sábado , 19 septiembre 2020
Inicio » Noticias » Estatales » El tomate sinaloense abre nuevas fronteras mundiales

El tomate sinaloense abre nuevas fronteras mundiales

Leticia López. Debate…

Mazatlán, Sinaloa.- Con un valor de mil 800 millones de dólares por exportar el tomate a Estados Unidos y Canadá, Sinaloa se ha ganado la dote de la capital de México en producción y una de la más importante en Latinoamérica.

México aporta ahora el 30 por ciento de la producción alimentaria, pero la visión sexenal es hacerlo crecer a mercados de Asia como China y Holanda.

En el marco del Octavo Congreso Internacional del Tomate, se instalaron 112 stand de proveedores de países como Guatemala, Colombia, República Dominicana, Chile, Brasil, España, Estados Unidos, Canadá e Israel, así como de diversos estados de la República Mexicana.

Homero Ontiveros, coordinador del evento, resaltó que se escogió como sede a la capital del tomate en México, precisamente para reconocer a la entidad a nivel global.

El secretario de Sagarpa, Juan Nicasio Guerra Ochoa, mencionó que el tomate de Sinaloa compite con los más fuertes productores y por ello se buscarán las alianzas tecnológicas con otros países.

Nivel de asistencia. En el evento participan productores de la cadena productiva, desde los que venden semillas, los de invernaderos, sustratos, agroquímicos, fertilizantes y los comercializadores, y es la primera vez que se reúnen en Mazatlán.

Lo que pretende el congreso es analizar 10 por ciento del acuerdo resolutorio del dumping del tomate y cómo a raíz de esto pueden abrir nuevas fronteras la producción del tomate, explicó Juan Carlos García, coordinador del congreso.

Entre los paneles que sobresalen en la reunión están 14 talleres y conferencias técnicas sobre la producción en invernadero e intercambio de tecnología, apto para todos los que forman el engranaje de la industria líder.

Interés. En Mazatlán están puestos los focos de inversionistas de la industria productora, como la empresa de geomembrana colombiana recién instalada, aprovechando la supercarreretera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *