lunes , 21 septiembre 2020
Inicio » Noticias » Estatales » Baja California » El valle de San Quintín, saturado de producto

El valle de San Quintín, saturado de producto

JULIETA MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL. TIJUANA, BC.— El gobierno de Baja California expresó su preocupación por las presiones que enfrenta el tomate mexicano en Estados Unidos, y señaló que el valle de San Quintín, en el sur de Ensenada, se encuentra en plena temporada de producción y urge sacar la cosecha al mercado estadounidense.

Si se prolonga una alerta sanitaria emitida por la Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para que no se consuman las variedades de tomate bola y roma, los productores mexicanos tendrán graves problemas laborales y financieros, dijo el secretario de Fomento Agropecuario de Baja California, Antonio Rodríguez Hernández.

Señaló que en el valle de San Quintín “los campos de cultivo están teñidos de rojo y las bodegas están saturadas de cajas del producto que nadie compra”. Después de Sinaloa, cuyo ciclo de exportaciones a Estados Unidos terminó en abril, Baja California ocupa el segundo lugar con 30% de la producción nacional, con un valor de 150 millones de dólares, en el valle de San Quintín, que da empleo a 35 mil jornaleros agrícolas.

Dijo que el gobierno estatal trabaja en coordinación con el federal para lograr que las autoridades de la FDA consideren la sanidad del producto y que está libre de salmonela.

En entrevista, argumentó que el estado de Baja California ya fue liberado de la alerta de salmonelosis por la FDA, lo que se planteará como argumento ante el gobierno de Washington.

Al respecto, dio a conocer que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) participaron en los muestreos junto con laboratorios certificados por el vecino país, así que no debe de haber argumentos para no levantar la alerta, insistió.

Por otra parte, recordó que no es la primera ocasión que ocurre una situación como la actual y los cultivos de melón, cebollín y fresa habían sido condicionados por autoridades estadounidenses.

El funcionario detalló que Baja California exporta diariamente unas 150 mil cajas a Estados Unidos, pero des-de que inició la crisis dejaron de comercializarse porque nadie compra el producto mexicano.

A pesar de ello, declaró que al momento no se ha detenido el trabajo en el campo, en donde se sigue levantando la producción.

Por su parte, el director estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios de la Secretaría de Salud, Ricardo Zamarrón Guevara, sostuvo que el tomate que se produce en Baja California está totalmente libre de salmonelosis o cualquier contaminante y aun así su comercialización está en riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *