miércoles , 20 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Nacionales » El reto de la política social es lograr que un mayor número de población salga de la pobreza: Coneval

El reto de la política social es lograr que un mayor número de población salga de la pobreza: Coneval

COMUNICACIÓN SOCIAL CÁMARA DE DIPUTADOS.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Social, Prado de los Santos, propone transparentar los programas de bienestar.

La Comisión de Desarrollo Social, que preside el diputado Miguel Prado de los Santos (Morena), se reunió con el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), José Nabor Cruz Marcelo, quien mencionó que el mayor reto es transitar progresivamente a un mayor número de población que sea considerada no pobre y no vulnerable.

El funcionario señaló que el número de personas en situación de pobreza pasó de 49.4 millones en 2008 a 52.4 millones en 2018; es decir, hoy más del 40 por ciento de la población está en el rango de pobreza.

Apuntó que en cuanto a los habitantes que se encuentran en situación de pobreza extrema, sí existe una reducción, toda vez que se pasó de 12.3 millones en 2008 a 9.3 millones en 2018, lo cual representa una reducción de prácticamente tres millones.

Detalló que en materia de rezago educativo, si bien ha habido reducción en términos porcentuales, el dato duro es que 21.1 millones de personas aún manifiestan esta precariedad.

Respecto del acceso a los servicios de salud, se reporta una reducción, pues en diez años se transitó de 42.8 millones a 20.2. Asimismo, subrayó que en seguridad social aún existen 71.7 millones de habitantes que no cuentan con esta prestación.

Por su parte, en el ramo de carencia por calidad y espacios de la vivienda, el número en términos porcentuales es de 11.1 por ciento, lo que representa a 13.8 millones de mexicanos. “Evidentemente, agregó, se debe diseñar una política social que subsane esta necesidad sobre todo en las localidades rurales y más alejadas de los centros urbanos o de las grandes periferias a nivel estatal”.

Cruz Marcelo indicó que la carencia por acceso a los servicios básicos de la vivienda no es en sólo lo relativo al agua potable, luz eléctrica, drenaje y cocina con gas LP, o algún otro elemento que pueda coadyuvar a una mejora en el tema de cocción de alimentos.

En este sentido, destacó que 24.7 millones de ciudadanos han reportado esta carencia, lo cual implica también un reto relevante para el Estado, pues ello contribuye a mejorar las condiciones de vida. Expuso que en carencia de acceso a la alimentación hay 25.5 millones que tiene problemas en esta materia.

Expuso que 21 millones de personas obtienen un ingreso promedio mensual por debajo del valor monetario de la canasta alimentaria, lo que exhibe fuertemente la evolución a la baja del ingreso, sobre todo de las familias más pobres.

“El ingreso mensual para las áreas urbanas es de tres mil pesos mensuales, mientras que para las regiones rurales es de mil 946 pesos. Con esta línea hemos encontramos que 61.1 millones de ciudadanos poseen ingresos por debajo de este valor monetario”.

En relación al total de mexicanas y mexicanos que se pueden considerar no pobre y no vulnerable pasó del 18.7 por ciento en el 2008 al 21.9 por ciento en el 2018.

El titular del Coneval expresó que desafortunadamente Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz exhiben porcentajes de población con niveles de situación de pobreza por arriba del 70 por ciento; el resto de la población de las primeras tres entidades se encuentran en pobreza extrema.

En contraste, destacó que en entidades de la franja norte del país más del 50 por ciento de habitantes se puede considerar como no pobre y no vulnerable.

Sostuvo que la población indígena del país tiene una pobreza de 74.9 por ciento contra un 39.4 por ciento de la no indígena. Además, del total de los integrantes de las zonas originarias un 35.6 por ciento reporta pobreza extrema en el 2018.

El presidente de esta instancia legislativa, diputado Miguel Prado, pidió la colaboración del Coneval para hacer una transformación del país, a fin de realizar políticas públicas que permitan transparentar los programas sociales orientados al bienestar de la ciudadanía.

Para ello, el legislador propuso realizar una convocatoria general de especialistas y representantes federales a fin de analizar la manera de otorgar al Coneval las herramientas necesarias para que trabajen de la mano con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y tener mejores evaluaciones que ayuden al Congreso a mejorar la legislación en las diversas áreas de estudio.

La diputada Leticia Arlett Aguilar Molina (Morena) afirmó que los números respecto a la situación de pobreza en Chiapas no reflejan su realidad; además dicen que la entidad no produce nada y no consideran la energía eléctrica, agricultura, minerales, petróleo, ganadería. “Todo produce, menos dinero y salud”. Destacó que Coneval es fundamental en las estadísticas, porque puede ayudar a que la federación voltee hacia el estado y cambiar el presupuesto para reducir la pobreza y marginación.

El diputado Lucio Ernesto Palacios Cordero (Morena) destacó la importancia de contar con una visión de largo alcance, porque los datos presentados reflejan el fracaso de la política económica, “inhumana” de otros gobiernos. Dijo que en el tema de “carencia en salud, se registró un avance, pero se midió a partir de una incorporación masiva al Seguro Popular y eso no implica que se haya resuelto el derecho a la salud de la población”. Llamó a tomar con reserva las estadísticas “porque la realidad nos está reventando en la cara y los avances que dicen no se sostienen con la realidad”.

A su vez, el diputado Miguel Ángel Jáuregui Montes de Oca (Morena) consideró que la medición de la política social ha sido sesgada y se han implementado cambios en la metodología para evaluarla. Por ello preguntó en qué sentido se modifican las estadísticas, números y gráficas para demostrar que “durante muchos años se maquillaron las realidades tan dolorosas que vivimos en nuestro país”.

En su participación, el diputado Juan Pablo Sánchez Rodríguez (Morena), señaló que la independencia del consejo será crucial para que los legisladores tengan una idea clara de la situación de pobreza en la que se encuentra el país, y a partir de eso, saber legislar para erradicar esa problemática. Desde esta Cámara se defendió la no desaparición del Coneval. “Los cambios siempre son buenos, pero no queremos datos maquillados”, señaló.

La diputada María Chávez Pérez (Morena) precisó que es necesario realizar trabajos conjuntos y evaluar los datos que se proporcionan para saber si se avanza o si hay retroceso. “Nos preocupa que no haya medicinas en los hospitales, que la educación esté colapsada y nos den cifras alentadoras que no se reflejen con la realidad. Si el Coneval dice que tenemos que redireccionar las políticas, tendremos que hacerlo”, mencionó.

El diputado Víctor Gabriel Varela López (Morena) refirió que en 10 años disminuyeron tres millones pobres y que a ese ritmo se necesitarían 40 años para abatir totalmente la pobreza; sin embargo, en la proporción que el país crece demográficamente esto sería imposible. Con estos resultados interpretamos que la política social y económica no dan resultados positivos.

“Eso nos indica que la política social no sirve. La desigualdad de Chiapas comparada con Nuevo León nos dice que ha crecido la pobreza y no la ha mitigado la política social. Entre mejor se haga la medición de la pobreza y de las carencias nosotros podemos reorientar mejor el gasto. En el sector salud llega antes el deceso que la cura. Lo importante es que las estadísticas avancen y sean congruentes con lo que se ve, hay que revisar esos indicadores”, afirmó.

Por el Partido del Trabajo, la diputada Ana Karina Rojo Pimentel indicó que se requiere alimentación, salud y educación para que el país camine correctamente; sin embargo, se ha ensuciado con malas prácticas dejando de lado estos temas. El Seguro Popular no cubría las necesidades de los ciudadanos y la educación se ha privatizado. Queremos que los tres órdenes de gobierno trabajen en conjunto para atender estos temas; en tres años no lo vamos a lograr, pero los diputados tenemos que construir las condiciones para que suceda.

La diputada Anita Sánchez Castro (Morena) exhortó a los titulares del Coneval a exponer sus consideraciones hacia el Legislativo para enriquecer, fortalecer y ampliar el trabajo del organismo y garantizar que los trabajos de evaluación mejoren la calidad de vida de los mexicanos.

Al responder, Agustín Escobar Latapí, consejero académico de este organismo aclaró que el Coneval no produce información para la medición de la pobreza, sino que ésta se basa en encuestas del Inegi y la medición se basa en la ley. Agregó que se ha creado un sistema paralelo para calcular el acceso efectivo a la salud con calidad.

El consejero John Scott Andretta dijo que la función del Coneval es generar información objetiva de la mejor calidad posible. Señaló que una de las funciones y usos de los datos es para saber cómo se canalizan recursos a necesidades urgentes, dónde están las prioridades en materia de programas de lucha contra la pobreza, y si esos recursos tienen el impacto adecuado.

Fernando Alberto Cortés Cáceres, también consejero del Coneval, afirmó que entre 2008 y 2018 el número de personas pobres aumentó en Chiapas en un millón y medio, cuando en el país hubo tres millones. Respecto a la evolución de la desigualdad, apuntó que “para poder hacer mediciones se debe construir con Inegi un modelo estadístico que garantice la comparabilidad en la medición de pobreza y ese modelo implica estimaciones en la variable de ingreso”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *