martes , 19 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Nacionales » El valor del pan en México

El valor del pan en México

COMUNICADO DE PRENSA TRADEX.

El Estado de México es la entidad en la que más se consume pan en nuestro país.

Harina, levadura, agua, sal y azúcar son los ingredientes básicos para hacer pan.

El consumo per cápita de pan en México es de 33.5 kg al año.

CIUDAD DE MÉXICO. El pan empieza a cocinar su historia en México en el siglo XVI con la llegada de los españoles. Fue España quien introdujo el trigo en América Latina y enseñó los procesos para transformarlo en alimento.

Es un mito que el pan engorda. Una rebanada de pan contiene aproximadamente un gramo de grasa y alrededor de 72 kilocalorías; aporta vitaminas y minerales, proteínas, fibra, antioxidantes. El pan se elabora a base de harina de trigo, ingrediente principal que contiene proteínas y almidones; levadura, que aumenta la acides de la masa; agua para disolver todos los ingredientes; azúcar y sal que proporcionan color, sabor y aroma.

El pan es un alimento bastante popular en México, el Estado de México, Veracruz, Puebla, Oaxaca, Ciudad de México, Sonora y Michoacán concentran más de la mitad de las industrias panificadoras. De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Panificadora los mexicanos consumen 33.5 kg de pan al año.

“Por su extensión geográfica y su densidad de población es el Estado de México, quien consume mayor cantidad de pan, sin embargo existen estados de la república mexicana, como Puebla y Tlaxcala donde el consumo de pan es elevado en relación a los demás estados del país”, expresó Santiago Paz, consultor de panaderías y pastelerías.

Aunque el pan tiene sus orígenes en Europa, México ha producido sus propios estilos. Entre ellos resaltan el bolillo y la telera, clásicos panes mexicanos que se incluyen en platillos típicos como las tortas ahogadas, las guajolotas y los pambazos.

Existen otros estilos de pan a lo largo de la república mexicana, como el “pan de mujer” originario de Sinaloa y llamado así porque no lleva huevo en su elaboración; este estado también ofrece el “mestiza”, un pan que combina dos harinas con un toque de anís.

“El pan de pan es una costumbre de la panadería típica tamaulipeca, consiste principalmente en recortes de pan blanco de caja, la receta de pan de pan es cocinada por muchas amas de casa y panaderos de Matamoros. Es una receta muy económica y nutritiva”, explica Santiago Paz.

En Morelos se prepara pan de agua; en Oaxaca de yema; en Chiapas el marquesote, que incluye en su preparación pinol, azúcar y huevos; y a Guanajuato se le atribuye el tradicional pan de pueblo, el único de los que hemos mencionado hasta ahora que incluye leche en su elaboración.

“La cocina poblana es variada y comparte con otras gastronomías mexicanas el mestizaje de elementos indígenas, españoles y asiáticos, producto de la historia del país. En consecuencia, la ciudad de Puebla fue famosa no solo por su cerámica, sino por la variedad de los panes. La cemita es hermana de la torta (inglesa), prima cercana del pambazo (francés), parienta lejana del paste y del emparedado y precursora histórica de las tortas gigantes que hoy se venden” comenta Paz.

Un estado que no figura en las listas de mayores consumidores y productores es Guerrero, sin embargo la región de Costa Chica cuenta con una gran variedad gastronómica. De ahí proviene la “empanochada”, bollos aplanados elaborados a base de piloncillo, harina y manteca. Las tradicionales hojaldras también deben su existencia a este estado, al igual que el pan de huevo.

Del 30 de agosto al 1 de septiembre de 2018 encuentra en Gourmet Show pan artesanal, quesos, vinos y licores, carnes, pescados y mariscos, charcutería, aceites y vinagres, chocolate, conservas, mermeladas y productos orgánicos y todos los accesorios e ingredientes esenciales para la cocina gourmet.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *