que preserven el medio ambiente y, al mismo tiempo, promuevan el desarrollo turístico y de playa que es tan, tan importante para México y, particularmente, para el Estado de Quintana Roo.

Déjenme decirles, además, que desde hace tiempo en la casa de todos ustedes, en la Ciudad de México, en el antecomedor, donde desayunamos y merendamos con los hijos, donde tenemos en lugar de un cuadro o una litografía, tenemos enmarcado un gran mapa de México, de la Comisión Nacional de Biodiversidad, que es el mapa que ustedes tienen ahí en medio y abajo, se puede obtener, no sé si lo vendan aquí también.

Si se vende o no se vende aquí. ¿Lo pueden bajar por Internet?

Bueno, en primer lugar va a estar complicado, pero yo invito los mapas, si los tienen aquí se los vamos a regalar, además de unos arbolitos.

No sé si haya aquí, me parece que no hay, pues qué lástima, pero yo se los consigo y me dejan sus datos y se los mando.

Pero es un mapa hermoso, no sólo porque nuestro país sea hermoso, la verdad México tiene una enorme belleza en su contorno y en su orografía, sino también nos da una idea muy clara de cómo es México en realidad.

Y ustedes pueden ver en el mapa, en toda la Península de Yucatán, y hasta Tabasco y Chiapas, la selva y la selva baja, por ejemplo; pueden ver las grandes cordilleras, la Sierra Madre Oriental, la Sierra Madre Occidental, el Eje Volcánico que atraviesa al Estado de Michoacán; por ahí en la gráficas ven, no alcanzo a ver yo, pero ahí está, no me lo explicó el doctor, pero sé, me imagino que es el Volcán de Colima y la zona de Colima-Manzanillo y, también en el mapa pueden ver con un poco de detalle la mancha gris, que en el mapa del lado derecho, se ve que es la Ciudad de México.

Así que, realmente es una labor asombrosa la capacidad tecnológica que con muy pocos recursos pero con enorme talento y más amor a México, la Comisión Nacional de Biodiversidad ha puesto aquí al servicio del país.

Estoy convencido de que debemos apoyar y aún más estos esfuerzos en beneficio de México.

Sin lugar a dudas, amigas y amigos, el cambio climático es hoy uno de los principales retos que enfrenta la humanidad, es más, es la mayor amenaza a la supervivencia de la especie.

Todas las naciones estamos viendo y padeciendo sus efectos: sequías como las que se generan ahora en Australia y que han exacerbado aún la escasez de trigo y en consecuencia el encarecimiento de su precio.

Inundaciones como las que nosotros estamos viviendo en el norte de Veracruz; está generando cambios y avances de la desertificación, por ejemplo en Aguascalientes y en Zacatecas y a la vez lluvias torrenciales que como consecuencia de la erosión también están arrastrando y desgajando los montes, como en el Estado de Chiapas, con lo cual provoca enormes catástrofes, cada vez que hay un fenómeno de lluvias torrenciales.

Han incrementado, por supuesto, la fuerza de los huracanes; una hipótesis muy sustentada afirma que, precisamente, el aumento en el promedio de la temperatura del Mar Caribe, acelera la formación y gravedad de los huracanes y, evidentemente ustedes han sufrido mucho más este impacto.

Ustedes amigos lo saben muy bien; hace poco más de un mes vivieron el embate el Huracán Dean, vivieron hace dos años el del Wilma y antes el del Gilberto y evidentemente que conocen perfectamente las implicaciones que el cambio climático a final de cuentas está haciendo en su calidad de vida.

Afortunadamente, como ya lo dijo el Gobernador, y agradezco mucho sus palabras, la sociedad y los tres órdenes de Gobierno estamos actuando con medias preventivas que nos permiten minimizar los daños y que en el caso del Estado de Quintana Roo a pesar de la gravedad del huracán tuvimos un saldo blanco en cuanto a vidas humanas.

Yo felicito, además, a los habitantes de Chetumal porque demostraron una vez más su gran capacidad de prevención y de autoprotección.

Chetumal está en pie, Chetumal está en pie y eso me alegra, está en pie gracias a la acción decidida y valiente, solidaria de todos sus habitantes.

Por lo que a nosotros toca, al Gobierno Federal y a sus dependencias, junto con el gobierno estatal y los municipales estamos y seguiremos actuando para contribuir a que Chetumal, los municipios del Estado de Quintana Roo y el estado mismo se recuperen lo más pronto posible.

Quiero informales que el Gobierno Federal ha destinado más de 500 millones de pesos para la reconstrucción de más de 14 mil viviendas en el Estado de Quintana Roo que fueron dañadas total o parcialmente durante el paso del huracán y que están sirviendo, precisamente, para que muchos quintanarroenses que se vieron afectados en su hábitat puedan recuperar un espacio digno para vivir.

El Gobierno Federal, además, es consciente de que muchas familias no solamente sufrieron daños en sus casas, sino que además perdieron gran parte de sus propiedades, concretamente enseres domésticos y por eso además la Secretaría de Desarrollo Social, a través del Programa Hábitat va a entregar a mil 100 familias de las localidades de Mahajual, de Bacalar, de Buenavista, de Limones y de aquí de Othón P. Blanco, algunas de ellas, vales para poder canjearse por enseres menores y por menaje de casa.

Amigas y amigos:

La lección que nos dejan los desastres naturales es cada vez más clara, todos podemos tener un compromiso en la lucha contra el cambio climático y mi Gobierno está actuando con medidas concretas para que México ponga de su parte.

Somos un país en desarrollo que ha decidido abandonar la idea de que los países subdesarrollados no tenemos responsabilidad ni tenemos por qué aplicarnos a la solución del calentamiento global.

Primero: Hemos asumido un firme compromiso por reducir las emisiones de carbono.

Somos el único país en desarrollo que ya ha presentado tres reportes nacionales sobre emisiones de gases con efecto invernadero.

Segundo: Hemos puesto en marcha una Estrategia Nacional de Cambio Climático que identifica posibilidades para reducir los gases de efecto invernadero en el transporte, la industria, la agricultura, la vivienda y, además, tiene planes para generar la energía a partir de fuentes alternativas, como el aire o el sol.

A propósito, por cierto de esta antena que hoy formalmente inauguramos, por lo que me explicó el doctor, quizá es posible medir sobre el país la fuerza y la potencia de la velocidad de los vientos, con lo cual quizá pudiéramos detectar más oportunamente el potencial de energía eólica que tiene México, que es uno de los países con mayor potencial de energía eólica en el mundo, también, así que es otra tarea que vamos a encargar aquí a este centro.

Tercero: Como parte de esta estrategia también estamos decididos a preservar y a recuperar nuestra capa forestal, lo que hemos llamado la Agenda Verde.

Hemos puesto en marcha programas como PROÁRBOL, que buscan armonizar el desarrollo social con la preservación del medio ambiente, es decir, no sólo preservar el ambiente, sino además darle ingreso a la gente que vive en esa zona para derrotar la pobreza.

Por eso estamos haciendo pagos de servicios ambientales.

En este año de 2007, como he dicho insistentemente, si la meta de las Naciones Unidas es sembrar mil millones de árboles en el mundo, nosotros hemos asumido el compromiso de plantar 250 millones de árboles, es decir, la cuarta parte de la meta mundial.

Y me da mucho gusto informarles, quintanarroenses, que a la fecha llevamos ya plantados más de 180 millones de árboles en México este año, y espero que lleguemos a la meta de 250 millones.

Cuarto: Vamos a reenfocar también el PROÁRBOL para que su alcance también pueda orientarse a mitigar daños catastróficos en el medio ambiente.

Concretamente ya estamos redireccionando apoyos por más de 80 millones de pesos para apoyar a los silvicultores, particularmente de caoba de la región de Quintana Roo, de aquí de Othón P. Blanco, de Campeche, para empezar a sacar las maderas derribadas que son un peligro exponencial para incendios en la próxima temporada de secas, para abrir caminos y brechas contra fuego, para hacer la limpieza de la selvas y para reducir el riesgo de incendios.

Quiero comentarles, además, amigos, que como el quinto punto, estamos revisando ya las reglas del Fondo de Desastres, el FONDEN, para orientarlas y permitir que no sólo haya posibilidad de financiar brechas preventivas contra fuego, sino que también el FONDEN pueda financiar la limpieza de selvas y bosques a partir del derribe de madera seca.

Quinto, por cierto en este punto estoy seguro que con el Gobernador del estado, con los alcaldes, la alcaldesa podemos hacer un solo frente para limpiar los árboles derribados por Dean y que Quintana Roo no sufra el próximo año la peor catástrofe en materia de incendios, porque por desgracia, a pesar de nuestro esfuerzo, el daño del Huracán Dean sobre la zona selvática de Quintana Roo y de la Península de Yucatán es general, fue incluso mayor al daño infringido por el Huracán Wilma o al daño infringido por el Huracán Gilberto.

De manera tal que perdimos mucha selva y tenemos más que perder si permitimos que la madera permanezca ahí y sobrevengan los incendios.

Así que tendremos que trabajar, trabajar pronto, yo lo le que puedo decir a los quintanarroenses es que cuentan con el Gobierno Federal.

Sexto punto: México ha propuesto y propondrá formalmente muy pronto, el construir un fondo multinacional asociado al Protocolo de Kyoto que permita combatir el cambio climático, un fondo donde cada país tendrá que aportar en función de sus capacidades económicas, en función de sus propias emisiones, en función de sus propias circunstancias.

Y a la vez cada país podrá tomar de ese fondo para financiar proyectos de Agenda Gris, es decir, de cambio en el uso energético y de Agenda Verde, para sostener y cubrir la tapa forestal; y que esta propuesta de México ya ha sido secundada, incluso, en los primeros días de su formulación que fue la semana pasada en el marco de la reunión con el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon; por Japón y por Suecia en este esquema.

Y séptimo, y finalmente, amigas y amigos, mi Gobierno también ha tomado un compromiso serio para estimular los proyectos económicos de desarrollo sustentable, por eso, hemos tomado la decisión y he publicado, he mandado publicar un decreto mediante el cual todas las compras de papel del Gobierno Federal, que son miles de millones de pesos, salvo las que por alguna especificación técnica tengan que ser de otra manera, todas las compras de papel del Gobierno Federal tendrán que ser de papel reciclado y de papel proveniente de plantaciones forestales sustentables.

Y lo mismo toda la madera, todos los muebles de madera que compre el Gobierno Federal tendrán que ser muebles provenientes de bosques maderables certificados como sustentables de los silvicultores que estén en orden, etcétera, etcétera.

Yo estoy seguro que, ya platicaremos con la Presidenta Municipal, con el Gobernador, yo creo que es un esquema que puede con voluntad y análisis técnico, también podemos echarlo a andar a nivel estatal y municipal y con ello los beneficiarios serán los productores silvícolas de Quintana Roo, y con ello, además todos los quintanarroenses y los mexicanos al cuidar el medio ambiente.

Amigas y amigos:

Con acciones como éstas, es decir, con hechos concretos mi Gobierno asume un compromiso con la preservación y restauración de nuestro medio ambiente.

Queremos un México limpio, un México orgulloso de su patrimonio natural, de su biodiversidad biológica.

Todos podemos hacer algo para lograr y, entre paréntesis, también al final del evento se van a obsequiar algunos arbolitos para quien se comprometa a plantarlos, a vigilarlos, a regarlos, a verlos crecer, porque estoy convencido de que si los mexicanos nos ponemos de acuerdo y cumplimos cada quien con nuestra parte tendremos un México que nos dure para siempre.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *